Schneiderman Logra Más De $ 1 Millón En Restitución A Consumidores De Energía Del Estado A Quienes Se Les Había Prometido Precios Mas Bajos

Los consumidores se les prometieron falsamente precios más bajos y fueron registrados por la empresa Monsey, N.Y., sin su consentimiento; Ahora pueden recibir reembolsos parciales

Schneiderman: Prácticas comerciales engañosas no serán toleradas

NUEVA YORK-Como parte de una investigación más amplia sobre las empresas de servicios de energía, el Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy que formularios de reclamación han sido enviados a más de 25.000 clientes actuales y antiguos de Nueva York de HIKO Energy, LLC que compraron productos energéticos de HIKO entre junio 1, 2011 al 1 de octubre de 2014. Una investigación realizada por el Buro de Protección y Contra el Fraude al Consumidor de la Fiscalía General encontró que la empresa de servicios energéticos atrajo a los consumidores con falsas promesas de tarifa más bajas, para luego engañar a los clientes con cuentas mucho más altas; inscribieron nuevos clientes sin su conocimiento o consentimiento; hicieron muy difícil para los clientes cancelar sus inscripciones en el momento oportuno. El Fiscal General aseguró los reembolsos para los clientes como parte de un acuerdo que también impone nuevas restricciones a las prácticas de comercialización de HIKO para evitar fraudes futuros.

"Miles de neoyorquinos fueron atraídos por falsas promesas de HIKO para un gran ahorro, sólo para ser atrapados con facturas de energía más caras. Me complace devolver más de $1 millón a los consumidores que perdieron dinero con esta empresa”, dijo el Fiscal General Schneiderman. "Estos son tiempos económicos difíciles, y las empresas que explotan los neoyorquinos que buscan ahorrar su dinero duramente ganado tendrán que rendir cuentas. No se tolerarán este tipo de fraudes al consumidor".

La investigación en curso de la Fiscalía General en torno a empresas de servicios energéticos (conocidas como ESCO) ha devuelto a millones a los consumidores, incluyendo, más recientemente, casi $ 2 millones a los clientes de Columbia Utililities Power LLC, de conformidad con un acuerdo de 2011.

La investigación de la Fiscalía General encontró que los vendedores de HIKO prometieron falsamente un ahorro del 10 al 15 por ciento en las facturas de energía de los consumidores. Los clientes que se inscribieron fueron golpeados con tasas que eran con frecuencia mucho más alta que las que ofrecen sus servicios públicos locales. Empresas de servicios energéticos compran energía en el mercado abierto y luego la revenden a los consumidores. Las compañías de utilidades aun llevan la energía a los consumidores, pero los consumidores pueden optar por comprar su energía directamente de la utilidad o por medio de una ESCO. HIKO utiliza su condición de ESCO  para cobrar a sus clientes precios mucho más altos de lo que hubieran pagado si compraron la energía directamente de las compañías de utilidades.

HIKO emplea telemercadeo  y visitas de puerta a puerta para sus ventas. La investigación encontró que, además de prometer costos más bajos, los vendedores de la compañía inscribieron a consumidores como clientes sin su conocimiento o consentimiento. Usaron una serie de prácticas engañosas con el fin de hacer esto, incluyendo engañar a los consumidores en la prestación de sus números de cuenta que HIKO luego utilizados para transferir sus cuentas; afirmando falsamente que representaban a las compañías de utilidades de los consumidores; y obtener el consentimiento para cambiarse de personas que no estaban autorizadas a dar tal consentimiento.

El acuerdo entre la Fiscalía General y HIKO requiere a HIKO pagar $ 1,25 millón a la oficina del Fiscal General para su uso en un programa de restitución, así como sanciones y honorarios. El proceso de reclamaciones será manejado por el Better Business Bureau of Metropolitan New York.  El acuerdo también requiere a HIKO tomar medidas para impedir prácticas engañosas en el futuro, incluida la formación adecuada de los representantes de ventas, registro de las comunicaciones entre clientes y representantes de servicio al cliente, grabaciones de las comunicaciones entre los clientes y los representantes de ventas que se traducen en una venta, monitoreo regular de grabaciones de ventas, y los procedimientos disciplinarios apropiados para violaciones de la ley.

Si usted compró electricidad o gas natural de HIKO antes de octubre de 2014 y no recibe un formulario de reclamación por correo, usted todavía puede ser elegible para un reembolso si estuvo sujeto a ciertas prácticas engañosas. Usted puede presentar una reclamación en línea en go.bbb.org/ny-hiko, o llame al 212-358-2857 para obtener un formulario de reclamación que usted puede enviar por correo después de completarlo.

TODOS LOS RECLAMOS DEBEN SER RECIBIDOS para el 15 de agosto 2015

Los consumidores pueden protegerse de las ESCO sin escrúpulos al recordar los siguientes consejos:

  • Si recibe una oferta de servicios de energía, asegúrese de entender si la oferta es de su utilidad o de una ESCO.
  • No tienes que elegir una ESCO para suministrar su gas o electricidad. Usted puede optar por utilizar su compañía de utilidad como su proveedor directo.
  • Asegúrese de entender si un contrato ESCO implica un cargo por terminación anticipada y, si es así, el importe de la cuota y la duración de su compromiso contractual.
  • Antes de aceptar cualquier oferta, pida a la ESCO mostrarle cómo sus tasas se han comparado con las tarifas de servicios públicos de utilidades durante cada mes en el último año. Esto puede ayudarle a juzgar lo competitivo que las tasas de la ESCO pueden ser en el futuro.
  • Recuerde que usted tiene el derecho de cancelar un contrato ESCO sin ninguna consecuencia dentro de los tres días si cambia de opinión.
  • Si se siente incómodo con el comportamiento de un vendedor, termine la conversación con una solicitud para ver su oferta por escrito para que pueda contestarle cuando haya tomado una decisión libre de cualquier presión.
  • Si recibe un aviso de que su servicio está siendo cambiado a una ESCO y usted no autorizó el cambio, póngase en contacto con su compañía de utilidad y con la ESCO inmediatamente y pídale detener el traspaso. Si usted no puede conseguir una cancelación a un traspaso de ESCO, póngase en contacto con la Comisión de Servicios Públicos de Nueva York, llamando al 1-888-697-7728.

La investigación HIKO fue manejada por las Fiscales Adjuntas Jeanna E. Hussey y Kate Matuschak, la Jefe Adjunta Laura J. Levine y la Jefe de la oficina Jane Azia, todos del Buró de Protección y Contra el Fraude al Consumidor, y la Fiscal General Ejecutiva Adjunta para la Justicia Económica Karla G. Sánchez.