Schneiderman Presenta Historica Demanda Por Mas De $300 Millones Contra Sprint Por Fraude Fiscal

Actuando en base a información proporcionada por denunciante, el Fiscal General descubre que el gigante de las comunicaciones no cobró ni pagó impuestos de venta durante 7 años

Este es el primer caso en que se usa la histórica "Ley de Reclamos Falsos" de Schneiderman que aumenta las penas por fraude tributario y recompensa a los denunciantes

Las acciones ilícitas de Sprint costaron al Estado de Nueva York $210,000 dólares por semana, más de $ 30,000 por día

 

NUEVA YORK,¬ - El Fiscal General Eric T. Schneiderman, presentó hoy una demanda contra Sprint Nextel Corp. por deliberadamente dejar de recaudar y pagar a Nueva York millones de dólares en impuestos sobre las ventas estatales y locales, sobre la tarifa plana en planes de servicios inalámbricos de llamadas. Presentada bajo la Nueva Ley de Reclamos Falsos de Nueva York, la demanda del FiscalGeneral requiere a Sprint pagar tres veces la cantidad dejada de reportar, que asciende a mas de 100 millones de dólares, además de otras sanciones en caso de ser declarados culpables. Todos los principales competidores de Sprint como Verizon, AT & T, T-Mobile, y MetroPCS, han cumplido la ley en relación con estos impuestos.

"Al evadir de forma deliberada los impuestos a las ventas, las acciones de Sprint costaron al Estado y los gobiernos locales más de $100 millones de dólares que podrían haber sido utilizados en servicios críticos, recursos muy necesarios que nuestro estado y sus ciudadanos necesitan en  los difíciles tiempos económicos en que estamos", dijo el Fiscal General Schneiderman. "El mensaje de nuestra oficina es claro - la evasión de impuestos no es aceptable y vamos a utilizar todas las herramientas en nuestro arsenal para asegurarnos de que el dinero de los contribuyentes está protegido, y que las empresas y consumidores honrados no sean colocados en una posición de desventaja en la recolección y el pago de sus parte justa de impuestos".

Desde 2002,la Ley del Impuesto de Nueva York ha exigido a las empresas de telefonía móvil cobrar y pagar impuestos de ventas sobre el importe total de sus cargos de acceso mensual para sus planes de llamadas. Por ejemplo, cuando un cliente paga Sprint un cargo fijo mensual de $39.99 por 450 minutos de tiempo de llamadas móviles, la ley requiere que Sprint cobre y pague impuestos de ventas sobre la totalidad de los $39.99. Según la denuncia de la Fiscalía General, a partir de 2005, Sprint ilegalmente no cobraba ni pagaba impuestos de ventas a Nueva York sobre una porción fijada arbitrariamente de sus ingresos de estos cargos de acceso fijos mensuales. Para llevar a cabo este plan, Sprint en varias ocasiones presentó a sabiendas documentos y declaraciones falsos a las autoridades fiscales del Estado de Nueva York. Sprint ocultó esta práctica de las autoridades fiscales, sus competidores y sus clientes.

El fraude de Sprint sigue en curso. Sprint no corrigió sus prácticas de impuesto sobre las ventas cuando fueron informados de su ilegalidad, y no las ha corregido aún hoy en día. Como resultado de las acciones ilegales de Sprint, Nueva York deja de percibir alrededor de  $210,000 cada semana, más de $30,000 dólares al día pro concepto de impuestos de venta.

La decisión de nocobrar y pagar estos impuestos surgió de un esfuerzo nacional por parte de Sprint para obtener una ventaja sobre sus competidores - no mediante la reducción de sus precios u ofrecer un mejor servicio-, sino dejando de cobrar y pagar impuestos sobre las ventas que sus competidores adecuadamente colectaban y pagaban. Justo antes de decidir pagar menos impuestos, Sprint llegó a la conclusión de que esta práctica haría sus planes de llamadas más baratos que los planes de los competidores en $4.6 millones por mes, en conjunto, debido a los impuestos de ventas no colectados ni pagados.

La demanda delFiscal General es la primera acción legal de recaudación de impuestos en que se usa el Acta de de Reclamos Falsos de Nueva York. La Ley es una de las más poderosas herramientas legales en materia civil de las fuerzas del orden del estado contra el fraude, ya que permite los denunciantes y los fiscales emprender acciones legales contra empresas o personas que estafan al gobierno. Los estafadores encontrado culpables en virtud de la Ley de Reclamos Falsos deben pagar triple por daños, además de otras sanciones y honorarios de abogados. Bajo la Ley de Reclamos Falsos, los denunciantes pueden ser elegibles para recibir hasta un 25 por ciento de cualquier dinero recuperado por el gobierno como resultado de la información que proporcionan.

Veintinueveestados y el gobierno federal han aprobado leyes de Reclamos Falsos, pero sólo la ley de Nueva York incluye expresamente el fraude fiscal como resultado de una ley histórica escrita por el Fiscal General Schneiderman. En 2011, como uno de sus primeros actos en el cargo, el Fiscal General Schneiderman creó la "Oficina de Protección del Contribuyente", que se encarga de trabajar con los denunciantes y hacer cumplir la Ley de Reclamos Falsos de los impuestos y otros casos de fraude al gobierno.

La investigación de Sprintcomenzó con una demanda de un denunciante - también llamada una acción "qui tam"  presentada en la Corte Suprema del Estado de Nueva York, en Manhattan, en marzo de 2011, justo después de la creación de la Oficina de Protección del Contribuyente. La Oficina, en colaboración con el Departamento de Impuestos y Finanzas del Estado de Nueva York, a continuación, llevó a cabo una extensa investigación y determinó el alcance de la conducta ilegal de Sprint. Al presentar la demanda  de hoy, el Fiscal General ha asumido la acción del denunciante, en nombre de los contribuyentes de Nueva York. Si es declarado responsable, Sprint podría ser obligado a pagar más de $300 millones a los gobiernos estatales y locales de Nueva York, incluyendo los distritos escolares.

La demanda del Fiscal General tambiénbusca proteger a los clientes actuales de Sprint,  a quienes Sprint mercadeó falsamente sus planes de servicios inalámbricos de llamada. Sprint prometió a sus clientes que colectaría y pagaría la cantidad correcta de impuestos sobre las ventas en su nombre. El Fiscal General busca garantizar que Sprint - y no sus clientes - será responsable de los impuestos atrasados​​, y empoderar a los clientes actuales de Sprint en Nueva York para terminar sus contratos con Sprint sin tener que pagar tarifas de terminación.

David Koenigsberg de Menz Bonner Komar & Koenigsberg LLP, los abogados del denunciante, dijo: "El Fiscal General Schneiderman y su equipo investigaron con prontitud y diligencia las reclamaciones del denunciante. Este caso demuestra que el Fiscal General está poniendo a buen uso las herramientas proporcionadas por la robusta Ley de Reclamos Falsos de Nueva York que el Fiscal General Schneiderman expandió cuando era legislador. Esperamos con interés trabajar con su oficina para seguir este caso en la corte".

NeilGetnick, Presidente de Contribuyentes Contra el Fraude, una organización nacional de interés público dedicada a la lucha contra el fraude en contra los gobiernos federales, estatales y  locales, dijo, "la acción de hoy del Fiscal General Schneiderman tiene el potencial de revolucionar la aplicación de la ley contra el fraude fiscal en todo el país. Su oficina ha establecido un nuevo estándar en la lucha contra el fraude del impuesto corporativo, con lo que estamos llamando el "Modelo de Nueva York": promulgar una "Ley de Reclamos Falsos 'fuerte que cubre el fraude fiscal, establecer un equipo de fiscales dedicados para trabajar con los denunciantes, y dejar que los hechos dicten el resultado".

ChuckBell, Director de Programas de la Unión de Consumidores dijo:"Aplaudimos la acción del Fiscal General Schneiderman de proteger a los consumidores, empresas y gobiernos de la evasión ilegal de impuestos sobre las ventas. Las empresas que recogen adecuadamente los impuestos de ventas y los consumidores que les pagan, no deben ser puesto en una desventaja injusta para el seguimiento de la ley. Las empresas deben rendir cuentas a sus consumidores a la hora que prometen recaudar los impuestos de ventas y no lo hacen".

La investigación de laFiscalía General está siendo llevada a cabo por la Asesora Legal Principal de la Oficina de Protección del Contribuyente Emily Bradford, la Fiscal General AuxiliarLisa White, y Jefe de la Oficina de Protección del Contribuyente Randall Fox, con la asistencia del Director de Ejecución del Departamento Estatal de Impuestos y Finanzas Steve Krantz. Gregory Krakower, Asesor y Principal y Consultor Jurídicodel Fiscal General y Nancy Hoppock, Fiscal General Ejecutiva Adjunta de la División de Justicia Criminal están supervisando.

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau