Schneiderman Anuncia El Arresto De 8 Personas Por Producir Mas De 13,000 Inspecciones De Vehiculos De Motor Fraudulentas En El Bronx

Investigación encubierta revela que empleados en siete de las estaciones de inspección de automóviles más concurridas de la ciudad aprobaron vehículos sin llevar a cabo las revisiones requeridas por la ley de emisiones y seguridad

Las leyes fueron burladas para certificar vehículos que de otra manera no superarían las pruebas; algunas calcomanías que certifican la inspección fueron vendidas en más de cuatro veces el costo legal

Scheniderman: Los inspectores deshonestos no cumplen con su responsabilidad de proteger al público y engañan al sistema

 

NUEVAYORK-El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy el arresto de ocho inspectores de vehículos de motor de la ciudad de Nueva York que emitieron más de 13,000 certificados de inspección fraudulentos a los vehículos que no fueron sometidos a las pruebas requeridas por la ley.  A cada acusado, incluyendo varias de las empresas para la que los inspectores trabajan, se le formularon cargos por numerosos delitos graves por violaciones a la Ley de Transito y Vehículos del Estado de Nueva York, así como leyes penales y ambientales. Los inspectores enfrentan hasta siete años de prisión y miles de dólares en multas.

"En estos individuosse depositó la confianza para llevar a cabo las inspecciones requeridas por el estado específicamente destinadas a mantener vehículos inseguros fuera de la carretera. En lugar de llevar a cabo inspecciones de seguridad, abusaron de su posición y engañaron al sistema", dijo el Fiscal General Schneiderman. Los estándares de emisiones de Nueva York son cruciales para garantizar que la contaminación peligrosa no arrope el aire que respiramos y que los vehículos no seguros se mantienen fuera de nuestras calles. Estos acusados tendrán que rendir cuentas por de la contaminación de nuestro ambiente, amenazar la salud de nuestros niños y socavar la seguridad pública".

Todo vehículode motor matriculado en Estado de Nueva York debe ser inspeccionado anualmente por la seguridad y el cumplimiento de las emisiones apropiadas. Los acusados ​​estaban empleados ensiete de las más concurridas estaciones de inspección con licencia del Departamento de Vehículos de Motor -DMV-, que están legalmente obligados a utilizar cierto equipo y seguir los procedimientos estándar para realizar inspecciones.

Según los expedientes criminalespresentados en la Corte Criminal de El Bronx, los acusados ​​pasaron por altoestos procedimientos mediante la realización de “escaneos limpios", un proceso fraudulento en el que los datos del vehículo inspeccionado son  sustituidos por el de un vehículo secundario. El inspector entra primero número de identificación, información el modelo y número de placa del vehículo con la necesidad de la certificación. Luego el inspector conecta el computador de DMV a un vehículo secundario y utiliza sus datos de "aprobado" de las pruebas deseguridad y de emisiones para el vehículo en la necesidad de la certificación. Se emite un certificado de inspección fraudulento para vehículo no examinado, que potencialmente podría no haber pasado la inspección o ni siquiera estaba presente.

La violaciónde estos requisitos del estado permite que miles de vehículos de calidad inferior permanezcan en las carreteras de Nueva York, lo que lleva a mayores riesgos de seguridad para los conductores y la degradación significativa de la calidad del aire de Nueva York. Las estaciones que utilicen "escaneos limpios" o simplemente venden calcomanías de inspección también obtienen una ventaja injusta sobre las instalaciones que respetan la ley al disminuir sustancialmente tanto la cantidad de tiempo y el costo de emplear a trabajadores calificados para realizar inspecciones de vehículos.

La oficina delFiscal General, junto con el DMV y el DEC, ha llevado a cabo operaciones encubiertas en las siete estaciones, que están entre las más concurridas estaciones de inspección del DMV con licencia en la ciudad de Nueva York, entre diciembre de 2012 y febrero de 2013. Un investigador encubierto llevó un vehículo que fue manipulado para fallar una inspección de vehículos de motor legítima a cada estación y cada estación proveyó siempre resultados positivos de la inspección al vehículo a pesar de que los inspectores realizaron inspección real mínima o ninguna inspección.

Los empleados devarias estaciones ni siquiera realizaron "escaneos limpios", sino más bien vendieron ilegalmente las calcomanías de inspección al investigador encubierto sin realizar ninguna inspección del vehículo encubierto. Si bien los inspectores de vehículos de motor pueden legalmente cobrar hasta $37 para una inspección del vehículo de motor, todos los inspectores y estaciones acusados en este caso pidieron pagos significativamente más altos para estas inspecciones falsas - algunos de hasta $150. Juntos, los acusados realizaronuntotal de 13.437 inspecciones fraudulentas, según muestran los documentos judiciales.

El enjuiciamientopenal de la Fiscalía General es el resultado de una investigación conjunta con el Departamento de Conservación Ambiental Estado de Nueva York (DEC) y el Departamento de Vehículos Motorizados del Estado de Nueva York (DMV).

LaComisionada del Departamento de Vehículos de Motor del Estado de Nueva York, Barbara J. Fiala, dijo: "Esta acción demuestra que las agencias gubernamentales que trabajan juntas pueden llevar a la justicia a los que tienen la intención de violar la ley, o defraudar a los consumidores o  contaminan el aire. El DMV seguirá trabajando agresivamente con las agencias involucradas en esta investigación para proteger a los neoyorquinos de la actividad fraudulenta".

DEC Commissioner quote TK:

Las siguientes personasfueron acusadashoy:

  • MicaelCompres, de 29 años, del Bronx, un inspector con licencia del DMV y empleado de All Prestige Muffler Inc., una estación con licencia de inspección técnica de vehículos del DMV ubicada en 1705 Jerome Avenue;
  • Claudon Harriote , de 52 años, del Bronx, un inspector con licencia del DMV y empleado de East 222 Automotive Inc., una estación con licencia de inspección técnica de vehículos del DMV ubicadaen 1135 East 222nd Street;
  • Gustavo Lopez, 30 años, de Manhattan, uninspector con licencia del DMV y empleado deWashington Motors Inc., una estación con licencia de inspección técnica de vehículos del DMV ubicada2106 Washington Avenue;
  • DavidNúñez, de 41 años, de Manhattan, un inspector con licencia del DMV y presidente / propietario de Serpro Auto Repair Inc., una estación con licencia de inspección técnica de vehículos del DMV ubicada en 1898 Boston Road;
  • Luis Peralta, de 37 años, de Yonkers, uninspector con licencia del DMV y presidente / propietario de RapidCar Inc., una estación con licencia de inspección técnica de vehículos del DMV ubicada en690 Southern Boulevard;
  • RamónS. Ramos, de 59 años, de Manhattan, un inspector licenciado en Cross Bronx Mufflers Inc., una estación con licencia de inspección técnica de vehículos del DMV ubicada en 1677 Jerome Avenue;
  • Victor Ramos, de 54 años, de El Bronx, uninspector con licencia del DMV y presidente / propietario deAll Prestige Muffler Inc., una estación con licencia de inspección técnica de vehículos del DMV ubicada en1705 Jerome Avenue;
  • Lillian Tapia, 32 años, de El Bronx, unainspectora con licencia del DMV y empleada deMega Muffler Center Corp., a licensed New York State motor vehicle inspection station located at 1301 Westchester Avenue;
  • All Prestige Muffler Inc., Serpro Auto Repair Inc., and RapidCar Inc., también fueron acusados​​en este caso.Se enfrentan a multas potencialmente grandes.

Los demandadosson acusados ​​deposesión criminal de un instrumento falso en Segundo Grado, un delito mayor clase D que conlleva una sentencia máxima de 2 1/3 a 7 años de prisión. Otros cargos incluyen la emisión de un certificado falso, un delito mayor clase E que conlleva una sentencia máxima de 1 1/3 a 4 años de cárcel, y la emisión ilegal de un Certificado de Inspección de Emisiones, un delito menor no clasificado que conlleva una multa de $15.000 dólares por cada cargo.

Elcaso está siendo procesado por los Fiscales Auxiliares Jason P. Garelick y Shah Rajiv de la Unidad de Delitos contra el Ambiente, bajo la supervisión del Vice Jefa del Buró de Procesos Penales Stephanie Swenton, la Jefa  del Buró Gail Heatherly y la Fiscal General Ejecutiva Adjunta de Justicia Penal, Kelly Donovan.

La investigación fuellevada a cabo por el investigador de Conservación del Medio Ambiente Nicholas Desottele de DEC, la Oficina de Investigación de Delitos contra el Ambiente, bajo la supervisión del teniente John Fitzpatrick y el Mayor Scott Florence. Los investigadores Sylvia Rivera, Ismael Hernández y David Negron de la Fiscalía General del Estado de Nueva York de también trabajaron en el caso bajo la supervisión de los investigadores Michael Ward, John Sullivan, el Sub Jefe Investigador John McManus y Jefe Investigador Dominick Zarrella.

El Fiscal Generalreconoce la diligente labor del personal de DEC y DMV con cuya cooperación el caso fue desarrollado, particularmente James Clyne, Jefe de Sección Programas en Uso de DEC, División de Recursos de Aire, y Chris Ayers, Director de Servicios de  Seguridad y Campo de Vehículos de DMV.

Los cargos sonacusaciones y todos los acusados ​​se presumen inocenteshasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal de justicia.

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau