Schneiderman Lanza Alerta Al Consumidor Sobre Estafas Telefónicas Comúnes Tras Reciente Aumento En Las Quejas

Consejos básicos pueden ayudar a los consumidores a mantenerse seguros

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman emitió hoy una alerta al consumidor sobre cinco estafas telefónicas comunes después de un reciente aumento en las querellas de estafadores telefónicos que se hacen pasar por funcionarios del Servicio de Impuestos Internos y la Oficina del Fiscal General. Estas estafas comunes, identificadas por las quejas y otras evidencias obtenidas por la Fiscalía General, a menudo se dirigen a las

"Mientras arribamos a la temporada navideña, lo último que las familias necesitan es ser estafadas de su dinero duramente ganado", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Es una vergüenza que los estafadores engañen personas con falsas amenazas y tácticas de miedo, pero siguiendo algunos consejos básicos podemos ayudarle a luchar y mantenerse a salvo".

Estafas telefónicas comunes

Estafa de Colección del IRS  - Quien llama pretende ser un agente u oficial de policía del Servicio de Impuestos Internos o de la Fiscalía General sobre un supuesto saldo de impuestos en mora que se adeuda. La persona que llama le dirá a la víctima que, a menos que se pague la deuda de inmediato, un equipo de oficiales vendrá a la casa de la víctima a arrestarle. El estafador también solicitará que el "IRS TaxWarrant" sea pagado con una tarjeta de dinero de tarjeta Green Dot o vía Western Union o MoneyGram. Estos estafadores suelen utilizar la táctica llamada  “spoofing” para que en su identificador de llamadas  aparezca algo como "Internal Revenue Service" o muestre el número de teléfono del Servicio de Impuestos Internos. A veces, los estafadores también pedirán víctima información personal, tales como un número de Seguro Social con el fin de cometer robo de identidad.

Estafa de los Abuelos - Por lo general, esta estafa viene en la forma de una llamada telefónica urgente. La persona que llama dice ser "su nieto favorito" o simplemente dice "soy yo" ... llevando al abuelo o abuela a suministrar el nombre necesario. Mientras que las situaciones de emergencia varían, el escenario es por lo general este: El "nieto" está fuera de la ciudad y necesita dinero rápido - para pagar la fianza, o para pagar las reparaciones de automóviles o gastos médicos. La persona que llama pide los abuelos no decirle a sus padres, simplemente transferir el dinero de inmediato. Los estafadores saben que los padres y abuelos temen una llamada que les dice su ser querido está en problemas. Cada año, miles de estadounidenses quedan atrapados en la estafa de los abuelos. Cada vez más, los estafadores usan nombres e información obtenida de los medios sociales y otros sitios de internet de parientes reales.

Estafa del Jury Duty - La persona que llama dice ser un oficial de la corte y que hay una orden de arresto de la víctima por no reportarse a un jurado. El estafador también afirma que hay una multa por no presentarse a un jurado, y que a menos que se pague la multa de inmediato, la policía será enviada a la casa de la víctima para hacer un arresto. El estafador pedirá que el "Jury Duty Warrant" sea pagado con una tarjeta de dinero de tarjeta Green Dot o Western Union o MoneyGram. La estafa ha existido por años y resurge  periódicamente en Nueva York. En un caso reciente, las llamadas fueron rastreadas a una prisión de Georgia.

Estafa de lotería - La persona que llama dice que has ganado una lotería extranjera y solicita que usted, como el "ganador", envíe un cheque o transfiera dinero para cubrir cargos e impuestos. Concursos legítimos nunca piden dinero por adelantado. La persona que llama puede solicitar su información bancaria con el fin de electrónicamente depositar sus ganancias. Este es un intento de robar su identidad y le limpiarán su cuenta bancaria.

Los estafadores por teléfono a menudo usan un nombre que suena como una agencia del gobierno o autoridad pública. El nombre puede ser inventado, como la "Oficina Nacional de Sorteos", o "La Agencia Nacional de Protección del Consumidor." A veces van a utilizar un nombre real de una agencia del gobierno, como la Comisión Federal de Comercio o de la Oficina del Fiscal General. Los estafadores dicen que el gobierno "supervisa" la integridad de loterías extranjeras. Esta es una estafa.

Estafas de Servicios de Utilidades - La persona que llama dice ser un representante de un proveedor local de servicios como agua, electricidad, teléfono, gas. En algunos casos, el estafador tiene número de cuenta correcto de la víctima. El estafador entonces le dice que la factura de servicios públicos está vencida y debe ser pagada de inmediato para evitar la terminación del servicio. El estafador también solicita que la factura en mora sea pagada con una tarjeta de dinero de tarjeta Green Dot o vía Western Union o MoneyGram. Los sospechosos de cometer este fraude a menudo han obtenido información personal a través de Internet, Facebook, Instagram o otros medios sociales.

Consejos para evitar convertirse en víctima:

Piense en el teléfono como "calle de una sola vía"

Está bien dar información por teléfono si usted hizo la llamada a un número que usted conoce y confía (como su propio banco). Sin embargo, no dar información personal cuando se recibe una llamada no solicitada. Si recibe una llamada solicitndo información personal, simplemente cuelgue el teléfono, no importa lo que diga el identificador de llamadas. Si la persona que llama dice ser de su banco y está comprobando sobre posibles retiros no autorizados de su cuenta, cuelgue el teléfono y llame a su banco. Si se trataba de su banco que estaba tratando de llamar, el banco no tendrá problemas en confirmar la llamada y  proporcionarle peticiones a usted por escrito. Si su banco dice que no estaba tratando de comunicarse con  usted, eso significa que la persona que llamaba y que usted le colgó era un estafador.

Tenga cuidado si la persona que llama le pide mantener una conversación en secreto

Un interlocutor legítimo nunca le pedirá que mantenga una conversación en secreto, y usted debería ser inmediatamente sospechoso. Si la persona que llama dice ser del gobierno, un banco o un miembro de la familia, las solicitudes de confidencialidad deben levantar una bandera roja.

Solo diga NO!

Usted no tiene que ser cortés cuando recibe llamadas telefónicas no solicitadas. Lo más seguro es que decir "no" y colgar. Las personas que llaman legítimas normalmente también proporcionan peticiones por escrito. Es mejor tener vigilancia que caer víctima.

Recuerde el viejo adagio: "Si suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente no es verdad". No se fíe de las ofertas que suenan demasiado buenas para ser verdad, ya que probablemente son demasiado buenas para ser verdad.

El Fiscal General Schneiderman recuerda a los neoyorquinos que, además de ser consumidores vigilantes, también deben informar casos de fraude a su oficina. Se anima a los consumidores a presentar denuncias al visitar el sitio web de la Oficina o llamando al 1-800-771-7755.