Schneiderman Demanda Gran Contrabandista De Cigarrillos Por Evasion De Impuestos

Contrabando de cigarrillos cuesta millones de dólares en ingresos fiscales perdidos

A.G. Schneiderman: Venta ilegal de cigarrillos baratos, que no pagan impuestos, le roba a neoyorquinos ingresos fiscales que serian usados en financiar los servicios esenciales y afecta a negocios legítimos

 

NUEVAYORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy que su oficina presentó una demanda contra dos compañías por la venta ilegal de cigarrillos de contrabando sin pagar los impuestos sobre consumos específicos requeridos por el estado. La demanda, que es el resultado de una investigación en curso sobre las ventas de cigarrillos de contrabando en todo el estado, fue presentada Tribunal de Distrito de  EE.UU. para el Distrito Este de Nueva York en contra de Grand River Enterprises con sede en tierras de Six Nations enOhsweken, Ontario y su mayorista, Native Wholesale, que se encuentra en Perrysburg, Nueva York.

La demanda alegaque el Grand River Enterprises evitó pagar los impuestos estatales por la venta ilegal de sus productos a Native Wholesale Supply en lugar de unagente del Estado con licencia de estampado que reembolsaría anticipadamente la parte de los impuestos del Estado de Nueva York al consumo de cigarrillos y estamparía el sello de impuestos estatales, como lo exige la ley.

Durante elperíodo de ocho meses a partir de noviembre 2011 a julio 2012, Native Wholesale Supplypagó $85 millones aGrand River Enterprises por sus cigarrillos, lo que representa más de tres millones de cartones de cigarrillos y una pérdida potencial de impuestos para el estado de más de $13.2 millones. Bajo la ley federal, Grand River Enterprises podría enfrentarse a una multa civil de hasta el dos por ciento de las ventas brutas de los cigarrillos por año. Sobre la base de las ventas 2011-2012, la multa civil de la compañía podría ser decenas de millones de dólares.

"La ventailegal de cigarrillos de contrabando viola las leyes estatales y federales, le roba a los neoyorquinos de los fondos para pagar los servicios estatales esenciales, pone anegocios legítimos que respetan las reglas del juego en una situación de desventaja competitiva, y hace que sea más fácil para los jóvenes tomar un hábito mortal", dijo el Fiscal General Schneiderman." Mi oficina está comprometida a tomar medidas para detener la venta ilegal de cigarrillos de contrabando para proteger la salud fiscal y física de nuestro estado, y asegurar que todos los negocios en Nueva York están jugando por un único conjunto de reglas".

Según la demanda, presentada hoy enla corte federal, el Grand River ha vendido ydistribuido sus productos de tabaco en Nueva York sin el envío de sus cigarrillos a un agente autorizado de estampado que pre-pagaría al Estado de Nueva York los impuestos al consumo de cigarrillos y colocarán el estampillado del estado, como es requerido por las leyes fiscales estatales. Agentes con licencia de estampación son las únicas entidades del Estado autorizadas por el Departamento de Impuestos y Finanzas de Nueva York a estampar el sello fiscal y la recaudación del impuesto sobre el consumo. La venta de cigarrillos en la Reserva a miembros de la tribu se puede hacer libre de impuestos, pero esos cigarrillos no obstante, deben tener el sello de impuesto fijado por un agente de sellado con licencia.

La demanda esel resultado de una investigación en curso sobre las ventas de cigarrillos de contrabando en todo el estado. La demanda acusa a Grand River Enterprises y Native Wholesale Supplyde la venta ilegal decigarrillos en Nueva York y se basa en varios incidentes que establecen que las empresas están vendiendo y traficando de grandes cantidades de cigarrillos ilegales, libres de impuestos.

  • El 6 de noviembre, investigadores de la oficina del Fiscal General compraron cigarrillos sin sellos de Grand River en Seneca en una tienda de cigarros en la Reserva Poospatuck en Mastic en Long Island. Las compras se efectuaron después que los investigadores descubrieran más de 50 cartones de cigarrillos de la marca Seneca en exhibición en la tienda.
  • El 16 de enerode 2013, como parte de la investigación del Fiscal General Schneiderman, agentes de la ATF allanaron la tienda Skydancer en Seneca Falls, donde se incautaron, entre otras cosas, más de 16.230 cartones de cigarrillos sin sellos de marca Seneca. Con 10 paquetes en cada caja, y 20 cigarrillos en cada paquete. Los agentes de la ATF se apoderaron de más de 3 millones de cigarrillos de contrabando marca Seneca en ese punto.

La Ley Federal de Contrabandode Cigarrillos (CCTA, en inglés) establece que es ilegal poseer, vender o distribuir más de 50 cartones de cigarrillos libres de impuestos en los estados, tales como Nueva York, que requiere de estampas fiscales y de recaudación de impuestos. Los acusados ​​también violaronla Ley Federal Prevención todo el Tráfico de Cigarrillos (PACT, en inglés) y la Ley de Impuestos del Estado de Nueva York, así como las leyes de salud pública al no informar de estas ventas al Departamento de Impuestos y Finanzas, como es requerido.

En diciembrede 2012,  el Fiscal General Schneiderman presentó una demanda contra la Compañía de Tabaco King Mountain Tobaccoporla venta de cientos de miles de sus cigarrillos en Nueva York cada año sin tener que pagar el impuesto estatal requerido.

Elasunto está siendo litigado por la Fiscal Auxiliar Sarah Evans, del Buro de Cumplimiento sobre el Tabaco, bajo la supervisión de la Jefa del Buró Dana Biberman y Vice Fiscal Ejecutiva para Litigación Afirmativa, Janet Sabel.

Groups audience: 
sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB Budget LegalRecruitment Human Resources Bureau home oaghome contact private policy disclaimer