Schneiderman Demanda A La Muebleria Fws Luego De Que Consumidores Perdieran Mas De Cien Mil Dolares

La empresa utilizó el dinero de los clientes para mantenerse a flote

Schneiderman: Las empresas sin escrúpulos tendrán que rendir cuentas por estafar a los consumidores y atacar a nuestra economía

 

BUFALO - El Fiscal General Eric Schneiderman hoy demandó a los propietarios de FWS, un minorista de muebles con sede en Búfalo, en nombre de los consumidores de del Oeste de Nueva York quienes podrían perder cientos de miles de dólares en pagos por adelantado que le hicieron a la empresa. A mediados de octubre de 2012, el FWS se fue a la quiebra, dejando a los consumidores que han hecho pagos adelantados por mercancías sin muebles y sin  reembolsos. Las pérdidas de los consumidores se estiman entre $160.000 y $ 250.000. 

"Esta empresa y sus propietarios operaron con un total desprecio por el duramente ganado dinero de sus clientes", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Muchas personas ahorran durante años para hacer esas compras grandes, y las prácticas negligentes de FWS han dejado los clientes en el aire - con miles de dólares perdidos y pocas opciones para recuperar esos fondos. Mediante estas prácticas comerciales inescrupulosas se estafó a consumidores del Occidente de Nueva York, y vamos a hacer rendir cuentas a los autores responsables de esta mala conducta". 

En mayo de 2010, John Grimaldi y John Wanat, a través de una compañía llamada Dynasty Companies of WNY, Inc., adquirió a FWS y continuó operando bajo el mismo nombre. FWS continuamente perdió dinero con el nuevo propietario -solo en 2012 FWS perdido más de 400.000 dólares- haciendo que su acreedor la cerrara. 

Al investigar el cierre del FWS, la Oficina del Fiscal General encontró que, cuando FWS realizaba un pedido en nombre de los consumidores, requería pagos anticipados sobre la mercancía. FWS, sin embargo, no ponía los pagos en una cuenta separada, sino que gastaba el dinero. En el momento de su cierre, la oficina del Fiscal General estima que FWS tenía alrededor de 700 órdenes abiertas en las que los consumidores efectuaron pagos anticipados por más de $420.000. Desde entonces, algunos consumidores pudieron obtener la mercancía por la que pagaron, y otros pudieron detener los pagos realizados con tarjetas de crédito. Fiscal General Schneiderman tomó acción legal en nombre de aquellos consumidores que corren riesgo de perder sus pagos por adelantado. 

 

El Fiscal GeneralSchneiderman también busca prevenir que Grimaldi y Wanat puedan operar otro negocio en Nueva York a menos que primero paguen una fianza de cumplimiento de $500.000. El Fiscal General ha solicitado una orden de restricción temporal que impide a FWS y sus propietarios de la transferencia de los fondos, o la destrucción de los registros empresariales. Los demandados fueron acusados ​​deviolación a la Ley Ejecutiva, § 63 (12) y la Ley General de Negocios, § 349.

La investigación fue realizadapor el Fiscal General Auxiliar James Morrissey y la Representante de la Unidad de Fraude al Consumidor, Karen Davis.

Groups audience: 
sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB Budget LegalRecruitment Human Resources Bureau home oaghome contact private policy disclaimer