Fiscal General Schneiderman Saca Peligrosos Camiones De Ups De Las Calles De Nueva York; Asegura 1.3 Millones En Acuerdo

Acuerdo cambia los métodos de inspección de UPS, luego de que mecánicos aprobaran camiones en decadencia
Schneiderman: UPS puso en peligro al público al mantener, con conocimiento, camiones peligrosos en servicio

SYRACUSE, NUEVA YORK- El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy un acuerdo de $ 1.3 millones con United Parcel Service, Inc. (UPS), resolviendo alegaciones de que, a sabiendas, permitieron que camiones de entrega de paquetes con serios problemas fueran utilizados y operados por los empleados de UPS a través del Estado de Nueva York.

La investigación de la Fiscalía General determinó que UPS estaba inspeccionando y pasando sus propios camiones a pesar de su mal estado. Según el acuerdo, UPS pagó $ 1.3 millones en sanciones, multas y gastos y consintió en que un inspector independiente de la conduzca una inspecciones de vehículos del Estado de Nueva York a los camiones de UPS en el servicio dentro de Nueva York por los próximos cinco años.

"A sabiendas, UPS puso en peligro no sólo la vida de sus empleados, sino la vida de los demás conductores," dijo el Fiscal General Schneiderman. "Al mantener estos camiones pudriéndose y en decadencia en las carreteras, UPS era un accidente esperando suceder y esta oficina tiene cero tolerancia para cualquiera que a sabiéndolo se convierta en un serio y significativo riesgo para los neoyorquinos”.

El acuerdo de hoy resulto de una investigación que comenzó en el Norte del Estado, pero rápidamente revelo ser un problema en todo el estado. Un mecánico de UPS informó a la Oficina del Fiscal General (OAG, por sus siglas en inglés), que a pesar de haber removido personalmente cuatro camiones de entrega de paquetes de servicio en las instalaciones de Watertown, Nueva York en marzo de 2006, porque todos tenían estructuras agrietadas, UPS permitió a los camiones permanecer en servicio sin ser reparados.

UPS tenía un procedimiento interno para la evaluación anual y la revisión de su flota de camiones denominada Proceso Anual de Retiro de Vehículos, así como la capacidad de certificar la seguridad de su flota, pero no cumplieron con esas normas de seguridad. A través de este proceso, UPS determinaba cual, si alguno, de sus camiones debía ser retirado del servicio y eliminarse debido a una serie de factores, incluyendo la edad del camión, sus condiciones y la lectura del odómetro. Además, debido al tamaño de su flota de camiones, UPS recibió una licencia del Departamento de Vehículos Motorizados de Nueva York para llevar a cabo inspecciones de vehículos del Estado a sus propios camiones.

La investigación de la Fiscalía General reveló que en el año 2004 por lo menos 23 camiones de reparto fueron identificados por los supervisores de UPS durante el proceso de evaluación como que tenían estructuras “rotas” o “podridas”. Ninguno de estos camiones, sin embargo, fueron sacados de servicio. En cambio, los 23 camiones se mantuvieron en servicio regular y continuo durante meses, y en algunos casos, hasta por dos años. Estos camiones también acumularon un número significativo de millas en el proceso, sin que se hicieran las reparaciones necesarias a las estructuras.

Durante el tiempo que estos camiones fueron mantenidos en servicio, mecánicos de UPS en varias ocasiones llevaron a cabo inspecciones Estatales y Federales certificando las condiciones de seguridad de los vehículos, a pesar de que tenían las estructuras rotas o podridas y de que no debieron pasar la inspección.

La investigación de la Fiscalía General reveló además que en el 2005, 106 camiones de reparto fueron identificados por los supervisores de UPS durante el proceso de evaluación de la ADA como que tenían " estructuras agrietadas" o que "necesitaban reparación completa de marco".

Como parte del acuerdo de hoy, UPS ha pagado el Estado de Nueva York $ 1.3 millones en multas, honorarios y costos. Por los próximos cinco años, UPS se ha comprometido a asumir los gastos de mantener un inspector independiente, que será aprobado previamente por la Fiscalía General, y que llevará a cabo inspecciones de vehículos del Estado de Nueva York a los camiones de UPS en el servicio dentro de Nueva York.

Durante los tres primeros años de este acuerdo, el inspector independiente llevará a cabo inspecciones de todos los camiones de UPS en el servicio dentro de Nueva York. Durante los años cuarto y quinto, el inspector independiente llevará a cabo “chequeos focalizados” de los camiones de UPS en el servicio dentro de Nueva York.

Además, UPS ha acordado cumplir con las leyes estatales y federales que establecen la duración máxima de horas de un chofer conduciendo vehículos de carga de propiedad, el peso máximo y la asegurar la carga.

UPS también ha aceptado sanciones graduales para cualquier violación en el futuro que van desde $500 por la primera violación dentro de un período de un año hasta $10,000 por una cuarta o cualquier violación subsecuente dentro de un período de un año.

La investigación fue realizada por el Fiscal Asistente del Fiscal General Nicolás DeMartino, los investigadores de la Fiscalía General, Andrea Burnham y Thomas Wolf, de la Oficina Regional de Syracuse Syracuse, bajo la supervisión de la Jefa de la Oficina Gail Heatherly.
 

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau