Schneiderman Anuncia Nuevos Cargos Tras Frustrado Complot De Asesinato Por Encargo En Caso De Masivo Contrabando De Cigarrillos

Fiscalía General y Departamento de Policía frustran complot de individuos encarcelados por caso de red de contrabando de cigarrillos que lavó más de $55 millones en ganancias ilegales y esquivó más de $80 millones en impuestos a Nueva York

Schneiderman: Esta nueva acusación es el resultado de nuestra lucha implacable contra la delincuencia organizada

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman y el Comisionado de Policía de Nueva York Raymond W. Kelly anunciaron hoy la acusación de dos individuos, Basel Ramadán y Youssef Odeh, por cargos de conspiración desde la cárcel para asesinar a testigos que ellos creían estaban cooperando con la policía en un caso de contrabando masivo de cigarrillos presentado en su contra. El caso original acusa a éstos y otros 14 miembros de una banda criminal con inundar la ciudad de Nueva York y la región de Albany, con más de un millón de cajas de cigarrillos sin sellos importados ilegalmente desde Virginia. Una nueva acusación, revelada hoy en contra de Ramadán y Odeh en la Corte Suprema de Brooklyn, los acusa de Conspiración en Segundo Grado y Solicitación Criminal en Segundo Grado. Se enfrentan de hasta 25 años a cadena perpetua en prisión por los nuevos cargos de conspirar para matar a dos testigos.

"Los acusados trataron de matar a las personas que creían ser testigos de sus crímenes. Este comportamiento es intolerable y vamos a perseguirlos con todo el rigor de la ley", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Estos dos individuos engañaron a los contribuyentes de Nueva York por millones de dólares en ingresos fiscales, y luego trataron de encubrir sus operaciones de contrabando peligroso y lucrativo, que perjudican a empresas de Nueva York, cometiendo el crimen máximo".

El comisionado de Policía Raymond W. Kelly dijo: "Esta acusación demuestra el alcance de la intención de estas dos personas no se limita a la generación de beneficios a través de los cigarrillos ilegales. Ahora incluye un plan de asesinato. Afortunadamente,  fue un detective de policía de Nueva York y no cómplice de estos internos en el otro extremo del teléfono. Felicito a la División de Inteligencia del NYPD y sus aliados en la oficina del Fiscal General por su trabajo ".

Una acusación formal con 244  cargos presentada en mayo acusó a 16 cómplices de  Corrupción Empresarial, Blanqueo de Dinero y los delitos iscales relacionados. Cada uno de los acusados  enfrenta hasta 25 años de prisión.

Con la cooperación de fuentes confidenciales, el personal policial recibió información a principios de agosto, de que Ramadán, el presunto jefe de la operación tráfico de cigarrillos y Odeh, uno de los distribuidores y lugartenientes de confianza de Ramadán , querían matar a dos personas que viven en la ciudad de Nueva York las cuales creían estaban cooperando con las autoridades en su contra. Evidencia adicional de la trama de asesinato, desde la cárcel Rikers Island, fue recogida por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que, como cuestión de rutina, monitorean de las llamadas realizadas por los internos. En este caso, las llamadas se hechas por Ramadán. Una de esas llamadas fue a un policía encubierto quien Ramadán creía era un asesino a sueldo.

Ramadán, de 42 años, está encarcelado en Rikers Island sin derecho a fianza y Odeh, de 52 años, sigue detenido tras imponérsele una fianza de $ 500,000.00 desde que fueron procesados en la acusación inicial el Juez de la Suprema corte de Brooklyn William Miller en mayo. Ramadán, también conocido como Abu Salah, y Odeh, también conocido como Abu Mahmoud, fueron detenidos y acusados por su participación en la red de tráfico de cigarrillos y de lavado de dinero que operaba en Virginia, Maryland y Delaware, hasta la ciudad de Nueva York e incluso la Región Capital del Estado de Nueva York. El acusado se enfrenta a un máximo de 8 1/3 a 25 años de prisión, en el nuevo caso. Ramadán es de Ocean City, Odeh es de Staten Island.

El Fiscal General Schneiderman agradece a la policía de Nueva York, la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Nueva York y el Departamento de Corrección de la ciudad de Nueva York por su apoyo y colaboración en esta investigación.

La investigación fue dirigida por el investigador de OCTF Jeffrey Sauter, supervisado por los investigadores supervisores de OCTF William Charles y Arthur Schwartz, el subdirector de OCTF Upstate Eugene Black, Jefe Adjunto de OCTF Downstate Christopher Vasta, bajo la supervisión general del Jefe de la Oficina de Investigaciones Dominick Zarrella. De la Policía de Nueva York, los detectives Derrick Golden y Wafkey Salem, quienes trabajaron bajo la supervisión del sargento Robert Olson y el teniente James O'Sullivan, de la División de Inteligencia y bajo la supervisión del Comisionado Adjunto David Cohen.

El caso está siendo procesado por el Fiscal Adjunto de OCTF Jonathan R. Sennett, bajo la supervisión del Fiscal General Adjunta Peri Alyse Kadanoff y la supervisión general de la Fiscal General Ejecutiva Adjunta para la Justicia Penal Kelly Donovan.

Los cargos contra los acusados son acusaciones y los acus

sitemap Intergov foil PressOffice RegionalOffices SolicitorGeneral AppealsandOpinions ConvictionBureau CrimPros OCTF MFCU PublicIntegrityInvestigations TaxpayerProtection Antitrust ConsumerFrauds Internet InvestorProtectionRealEstateFinance CharitiesCivilRightsEnvironmentHealthCareLaborTobaccoCivilRecoveriesClaims Litigation RealPropertySOMB BudgetLegalRecruitmentHuman Resources Bureau