Schneiderman Anuncia Sentencia De Cárcel Para Defraudador De Seguro De Autos

Raja Ishtiaq fue condenado a pasar hasta seis años en la cárcel por la obtención fraudulenta de decenas de pólizas comerciales y licencias de TLC

Schneiderman: El fraude de seguros es un delito grave que cuesta a todos los neoyorquinos, y los infractores tendrán que rendir cuentas

NUEVAYORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy la sentencia de cárcel del dos veces convicto estafador Raja Ishtiaq por su papel en un plan masivo para obtener ilegalmente pólizas de seguros de vehículos comerciales y de de licencias de la Comision de Taxis y Limosinas de la ciudad de Nueva York (TLC). Durante un período de casi cinco años, el acusado y sus co-conspiradores obtuvieron miles de dólares en descuentos de pólizas de seguro para taxis Livery y decenas de licencias de TLC falsas, mediante la  falsificación de documentos. El acusado cometió sus crímenes, mientras que todavía está en libertad condicional después de una condena 2010 derivada de una conducta similar.

El Juez de la Corte Suprema de QueensJoel Blumenfeld sentenció a Ishtiaq, 53 años, de Huntington Station, LI, como un criminal reincidente a un mínimo de 2 años y medio y un máximo  de 6 años de prisión. La condena anterior por delito grave de Ishtiaq, por un ardid para defraudar en primer grado, también fue obtenida por la Fiscalía General. Ese caso del 2007 consistió en un esquema de evasión de tarifa similar en el que se utilizó empresas ficticias con direcciones falsas en Long Island y el norte del estado de Nueva York para obtener fraudulentamente un seguro barato para los taxis del Livery que operan en el área de la ciudad de Nueva York.

"Para cometer este esquema, el Sr. Ishtiaq defraudó múltiples compañías de seguros, a la TLC, y muchas agencias de la ciudad y el estado. Puso vehículos falsamente registrados en nuestras calles, y a los pasajeros inocentes y la población en riesgo ", dijo el Fiscal General Schneiderman. "El fraude de seguro de auto es un delito grave que nos cuesta a todos los neoyorquinos. Los infractores tendrán que rendir cuentas".

La comisión de Taxis y Limosinas de la ciudad de Nueva York figura entrelas víctimas de ishtiaq. Mediante la presentación de documentos falsos y falsificados, él y sus cinco cómplices ​​fraudulentamenteobtuvieron más de 40 licencias de TLC.

"La TLC tiene el placer de haber desempeñado un papel de apoyo en esta investigación", dijo el comisionado de TLC David Yassky. "Las licencias de TLC existen para garantizar la protección del público que utiliza los taxis, y cuando se abusa del proceso, como ocurrió en este caso, la acción rápida y decisiva envía un mensaje importante de que este tipo de acciones serán invariablemente detectadas y detenidas”.

Después deun juicio de cinco semanas, un jurado de Queens encontró a Ishtiaq culpable de 22 delitos, condenándolo por un Ardid para Defraudar en Primer Grado (un delito mayor clase E), Hurto Mayor en Tercer Grado (un delito mayor clase D) y múltiples cargos de Fraude de Seguros en el Tercer Grado (un delito mayor clase D), Posesión Criminal de un Instrumento Falsificado en Segundo Grado (un delito mayor clase D), Falsificación de Registros Comerciales en primer Grado (un delito mayor clase E) y Ofrecer un Instrumento Falso para Archivo en Primer Grado (un delito mayor clase E).

Evidencias presentadas enel juicio, en junio y julio de este año mostró que entre 2007 y 2011, el cabecilla Ishtiaq y sus coacusados ​​-varios de los cuales se han declarado culpables - participan en un esquema elaborado para obtener un seguro de taxis livery a nombre de sociedades ficticias mediante la presentación de documentos falsos y de hacer declaraciones falsas a las compañías y corredores de seguros. Al representar falsamente la propiedad de los vehículos, el tipo de uso de los vehículos y los lugares donde se guardaban estos vehículos, pudieron obtener precios más bajos.

Los documentos presentadoscomo parte del esquema de incluyó una factura de utilidades falsificada y un recibo de Macy’s falsificado diseñado para engañar a las compañías de seguros y agencias de gobierno en la creencia de que estas corporaciones fantasmas eran negocios legítimos que operan en ciertas direcciones, cuando en realidad las empresas no eran legítimas y los vehículos no se operaban desde estas direcciones.

Además, los demandadostergiversaron el uso de los vehículos. Por ejemplo, varios autos estaban asegurados como limosinas del aeropuerto o como parte de los servicios de limosina de lujo que operan en Long Island, cuando en realidad eran los taxi Livery que operan en la ciudad de Nueva York. Otros autos fueron falsamente representadas como afiliados a compañías de taxis falsas, cuando en realidad eran propiedad o de gestión independiente. A través de su plan fraudulento, los acusados ​​obtuvieronmiles de dólares en descuentos de pólizas de seguros de vehículos comerciales de varias compañías de seguros.

La investigación del FiscalGeneral reveló además que, mediante el uso de estas pólizas obtenidas de forma fraudulenta, los acusados ​​consiguieronlicencias de TLC y registración vehículos del Departamento de Vehículos de Motor del Estado de Nueva York (DMV). Para obtener las licencias de TLC, los demandados presentaron documentos falsos y falsificados, incluidos los documentos de seguros, declaraciones juradas, declaraciones juradas de solicitante de bases, formularios de poderes y utilización de formularios oficiales.

Esta convicciónfue la culminación de una investigación a largo plazo llevada a cabo por la Unidad de Fraude de Seguros de Automóviles del Fiscal General Schneiderman, con la asistencia del Departamento de de Servicios Financieros del Estado de Nueva York (DFS), el TLC y DMV. El Fiscal General da gracias al Superintendente del DFS Benjamin M. Lawsky, la Comisionada de DMV Barbara J. Fiala y el Comisionado de TLC David Yassky, además del Comisionado Adjunto de TLC Gary Weiss y el personal de licencias TLC por ayudar en la investigación.

El Fiscal GeneralSchneiderman también agradece a la Oficina del Marshal de Nueva York, el Departamento de Estado de Nueva York y el Departamento de Finanzas de la Ciudad de Nueva York por su ayuda en este caso, así como el Banco Nacional Sterling y las siguientes compañías de seguros, corredores e investigadores: Maya Assurance Company; Fiduciary Insurance Company of America; Kinloch Consulting Group; Transportation Insurance Brokers, y Thunderhorse Inspection Services.

El caso fue investigadopor los investigadores Michael Beshara y Merrie Gordon, Investigador Wilsonia Jean-Phillipe, y los ex investigadores Vitaly Żubry y Jennifer Oddo-McInerney, bajo la supervisión del Jefe Adjunto Leonard D'Alessandro y Jefe Dominick Zarrella de la Oficina de Investigaciones, con la asistencia del investigador Marcos Sirkin de DFS, bajo la supervisión del director Frank Orlando del Buró de Fraude y el Superintendente Ejecutivo Adjunto Joy Feigenbaum.

Elcaso fue procesado por el Fiscal Auxiliar Irwin Weiss de la Unidad de Fraude de Seguros de Auto, con la asistencia de los analistas Mikael Awake, Yuriy Kurbatov y Paul Strocko, bajo la supervisión de la Vice Jefa del Buró de Asuntos Criminales Stephanie Swenton y el Jefe de la Oficina de Delitos Financieros Gary Fishman, y la Vice Fiscal General Ejecutiva Adjunta de la Justicia Penal, Kelly Donovan.

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau