Spanish -AG barred Connecticut business from soliciting donations in NY

Investigación encubierta mostró que agentes de mercadeo telefónico mintieron rutinariamente a los donantes durante llamadas de alta presión; recaudaban fondos a nombre de policías, bomberos y otras agencias de seguridad
Schneiderman: Mi oficina no tolerará la explotación de la generosidad de los neoyorquinos

 

ALBANY - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy que a una empresa de recaudación de fondos de Connecticut y su propietario le ha sido permanentemente prohibido  solicitar contribuciones de caridad en el Estado de Nueva York. En virtud de una orden, firmada en la Corte Suprema en Albany, Stage Door Music Productions, Inc. (Stage Door), con sede en Waterbury, Connecticut, y su propietario, Robert J. Donato, de 53 años, de Middlebury, Connecticut, queda prohibida de solicitar contribuciones caritativas de los residentes y las empresas del estado de Nueva York. Stage Door operaba su principal centro de llamadas en Albany, Nueva York.

Como resultado de un acuerdo con  el Fiscal General, Stage Door fue condenado a pagar al Estado $ 1,2 millones y Donato ha sido condenado a pagar $ 40,000. Stage Door, una empresa de recaudación de fondos de Connecticut, había recaudado más de $11 millones en el Estado de Nueva York desde 2005. Se habían registrado para recaudar fondos desde 1985. Stage Door asumió actividades de recaudación de fondos en Nueva York en nombre de varias organizaciones benéficas, principalmente de organizaciones de seguridad pública, tales como asociaciones de beneficencia y las asociaciones de la policía y bomberos. Ellos usaron campañas telefónicas dirigidas a los residentes de Nueva York y las empresas.

"Este plan fraudulento envolvía a reeducadores manipulando a donantes simpatizantes con el fin de recaudar dinero, no para el bien común, sino por su beneficio económico personal", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Mi oficina no tolerará la explotación de los neoyorquinos generosos y vamos a seguir sacando este tipo de operaciones del mercado, salvaguardando al mismo tiempo la integridad de las donaciones caritativas en todo el estado"

Es ilegal recaudar fondos en el Estado de Nueva York utilizando prácticas engañosas. Cualquier persona que solicita para obras de caridad en Nueva York tiene que, entre otras cosas, proporcionar una descripción clara de los programas y actividades para las que se solicitan donaciones o establecer que dicha información está disponible en la entidad caritativa; revelar el nombre de la empresa de recaudación de fondos; revelar el nombre del individuo que hace el papel de agente de telemercadeo; y divulgar el hecho de que al agente de telemercadeo se le está pagando. Además, los recaudadores de fondos están obligados a registrarse y presentar informes a la oficina del Fiscal General.

En una demanda de 2010, la Oficina del Fiscal General solicitó una orden judicial para prohibir a Stage Door Damas la recaudación de fondos en Nueva York. Según la demanda, Stage Door realizó solicitudes fraudulentas de teléfono para más de 30 organizaciones de seguridad pública ubicadas en todo el estado de Nueva York.

Como parte de la investigación de la Fiscalía General, un investigador encubierto consiguió un trabajo en el Centro de llamadas de Stage Door en Albany, donde fue entrenado para llevar a cabo prácticas fraudulentas y donde observó los empleados hacer declaraciones falsas al público durante las solicitaciones por teléfono.
 
La investigación reveló que a veces los agentes de telemercadeo:

  • No revelaron su estatus profesional, como exige la ley, para hacer parecer que los donantes estaban dando directamente a la organización de seguridad pública;
  • Creaban la falsa impresión de que eran agentes de la ley; y
  • Falsamente afirmaban que eran voluntarios no compensados ​​para la organización de seguridad pública, cuando, en realidad, entre el 75 y el 85 por ciento de todas las donaciones fueron retenidas por Stage Door y sus agentes de telemercadeo.

A principios de este año, el Fiscal General Schneiderman obtuvo evidencia adicional de que los agentes de mercadeo telefónico de Stage Door seguían haciendo caso omiso de las leyes de Nueva York para recaudar fondos. La Fiscalía  General usó esta evidencia para presentar un incidente de desacato contra Stage Door que condujo a la solución anunciada hoy.

El Fiscal General quiere reconocer la cooperación y la asistencia de numerosos donantes particulares y empresas que colaboraron en la investigación.

Los donantes que sospechan que han sido víctima de un fraude en solicitud de caridad deben comunicarse con la oficina del Fiscal General a través de su página web: www.charitiesnys.com o llamando al: (212) 416-8402.

El asunto está siendo manejado por la Fiscal General Adjunta Nathan Courtney y el Jefe de la Sección de Cumplimiento de la Ley d Caridades David Nachman, bajo la supervisión del Jefe de la Oficina Jason Lilien con la asistencia legal de Kelley Casper. 

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau