NOTICE: This is an archived press release. Information contained on this page may be outdated. Please refer to our latest press releases for up-to-date information.


Post date: March 19 2015

Schneiderman Y El Departamento De Justicia Anuncian Acuerdo Antimonopolio Por $ 7.5 Millones Con Operadores De Autobuses Turísticos De La Ciudad De Nueva York

Acuerdo resuelve problemas de libre competencia en el mercado de autobuses turísticos de la ciudad de Nueva York; Obliga a las empresas a pagar $ 7.5 millones provenientes de ganancias ilegales

Schneiderman: Este acuerdo pone fin a un monopolio creado para sobrecargar turistas

NUEVAYORK -El Fiscal General Eric T. Schneiderman y el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunciaron hoy que han llegado a un acuerdo con Coach USA Inc., CitySights LLC,y su empresa conjunta, Twin America, LLC, para remediar la falta  de competenciaen mercado de autobuses turísticos de la Ciudad de Nueva York que se produjo cuando los acusados se combinaron para formar un monopolio ilegal. El acuerdo requiere que los acusados renuncien a aproximadamente cincuenta paradas de autobús a través de Manhattan controladas por City Sights,incluyendo lugares muy codiciados en Times Square y cerca del Empire State Building. También están obligados a pagar $ 7.5 millones en ganancias obtenidas por hacer funcionar su empresa conjunta en violación de las leyes antimonopolio entre 2009 y 2015.

El Fiscal General Schneiderman y la DivisiónAntimonopolio del Departamento de Justicia presentaron una demanda en la Corte Federal para el Distrito Sur de Nueva York en 2012, alegando que la formación en marzo de 2009 de Twin America violólas leyes antimonopolio y dio lugar a precios más altos para las excursiones en autobús  en la ciudad de Nueva York. El acuerdo de hoy, de ser aprobado por un tribunal, resuelve los reclamos alegados en la demanda presentada en este caso.

"Al eliminar la competencia entre ellos, los más grandes operadores de icónicos autobuses turísticos de dos pisos de la ciudad de Nueva York pudieron aumentar los precios y privar a los visitantes de la ciudad de los beneficios de un mercado libre y justo", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Este acuerdo permite el auge de la competencia una vez más, y asegura que estas empresas no se benefician de operar una empresa conjunta ilegal y contraria a la competencia. Doy las gracias a la División Antimonopolio del Departamento de Justicia por su alianza con mi oficina para lograr la presente resolución para los consumidores en Nueva York".

"La formación deTwin America le dio a Coach y a City Sightsun monopolio ilegal sobre el mercado de recorrido en autobús con paradas libres en la  ciudad de Nueva York y les permitió aumentar inmediatamente los precios a los consumidores", dijo el Secretario de Justicia Adjunto Bill Baer, de la División Antimonopolio del Departamento de Justicia. "Como resultado de los esfuerzos conjuntos de la División de Defensa de la Competencia y el Fiscal General de Nueva York, Coach y City Sights perderán  permisos clave de parada de autobús a lo largo de Manhattan para restablecer la competencia y entregaran las ganancias ilegales que han obtenido por violar las leyes antimonopolio".

Como se alegó en la demanda, antes de la formación de Twin America, Coach, líder de larga data del mercado a través de su marca "Gray Line New York", y City Sights, una firma que lanzó la marca "CitySights NY" en 2005, representaron aproximadamente el 99 por ciento del, mercado de paseos en autobús con paradas libres en la ciudad de Nueva York. Entre 2005 y principios de 2009, las dos empresas que funcionaban en vigorosa competencia en los precios y ofertas de productos que beneficiaban directamente a los consumidores.

Esa competenciaterminó en 2009 cuando Coach y City Sights se unieronpara formar una nueva entidad, llamada "Twin América." La formación de esta empresa conjunta proporcionó a Twin América control sobre prácticamente la totalidad competitivamente-significativo mercado de paseo en autobús en todo Manhattan, y les permitió aumentar  precios de los tours de autobús en aproximadamente un 10 por ciento. Según la denuncia, Coach y su empresa matriz, Stagecoach Group plc, habían asumido durante mucho tiempo que la combinación con el único competidor significativo de Coach permitiría a la empresa fusionada subir los precios y había comunicado esta suposición a City Sights durante las negociaciones para unir las empresas. A principios de 2009, durante un período de aproximadamente dos meses, Coach y City Sights hicieron precisamente eso,  unificaron las empresas  y elevaron los precios. La empresa conjunta sigue funcionando tanto a Gray Line New York y City Sights hoy en día.

Durante más de tresaños después de la formación de Twin América, no hubo nueva entrada o expansión en el mercado, y Twin América sostuvo los aumentos de precios desde principios de 2009. Desde 2012, a pesar de que varias empresas han entrado en el mercado, han sido incapaces de obtener autorizaciones de paradas de autobús del Departamento de Transporte ("NYC DOT") de ciudad de Nueva York en, o suficientemente cerca de las principales atracciones y barrios para competir de manera significativa con Twin América. Se requieren autorizaciones de paradas libres de autobús  para operar legalmente y montar y desmontar  pasajeros. Tanto Coach como City Sights tienengrandes carteras de autorizaciones de las paradas de autobús que cubren prácticamente totalidad de las principales atracciones de Manhattan que las empresas recibieron  de NYC DOT años atrás, y antes de que muchos lugares estaban a capacidad. La formación de Twin America les dio una participación dominante de las autorizaciones de las paradas de autobús competitivamente-significativas en Manhattan.

El acuerdo con Nueva York y el Departamento de Justicia exige a Twin America desprenderse de  la totalidad de autorizaciones de paradas de autobús de la ciudad turísticade City Sightsen Manhattan "(más o menos la mitad de las controladas por Twin América) liberándolas al NYC DOT, el organismo encargado de administrar las autorizaciones de las paradas de autobús en la ciudad de Nueva York. Las paradas liberadas incluyen lugares altamente codiciados, como las zonas de los alrededores de Times Square, el Empire State Building y el Battery Park, donde las empresas rivales han sido crónicamente impedidas de obtener las autorizaciones de las paradas de autobús. Al aumentar el inventario del Departamento de Transporte de las paradas de autobús y la liberación de la capacidad en aproximadamente 50 lugares en todo Manhattan, el acuerdo corregirá significativamente la barrera más intratable de rivales que no podían competir de manera significativa con Twin America. Los acusados seguirán compitiendo en el mercado y mantener las autorizaciones de las paradas de autobús de Gray Line New York por su servicio de paseo de autobús.

Elacuerdo también exige a los demandados pagar $ 7.5 millones provenientes de ganancias que obtuvieron de la operación de su empresa conjunta ilegal, y como resultado de su esfuerzo de varios años para evadir la normativa antimonopolio. Esta cantidad es adicional a $19 millones de dólares que los acusados ya habían acordado pagar a los consumidores para resolver litigios privados iniciados después de la presentación de la demanda del gobierno. El Fiscal General de Nueva York y los Estados Unidos determinó que los acusados obtuvieron ganancias superiores a los $19 millones de dólares con su monopolio ilegal y la restitución fue particularmente apropiada en los hechos de este caso - una fusión consumada que implica un incremento de precios anticompetitivo y los intentos deliberados para evadir la lucha contra los monopolios. El pago de $ 7.5 millones en restitución privará a los demandados de las ganancias mal habidas que retuvieron  incluso después del acuerdo en el litigio privado, y está dirigido a disuadir futuras violaciones de la ley antimonopolio

Los acusados tomaron medidas que llevaron a la demora de esta acción y prolongaron su posición de monopolio ilegal. Poco después de enterarse de la empresa conjunta en el verano de 2009, la oficina del Fiscal General de Nueva York emitió citaciones para investigar la transacción. Después de recibir las citaciones, los acusados retrasaron la investigación antimonopolio de Nueva York al retrasar el papeleo de la transacción de Twin America con la Junta de Transporte Terrestre Federal (STB) y afirmando, entre otras cosas, que, como resultado de ciertas operaciones mínimas interestatales en poder de la empresa conjunta, STB tenía competencia exclusiva para revisar la transacción. La aprobación de STB de la transacción habría impedido la revisión antimonopolio.

Durante varios años de litigio ante el STB, Nueva York presentó los documentos presentados y se opuso firmemente a la transacción sobre la base de que era contraria a la competencia y que el proceso STB estaba siendo utilizado por los acusados para interferir con la normativa antimonopolio. El STB finalmente estuvo de acuerdo con la posición de Nueva York, rechazando la unión de las empresas a principios de 2011 como algo que no estaba en el "interés público", y cuestionando si los acusados indebidamente usaron los procedimientos de la STB para evitar revisión antimonopolio. El STB afirmó su decisión a principios de 2012, ordenando que Coach and City Sights disuelven la unión o terminan las operaciones mínimas interestatales que proporcionaron la supuesta base de la competencia exclusiva. Más tarde ese año, los acusados optaron por terminar las operaciones interestatales del riesgo. El Fiscal General del Estado de Nueva York y el Departamento de Justicia presentaron su demanda conjunta desafiando la operación en diciembre de 2012.

Elacuerdo también requiere a los acusados establecer programas de entrenamiento en torno a la  defensa de la competencia y que los acusados proporcionará al gobierno con antelación de cualquier futura adquisición en la ciudad de Nueva York  en el mercado de paseos en autobús con paradas libres que no sea de otra manera reportable bajo la Ley Antimonopolio  Hart-Scott-Rodino de 1976 (la Ley HSR).

La oficina del FiscalGeneral de Nueva York llevó a cabo la investigación y el litigio de este asunto en estrecha coordinación con la División Antimonopolio del Departamento de Justicia de Estados Unidos, y considera el asunto como un caso ejemplar de exitosa  cooperación federal y estatal.

Por la Fiscalia General de NuevoYork, la investigación y el litigio de este asunto fueron manejados por los Fiscales Adjuntos James Yoon, Matthew Siegel, Jeremy Kasha, y Jefe de la oficina de Eric J. Stock, todos de la Oficina de Defensa de la Competencia, así como Economista Jefe Guy Ben-Ishai, Director de Investigaciones Sumanta Ray, y la Fiscal General Ejecutiva Adjunta para la Justicia Económica Karla G. Sánchez.

Groups audience: