Schneiderman Y El Fiscal Federal Bharara Anuncian Innovador Acuerdo Con Bank Of New York Mellon Sobre Prácticas Fraudulentas De Intercambio De Moneda

Bank of New York Mellon admite que le prometía a clientes el mejor precio del día sobre transacciones de intercambio de divisas pero en cambio le daban el dar peor precio

$714 millones anunciados hoy en acuerdos con el Bank of New York Mellon

Bank of New York Mellon despedirá a los ejecutivos involucrados en el fraude

Schneiderman: Las instituciones e individuos responsables de defraudar a los inversionistas tendrán que rendir cuentas

NUEVA YORK -El Fiscal General Eric T. Schneiderman y el Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, anunciaron  hoy un acuerdo con el Banco de Nueva York Mellon ("BNYM") que resuelve los casos presentados por la Oficina del York Fiscal General del Estado de Nueva York y la Oficina del Fiscal de Estados Unidos en relación con una práctica fraudulenta de intercambio  de divisas de BNYM ("FX"). El BNYM ha acordado pagar $714,000,000 para resolver los casos de los gobiernos estatal y federal, algunos casos particulares que surgieron como resultado del  mismo  fraude y las investigaciones de la Comisión de Bolsa y Valores y el Departamento de Trabajo de Estados Unidos. Además de la recuperación monetaria significativa, el Fiscal General Schneiderman y el Fiscal Federal Bharara obtuvieron términos del acuerdo clave adicionales:  BNYM ha admitido los detalles fácticos de su fraude, terminará el empleo de ciertos ejecutivos involucrados en el fraude, reformará sus prácticas para mejorar e incrementar la información que proporciona a sus clientes, y renunciará a la deducibilidad de lo estipulado en el acuerdo de los impuestos que paga al estado de Nueva York y los impuestos locales con respecto a la parte del Estado de Nueva York del acuerdo.

"Los inversionistas confían en que las  instituciones financieras le dirán  la verdad sobre cómo se están gestionando sus inversiones. Pero Bank of New York Mellon engañó a los clientes e hizo negocios a costa de ellos ", dijo el Fiscal General Schneiderman. "El acuerdo de hoy muestra que las instituciones y los individuos responsables de defraudar a los inversionistas tendrán que rendir cuentas y se enfrentarán a graves consecuencias por su fechoría. El resultado también muestra lo que puede lograrse cuando los organismos encargados de hacer cumplir la ley colaboran en un tema importante como este".

El Fiscal Federal de Manhattan, Preet Bharara, dijo: "Los clientes del Banco de Nueva York Mellon, muchos de los cuales son los fondos de pensiones públicos y organizaciones sin fines de lucro, confiaron que el Banco seria honesto acerca de los servicios financieros que estaba proporcionando y que los trataría a ellos de manera justa. BNYM y sus ejecutivos, motivados por ganancias excesivas y bonificaciones, violaron esta confianza y repetidamente engañaron a sus clientes a creer que la fijación de precios que estaban recibiendo en divisas era mejor de lo que realmente eran. El Banco, después de tres años de litigio, ha admitido finalmente lo que siempre estuvo claro en la evidencia - contrariamente a sus diversas representaciones, incluyendo una la de mejores tarifas, el banco de hecho dio a clientes precios en o cerca de las peores tasas interbancarias reportadas durante el día de negociación. El banco engañó repetidamente a sus clientes y está pagando una pesada pena por ello. No dudaremos en perseguir y castigar a las instituciones financieras y sus ejecutivos que se aprovechan de su base de clientes para mejorar sus intereses propios".

Esta demanda y el acuerdo envían un mensaje claro al mundo de los servicios financieros que no dudaremos en perseguir y castigar a las instituciones y sus ejecutivos que se aprovechan de su cartera de clientes para mejorar sus líneas de fondo".           

De los 714 millones dólares en fondos del acuerdo anunciado hoy, al estado de Nueva York y el Departamento de Justicia se les asignará $167,5 millones cada uno, y el Fiscal General Schneiderman dirigirán casi la totalidad del importe del estado de Nueva York a un fondo que compense a los clientes de BNYM que fueron víctimas de fraude de BNYM. Dos agencias del estado de Nueva York - el plan de compensación diferido del estado de Nueva York y de SUNY - estaban entre los clientes defraudados por el BNYM y serán plenamente compensados por sus pérdidas.

Como se alega en este caso, BNYM tergiversó sistemáticamente la forma en que maneja las transacciones de divisas de sus clientes. BNYM dijo a los clientes que su programa de Instrucción Permanente FX era un servicio automatizado que permite a un cliente a confiar en que BNYM obtendrá una tasa de FX y ejecutar operaciones de divisas en nombre del cliente sin ningún tipo de supervisión o participación directa de los clientes, y que BNYM obtendría "mejores tasas" a disposición de los clientes. Los altos ejecutivos BNYM sabían que las representaciones de BNYM sobre los precios FX eran falsas. De hecho, BNYM obtiene las mejores tasas de FX para sí mismo, dio a sus clientes las peores o cerca de las peores, y se quedó con la diferencia.

BNYM es un banco  que ofrece una variedad de servicios de custodia a los grandes inversionistas, incluidos los fondos públicos de pensiones, estados, universidades, instituciones de beneficencia y fundaciones. Los clientes de BNYM utilizan sus servicios de FX en la compra o venta de valores extranjeros o convertir los ingresos de las inversiones extranjeras a dólares.

Como se indica en las quejas estatales y federales, el BNYM difundió ampliamente numerosas tergiversaciones acerca de su servicio FX de Instrucción Permanente, entre ellas que BNYM efectuaría transacciones de orden permanente de conformidad con las normas de "mejor ejecución", de una manera diseñada para "maximizar las ganancias de cada comercio, que obtendría las “mejores tarifas” disponibles o las tasas de conformidad con el mercado interbancario mundial imperante, y que el servicio FX de Instrucción Permanente era “gratis”.  En verdad, BNYM nunca brindo una “mejor ejecución”  o "mejores tarifas", y el servicio estaba muy lejos de ser gratis, y algunos altos ejecutivos de FX en BNYM sabían que las representaciones de BNYM sobre el precio del servicio FX Instrucción Permanente eran falsas. En lugar del servicio que prometieron, BNYM monitoreaba las fluctuaciones del tipo FX durante todo el día o sesión y al final de cada día de negociación o sesión, le asignaba a los clientes la peor o cerca de las peores tasas de ese día o sesión. Al mismo tiempo, BNYM estaba obteniendo tasas más favorables para sí mismo, y se benefician de la diferencia o "spread" entre las dos tasas.

El caso de Nueva York comenzó cuando un denunciante presentó una denuncia ante la oficina del Fiscal General en 2009 bajo la Ley de Reclamos Falsos Nueva York. La Ley de Reclamos Falsos Nueva York ofrece incentivos para los denunciantes que informen asuntos donde las entidades gubernamentales, como los fondos de pensiones, han sido defraudados. Como senador estatal, el Fiscal General Schneiderman fue autor de enmiendas para fortalecer la Ley de Reclamos Falsos Nueva York. Esas mejoras, conocida como la Ley de Recuperación de Fraude y Cumplimiento, ampliaron la capacidad del Estado para cobrar daños y multas de corporaciones o personas que estafan al gobierno, o violan sus obligaciones de pago de las entidades gubernamentales. La Ley de Nueva York de Reclamos Falsos también permite a un denunciante a recibir un porcentaje de cualquier recuperación hecha en nombre del Estado de Nueva York. La Fiscalía General expresa su agradecimiento al denunciante en este caso por ayudar a traer a la luz pública la conducta del BNYM.

El acuerdo anunciado hoy es el producto de un esfuerzo conjunto de la Oficina del Fiscal General de Nueva York y la oficina del Fiscal de Estados Unidos. Después que cada oficina hizo una investigación por separado las prácticas fraudulentas de BNYM y presentaron sendas demandas contra BNYM en 2011, las dos oficinas trabajaron juntas en el descubrimiento y en la negociación de este acuerdo significativo. El Fiscal General Schneiderman aprecia el éxito de la colaboración con la Oficina del Fiscal de Estados Unidos en esta materia, que ha producido un resultado excepcional para el público.

El caso del estado fue manejado por Karla G. Sánchez, Fiscal General Ejecutiva Adjunta de la División de Justicia Económica, Roger Waldman, Fiscal Superior de Cumplimiento, Katherine Milgram, Jefa Adjunta de la Oficina de Protección al Inversorsionista, los Fiscales Adjuntos David Castleman, Brian Whitehurst, y Melissa Gable, y Chad Johnson, quien es Jefe de la Oficina de Protección al Inversionista.

Los aspectos de la Ley de Reclamos Falsos del caso fueron manejados por los Fiscales Adjuntos Bryan Kessler y Gregory Krakower y el Sub Jefe  de la oficina Scott Spiegelman, de la Oficina de Protección al Contribuyente en la División de Justicia Criminal. Kelly Donovan es la Fiscal General Ejecutiva Adjunta para la Justicia Criminal, y Thomas Teige Carroll es Jefe de la Oficina de Protección del Contribuyente. El Fiscal General Schneiderman creó la Oficina de Protección al Contribuyente en enero de 2011 específicamente para manejar casos en que el propio gobierno ha sido defraudado.

Groups audience: