Schneiderman Anuncia Acuerdo Judicial Por $13.4 Millones Con Hospital De La Ciudad De Nueva York Que Hizo Cobros Ilegales Al Medicaid

Hospital pagaba comisiones ilegales por referencias a Programa de Tratamiento de Alcohol y Drogas sin licencia y facturó al Medicaid por servicios innecesarios

El acuerdo establece la devolución de $13.4 millones a los programas de Medicaid y Medicare

 

NUEVAYORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy que su oficina logró un acuerdo judicial por $13,4 millones dólares con el Hospital New York Downtown para resolver un caso de fraude de Medicaid que implicó pagos ilegales que el hospital recibió en reclamaciones por servicios de tratamiento de drogadicción y alcoholismo de programas no licenciados y prestados a  pacientes que fueron referidos ilegalmente a los mismos. El acuerdo también abarca la acusación de que el Hospital NY Downtown conspiró con un proveedor con fines de lucro fuera del estado en supuestos servicios administrativos para presentar reclamaciones falsas a Medicaid. Bajo los términos del acuerdo, más de $12.600.000 serán devueltos al programa de Medicaid, y 800.000 dólares al programa federal de Medicare.

"Los programasde tratamiento de drogas y alcohol están diseñados para ayudar a las personas que luchan con la adicción. Aprovechando esta necesidad con el fin de maximizar sus ingresos, el hospital de New York Downtown desperdició recursos de Medicaid y facturó ilegalmente a los contribuyentes por servicios de tratamiento sin licencia y médicamente innecesarios", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Este acuerdo hace rendir cuentas al hospital NY Downtown por este fraude, y hará que los proveedores piensan dos veces antes de estafar al sistema de Medicaid. Junto con nuestros aliados federales, no dejaremos ninguna piedra sin remover en la lucha para recuperar el dinero robado, en nombre de los contribuyentes de Nueva York".

El Fiscal Generalacusó al Hospital Nueva York Downtown de entrar en un esquema de referencia de pacientes ilegal con un vendedor de otro estado, SpecialCare Hospital Management Corp., disfrazado como un "acuerdo de servicios administrativos", en los que el hospital accedió a pagar al vendedor una cuota mensual de $38.500 dólares a cambio de referencias de pacientes de Medicaid para su unidad de desintoxicación hospitalaria sin licencia. La referencia de pacientes de Medicaid por un pago viola leyes federales y estatales y los reglamentos de Medicaid.

Asimismo, la ley estatal requiere que un hospital obtenga un certificado de funcionamiento de la Oficina de Alcohol y Abuso de Sustancias de Nueva York antes de operar una unidad discreta proporcionando tratamiento o servicios para la dependencia química, o tener en sí una manera que indique al publico la disponibilidad de los programas de tratamiento o servicios para la dependencia química.

La demanda del Fiscal Generalacusó al Hospital NY Downtown de comercializar y proporcionar servicios de desintoxicación para pacientes hospitalizados a pesar de que no tenía un certificado de operación para hacerlo, y que el Hospital de NY Downtown y SpecialCare Hospital Management Corp. Violaron leyes federales y estatales contra comisiones ilegales a través de las referencias de SpecialCare de pacientes al programa Nueva Visión del hospital, a cambio de una tarifa pagada por el hospital. La denuncia también establece que los servicios de desintoxicación para pacientes hospitalizados proporcionados por NY Downtown no eran médicamente necesarios, y no cumplieron con los estándares de atención profesional reconocidos.

El acuerdosiguió a una investigación conjunta por la Unidad de Control de Fraude de Medicaid de la Fiscalía Generaly Oficina del Fiscal Federal de la Ley de Reclamos Falsos tras las acusaciones por los denunciantes Mathew I. Gelfand, MD y Enrico Montaperto. Después de su investigación conjunta, la Fiscalía General y su aliado federal presentó demandas -In-Intervención contra siete hospitales de Nueva York, SpecialCare Hospital Management Corpy el ejecutivo deSpecialCare Robert McNutt por presentar reclamaciones falsas a Medicare y Medicaid.

Los denunciantes originalmente presentaron denuncias amparadas en la Ley Reclamaciones Falsas de Nueva York, que autoriza a las personas que han descubierto un fraude contra el Estado presentar quejas en su nombre.

La Unidad de Controlde Fraude al Medicaid del Fiscal General y la Oficina de la Fiscal Federal trabajaron en colaboración para investigar los hechos denunciados y para litigar los casos, y también se conto con la colaboración de Departamento de Salud del Estado de Nueva York y la Oficina de Abuso de Alcohol y Sustancias de Nueva York en la investigación. El Fiscal General Schneiderman agradeció fiscal federal Loretta E. Lynch, del Distrito Este de Nueva York, y a su personal por su cooperación en estos casos.

Los Fiscales Generales Asistentes EspecialesAmy Held, James Clarke y Lara Merchán, conlos investigadores James F. Spellman y Gerald Worysz, y la Auditora Principal Investigadora Margaret McArdle investigaron y  litigaron el caso, bajo la supervisión de Fiscales Generales Adjuntos Paul J. Mahoney, Mónica Hickey-Martin y  la Fiscal General Ejecutiva Adjunta de Justicia Criminal Nancy Hoppock.

Groups audience: 
sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau