Schneiderman Anuncia Acuerdo Por $ 1 Millon Con Agencia De Brooklyn Por Emplear A Ayudantes De Enfermeria No Calificados

Personal de cuidado de la salud de Renaissance Home Health Care estaban mal entrenados; empresa cobraba al Medicaid cientos de miles de dólares por la atención deficiente de personas mayores enfermas

Schneiderman: Nuestras personas mayores merecen la atención de calidad pagada por los contribuyentes

NUEVAYORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman y la Fiscal de Distrito de EE.UU. Loretta Lynch anunció hoy que el estado de Nueva York y los Estados Unidos han llegado a acuerdos de conciliación con una agencia de salud en el hogar que resuelve las alegaciones de que esta agencia presentó reclamaciones falsas al programa de Medicaid del estado mediante el empleo de trabajadores que no estaban bien entrenados  y, en algunos casos, enviaba ayudantes de salud en el hogar sin ningún entrenamiento para cuidar a los ancianos y enfermos.

Bajo los términos delos acuerdos, Parkshore Home Health Care, LLC, d / b / a Renaissance Home Health Care, Inc. ("Renacimiento"), una agencia de servicios de atención domiciliaria con sede en Brooklyn y con licencia del estado, regresará $ 1 millón al Medicaid, un programa financiado conjuntamente por los gobiernos estatal y federal. Nueva York recibirá $600.000 del total.

"Esta agencia de cuidado de salud en el hogar contrató trabajadores con falsos certificados de formación, quienes salieron a la comunidad y alos hogares de personas vulnerables y de edad avanzada", dijo  el Fiscal General Eric Schneiderman. "Esto se puede prevenir y nuestras investigaciones muestran que es un problema recurrente en la atención médica en el hogar. La Fiscalía General seguirá trabajando para recuperar los fondos de Medicaid de proveedores que no protegen el programa Medicaid".

La Fiscal de los EstadosUnidos para el Distrito Este de Nueva York Loretta Lynch dijo: "Cuando las compañías que proveen ayudantes de la salud no toman las medidas necesarias para garantizar la formación adecuada de sus ayudantes, los pacientes son los que pueden sufrir. Vamos a seguir trabajando para detener el fraude de atención médica de que se cometen en los programas de Medicare y Medicaid, sobre todo cuando el fraude puede afectar a la atención que reciben los pacientes vulnerables".

El programa deMedicaid del Estado de Nueva York requiere que los ayudantes de salud en casa completen con éxito un programa de formación autorizado por el Departamento de Salud o el Departamento de Educación del Estado. Los asistentes de cuidado, sobre todo aquellos con pacientes de edad avanzada, deben administrar medicamentos y la prestar servicios tales como catéter, cuidado de la colostomía y cuidado de las heridas. El acuerdo de hoy surge tras conocerse del uso de la agencia de los ayudantes que habían recibido poco o ningún entrenamiento requerido por la ley.

El acuerdocubre cuidados de salud en el hogar facturados de 2005-2007 por servicios prestados en la región metropolitana de Nueva York, sobre todo en Brooklyn. La agencia, con sede en el 1222 Este de la calle 96 ª, envió a estos ayudantes en los hogares de ancianos, personas enfermas  e indigentes para proporcionar la atención médica necesaria diariamente y, a menudo por períodos prolongados de tiempo. La empresa envió  facturas al Medicaid por cientos de miles de dólares de los servicios realizados por los asistentes que no estaban capacitados para brindar dicha atención.

Las denunciasresueltas mediante acuerdos de hoy se iniciaron por una demanda presentada en 2007 en el marco de las disposiciones sobre denunciantes de la Ley de Falso Reclamos de Nueva York en la Corte Suprema de Manhattan, la cual permite personas particulares presentar una demanda en nombre del Estado de Nueva York por el fraude y por lo cual reciben una recompensa del dinero recaudado.

El casofue manejado por la Fiscal Auxiliar Jill Brenner, bajo la supervisión de la Jefa de la División de Aplicación de la Ley Civil de MFCU  Amy Held, la Fiscal General Adjunta Fiscal Mónica Hickey-Martin y la Fiscal General Ejecutiva Adjunta para la Justicia Penal Kelly Donovan. La investigación fue realizada por el Auditor Principal Investigador Especial Paul Erhardt y la Auditor Investigadora Asociada Especial Cristina Marin, bajo la supervisión de la Jefa Regional Auditora Thomasina Smith.

Groups audience: 
sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau