Grupo De Trabajo Federal-Estatal Liderado Por Schneiderman Anuncia Acuerdo Record Por $16.65 Mil Millones Con Bank Of America

El Grupo de Trabajo RMBS, copresidido por Schneiderman, asegura acuerdo que incluye $800 millones para los neoyorquinos, incluyendo, por primera vez, un alivio para los prestatarios con préstamos asegurados por la FHA

Acuerdo resuelve cuestiones que tienen que ver con la mala conducta que contribuyó a la crisis financiera de 2008

Schneiderman: “El acuerdo de hoy es una importante victoria en la lucha para hacer rendir cuentas a los que causaron la crisis financiera"

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman, junto a miembros del grupo de trabajo estatal y federal del cual es copresidente, anunció un acuerdo de $ 16,65 mil millones con Bank of America. El acuerdo es el más grande en la historia de Estados Unidos con una sola institución, superando el acuerdo por $13 mil millones con JPMorgan Chase que fue asegurado por el mismo grupo de trabajo estatal y federal en noviembre pasado. El acuerdo incluye 800 millones dólares - $300 millones en efectivo, y un mínimo de $ 500 millones de dólares en alivio a los consumidores - que se destinará al estado de Nueva York. Como parte del acuerdo de hoy, el Bank of América reconoció que hizo declaraciones falsas graves al público - incluyendo el público inversor – en torno al empaquetado, comercialización, venta y emisión de valores respaldados por hipotecas residenciales (RMBS) por Bank of America, así como por Countrywide Financial y Merrill Lynch, las instituciones que Bank of America adquirió en 2008. El acuerdo también requiere de Bank of America proporcionar alivio a los propietarios de “viviendas bajo el agua” (cuya hipoteca es mayor que el valor real de la propiedad), los prestatarios en dificultades, y las comunidades afectadas a través de una variedad de medios, incluyendo el alivio de  -por primera vez- ayudar a ciertos propietarios de viviendas con hipotecas aseguradas por la Administración Federal de Vivienda (FHA) que no fueron elegibles para el alivio bajo acuerdos anteriores.

El acuerdo requiere a Bank of America pagar $ 9,65 mil millones en dólares en efectivo y otorgar $ 7 mil millones en alivio de los consumidores. El acuerdo fue negociado por la el Grupo de Trabajo sobre Valores Respaldados por Hipotecas (RMBS), un grupo de trabajo federal y estatal formado en 2012 para compartir recursos y seguir investigando irregularidades en el mercado de valores respaldados por hipotecas antes de la crisis financiera. El Fiscal General Schneiderman es copresidente del grupo de trabajo de RMBS.

"Desde mi primer día en el cargo, una de mis principales prioridades ha sido luchar por hacer rendir cuentas por la mala conducta que llevó a la caída del mercado de la vivienda y el colapso de la economía estadounidense", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Este acuerdo histórico se suma  a nuestro trabajo de llevar ayuda a las familias de todo el país y en todo Nueva York que fueron afectadas por la crisis de la vivienda, y es exactamente para lo que nuestro grupo de trabajo fue creado. Los fraudes de Bank of America, que se detallan en la exposición de los hechos, perjudicaron a un sinnúmero de propietarios e inversionistas de Nueva York. El resultado de hoy es una victoria importante en la lucha para hacer rendir cuentas a los que causaron la crisis financiera".

El acuerdo incluye una declaración de los hechos que describe cómo Bank of America, Merrill Lynch y Countrywide hicieron afirmaciones ante inversores en RMBS sobre la calidad de los préstamos hipotecarios que fueron titulizados y vendidos a los inversores. Contrario a esas afirmaciones, las empresas titularon y vendieron los RMBS con los préstamos hipotecarios subyacentes que sabían tenían defectos materiales. Bank of America también hizo afirmaciones ante la FHA, una agencia dentro del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos, acerca de la calidad de los préstamos asegurados por la FHA que Bank of America  origino y suscribió. Contrario a esas representaciones, Bank of America originó y garantizó hipotecas aseguradas por la FHA que no eran elegibles para el seguro de la FHA. Bank of America y Countrywide también hicieron declaraciones y garantías a Fannie Mae y Freddie Mac sobre hipotecas que se originaron y se vendieron entidades patrocinadas por el gobierno (GSE). Contrario a esas declaraciones y garantías, muchas de esas hipotecas eran defectuosas o de otra manera no podían venderse a GSE.

Como se explica en la declaración de hechos, en varias ocasiones, los empleados de Merrill Lynch se enteraron de que un porcentaje significativo de los préstamos hipotecarios revisados ​​por firmas contratadas para revisar la debida diligencia tenían defectos de materiales. Un número significativo de los préstamos -50% en al menos una carpeta de inversion-  fueron catalogados por las empresas de debida diligencia en la debida diligencia como que no se han originado en el cumplimiento de las leyes y reglamentos aplicables a dicha carpeta-, por no estar en conformidad con las directrices aplicables de suscripción y carecer de factores de compensación suficientes y préstamos con archivos en los que faltaban una o más piezas claves de la documentación, fueron de todos modos  dispuestos para la venta y titulización y venta a los inversores.

En un correo electrónicointerno que discutió la debida diligencia debida en una cartera de préstamos en particular, un consultor en el departamento de la debida diligencia de Merrill Lynch escribió: "cuánto tiempo quiere que me pase mirando estos [préstamos] si el co-jefe de Merrill Lynch de los negocios RMBS los aprobará independientemente de los problemas? . . . Hace que te preguntes para qué hacemos debida diligencia aparte de asegurar de que el préstamo se cerró”. Un informe de uno de los proveedores de debida diligencia de Merrill Lynch encontró que desde el primer trimestre de 2006 hasta el segundo trimestre de 2007, 4.009 préstamos que eran parte de la carpeta de préstamos revisadas por el vendedor no estaban en cumplimiento con los lineamientos establecidos o los leyes y regulaciones aplicables, y fueron puestos en carpetas para la venta por Merrill Lynch. Esta conducta, junto con un comportamiento similar de otros bancos que ofrecieron conjuntamente préstamos defectuosos y tóxicos en valores y engañaron a los inversionistas que han comprado esos valores, contribuyó a la crisis financiera.

El Fiscal General Schneidermanfue elegido en 2010 y asumió el cargo en 2011, cuando los cinco bancos más grandes de servicios hipotecarios, 49 fiscales generales estatales y el gobierno federal se encontraban al borde de aceptar un acuerdo que hubiese liberado bancos - incluyendo Bank of America - de la responsabilidad por prácticamente toda la mala conducta relacionada a la crisis financiera. El Fiscal General Schneiderman se negó a aceptar dicha inmunidad para los bancos. Como resultado, el Fiscal General Schneiderman aseguró un arreglo que conserva una amplia gama de demandas para una mayor investigación y enjuiciamiento.

En su discurso sobre el Estado de la Unión en 2012, el presidente Obama anunció la formación del Grupo de Trabajo RMBS. La colaboración reunió al Departamento de Justicia (DOJ), otras entidades federales, y varios agentes de la ley estatales - copresidido por el Fiscal General Schneiderman - para investigar a los responsables de la mala conducta que contribuyó a la crisis financiera a través del empaquetado y la venta de valores respaldados por hipotecas residenciales. Las negociaciones para el acuerdo, que fueron conducidas por el fiscal general adjunto Tony West de DOJ, forman parte del Grupo de Trabajo RMBS.

Bajo el acuerdo, Bank of America tendrá que proporcionar un mínimo de $ 500 millones en alivio a los consumidores acreditable directamente a las familias que luchan por mantenerse en sus casas y las comunidades en todo el estado. El acuerdo incluye un menú de opciones para el alivio de los consumidores a ser proporcionado, y diferentes categorías de alivio se acreditan a un ritmo diferente hacia la obligación del banco de $ 500 millones. El acuerdo también requiere que Bank of America proporcione cantidades mínimas de alivio acreditable bajo ciertas categorías prioritarias en Nueva York. El menú de Crédito Alivio al Consumidor, disponible aquí  http://www.ag.ny.gov/pdfs/Annex%202-ConsumerReliefFINAL.pdf detalla la forma en que se le atribuye a cada categoría de alivio y los montos mínimos para cada categoría en su caso.

La prioridad más importante en el Menú de Alivio de Crédito al Consumidor es un cambio que permitirá reducciones de principales en la primera hipoteca para ciertos tipos de hipotecas aseguradas por la FHA. Los prestatarios con estos tipos de préstamos han sido previamente excluidos de obtener los beneficios de una reducción de principal en virtud de acuerdos anteriores, a pesar del hecho de que un número significativo de préstamos en dificultades entran en esta categoría. Según los datos recogidos por la Oficina del Fiscal General, más o menos 23% de todos los préstamos en dificultades en Nueva York tiene seguro de la FHA y los préstamos asegurados por la FHA representan la mayor parte de la cartera restante de préstamos de Bank of America en dificultades en Nueva York.

El Fiscal General Schneidermantomo como prioridad extender el perdón de principal para las hipotecas aseguradas por la FHA en las negociaciones con el Bank of America, y su inclusión en este acuerdo representa un gran paso adelante en el compromiso permanente del Fiscal General Schneiderman para ayudar a que las familias se muevan más allá de la crisis hipotecaria.

"El Empire Justice Center se complace de que el acuerdo con Bank of America prevé reducciones de principales de los préstamos asegurados por la FHA", dijo Kirsten Keefe, Abogada en el Empire Justice Center. "Este es un componente crítico que no ha sido incluido en los acuerdos anteriores con otros bancos. Ha había dejado los propietarios de viviendas con préstamos de la FHA en desventaja cuando se trataba de negociar con su banco para salvar sus casas. Damos las gracias al Fiscal General Schneiderman por hacer de esto una prioridad en el acuerdo con Bank of America".

Bank of Americaofrecerá un mínimo de $ 60 millones en reducciones principales en Nueva York, incluyendo la cartera de asegurados por la FHA. Otros requisitos mínimos específicos para el alivio de los consumidores de NY en virtud de este acuerdo incluyen:

  • Un mínimo de $20 millones en donaciones, incluyendo dinero en efectivo y las contribuciones de propiedades vacantes y  abandonadas a los bancos de tierras, las unidades de los gobiernos locales y otras organizaciones no lucrativas. Bank of America estima que esto ayudará resolver problemas con 300 propiedades -también conocidas como zombies- vacantes propiedades en todo el estado de Nueva York.
  • El banco tambiéndebe ganar por lo menos $ 35 millones en créditos para hacer donaciones en efectivo a los proveedores de servicios legales, agencias de asesoría de vivienda, los bancos de tierras y otras organizaciones no lucrativas de desarrollo comunitario. Estas opciones de alivio son un complemento directo a la inversión que el Fiscal General Schneiderman ha hecho que este tipo de programas en los últimos tres años, incluyendo más de $ 60 millones en fondos para apoyar una red de asesoría de vivienda y proveedor de servicios legales en todo el estado bajo el Programa de Protección a Propietarios de Viviendas (HOPP), que ha proporcionado servicios gratuitos de alta calidad a más de 30.000 propietarios de viviendas desde su lanzamiento en 2012.
  • Bank of America también debe proporcionar $ 125 millones en créditos para crear y preservar cientos de unidades de vivienda de alquiler asequible en todo el estado de Nueva York. Esta iniciativa es particularmente crítica en Nueva York, donde la vivienda de alquiler asequible es escasa y muchas familias están luchando para encontrar alternativas decentes y asequibles a la propiedad de vivienda a raíz de la crisis económica.

El Alcalde de Nueva York Bill DeBlasio dijo: "Estamos en medio de una crisis de asequibilidad que golpea a los neoyorquinos desde los más pobres hasta la una vez sólida clase media. Estamos profundamente agradecidos del Fiscal General por asegurar un acuerdo histórico que hará una diferencia real para las familias que luchan en toda la ciudad y el estado. Estamos trabajando duro para construir y preservar una cantidad sin precedentes de viviendas asequibles para atender esta crisis, y el trabajo continuo del Fiscal General está demostrando ser de vital importancia en el apoyo a ese esfuerzo".

"Aplaudimoslos esfuerzos del Fiscal General Schneiderman por hacer rendir cuentas a los bancos ‘demasiado grandes para fracasar’ en nombre de las comunidades de bajos ingresos", dijo Josh Zinner, Co-Director del Proyecto de la Nueva Economía. "Tenemos la esperanza de que este acuerdo proporcionará alivio a las personas y comunidades que han sido más afectadas por los préstamos abusivos y las altas tasas de ejecución hipotecaria."

El cumplimiento deeste acuerdo será monitoreado por un supervisor independiente que será responsable de garantizar que los objetivos en virtud del acuerdo se cumplen, incluidolos requisitos de presentación de informes trimestrales, que medirán cómo se está asignando un alivio a nivel comprobable, y se ponga a disposición del público.
Este asuntofue dirigido por la ex Fiscal General Adjunta para la Justicia Económica Virginia Chávez Romano, el Jefe de la Oficina de Protección al Inversionista Chad Johnson, el Asesor de Aplicación para la Justicia Económica Steven Glassman, y las Fiscales Adjuntas en la Unidad de Proteccion al Inversionista Hannah Flamenbaum y Melissa Gable.

Groups audience: