NOTICE: This is an archived press release. Information contained on this page may be outdated. Please refer to our latest press releases for up-to-date information.


Post date: May 12 2015

Schneiderman Anuncia $158 Millones En Acuerdo Con Sprint Y Verizon Sobre Cargos No Autorizados En Factura Telefónica

El Acuerdo Nacional sobre “cramming” alcanza los $353 millones, incluyendo el alivio para consumidores de Nueva York y $ 1.8 millones adicionales para el Estado de Nueva York

NUEVAYORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy un acuerdo multiestatal con Sprint Corporation ("Sprint") y Cellco Partnership d / b / a Verizon Wireless ("Verizon") que incluyen $158 millones en pagos para resolver los cargos de que las compañías participaron en la práctica conocida como ‘cramming’, una práctica en la que los proveedores de telefonía celular incluyen cargos de terceros no autorizados en las facturas de los consumidores. Un cargo común es un servicio de $9.99 por mes prima en suscripción de mensajería de texto (también conocido como PSMS) para los horóscopos, curiosidades, resultados deportivos o cualquier otra información que los consumidores a menudo no solicitaron.

Fiscales Generales estatales y los reguladores federales alegan que el ‘cramming’ ocurrió cuando Sprint y Verizon colocaron cargos de terceros en las facturas de los consumidores de telefonía móvil sin el conocimiento o consentimiento de los consumidores. Sprint y Verizon son el tercer y cuarto proveedores de telefonía móvil en entrar en un acuerdo a nivel nacional para resolver las denuncias relativas a esta práctica ilegal. El Fiscal General Schneiderman anunció acuerdos similares con AT & T en octubre de 2014 ($105.000.000) y T-Mobile en diciembre de 2014 ($90 millones). Las cuatro compañías de telefonía móvil anunciaron que cesarían la facturación a los clientes para PSMS en el otoño de 2013.

"Es injusto e ilegal cobrar a los consumidores por servicios que no soliciten, una práctica a la que Sprint y Verizon se dedicaron a lo largo de varios años", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Bajo el acuerdo de hoy, un estimado de 2 millones de neoyorquinos serán elegibles para reembolsos y ambas compañías se han comprometido a poner fin a esta práctica comercial engañosa".

Bajo los términos de los acuerdos, Sprint pagará $68 millones y Verizon pagará $90 millones. De estas cantidades, Sprint y Verizon están obligados a proporcionar $50 millones y $70 millones, respectivamente, a los consumidores que fueron víctimas de cramming. Sprint y Verizon distribuirán cada reembolso a los consumidores perjudicados a través de programas de reparación que se realizarán bajo la supervisión de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor. Se estima que más de 2 millones de neoyorquinos tienen derecho a reembolsos.

Los consumidores puedenpresentar reclamaciones en virtud de los programas de reparación visitando www.SprintRefundPSMS.com y / o www.CFPBSettlementVerizon.com. En esos sitios, los consumidores pueden presentar reclamaciones, encontrar información sobre la elegibilidad de reembolso, de cómo obtener un reembolso, y solicitar un resumen cuenta gratuita que detalla las compras PSMS en sus cuentas. Los consumidores que tengan preguntas sobre los programas de reparación pueden visitar los sitios web de los programas o llamar a los administradores del acuerdo al (877) 389-8787 (Sprint) y / o (888) 726-7063 (Verizon).

Sprint también pagará $12 millones a los fiscales generales, incluyendo $340,301.30 al Estado de Nueva York, y $ 6 millones a la Comisión Federal de Comunicaciones. Verizon también pagará $16 millones a los procuradores generales, incluyendo $453,900.83 al Estado de Nueva York, y $4 millones a la Comisión Federal de Comunicaciones. El acuerdo con las cuatro compañías de telefonía móvil ha traído al Estado de Nueva York un total de $1,882,846.27.

Igual que los acuerdoscon AT & T y T-Mobile a finales de 2014, los acuerdos requieren a Sprint y Verizon permanecer fuera del negocio de PSMS comercial,la plataforma a la que los organismos de las fuerzas del orden atribuyen la mayor parte del problema de cramming. En cada uno de los cuatro acuerdos, las compañías, incluyendo Sprint y Verizon, también deben tomar una serie de medidas destinadas para garantizar que sólo facturan a los consumidores por cargos de terceros que hayan sido autorizados, incluyendo los siguientes:

  • Las compañías telefónicas debenobtener el consentimiento expreso de los consumidores antes de la facturación  por los cargos de terceros, y deben garantizar que los consumidores sólo pagan por los servicios si se les ha informado de todos los términos y condiciones de su pago;
  • Las compañías telefónicas debendar a los consumidores la oportunidad de obtener un reembolso completo o crédito cuando son facturados por cargos no autorizados de terceros;
  • Las compañías telefónicas deben informar a sus clientes cuando se inscriban para los servicios que su teléfono móvil se puede utilizar para pagar cargos de terceros, y deben informar a los consumidores sobre cómo esos cargos de terceros pueden ser bloqueados si los consumidores no quieren usar su teléfono para pagar por productos de terceros; y
  • Las compañías telefónicas deben presentarcargos de terceros en una sección específica de las facturas de los consumidores de teléfono móvil, debe distinguirse claramente de los propios cargos de la compañía telefónica, y deben incluir en la misma sección información sobre como los consumidores pueden bloquear los cargos de terceros.

En este caso, la oficinadel Fiscal General Schneiderman se asoció con el otro 49 fiscales generales, el Distrito de Columbia, la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, y la Comisión Federal de Comunicaciones.

El caso fue manejadopor la Fiscal Adjunta Kate Matuschak de la Oficina  Contra el Fraudes y Protección del Consumidor. La Oficina Contra el Fraudes y Protección al Consumidor está liderada por la Jefa del Buró Jane Azia. La Oficina Contra el Fraude y Protección del Consumidor es parte de la División de Justicia Económica dirigida por la Fiscal General Ejecutiva Adjunta para la Justicia Económica Karla Sánchez.