NOTICE: This is an archived press release. Information contained on this page may be outdated. Please refer to our latest press releases for up-to-date information.


Post date: January 27 2016

Schneiderman Emite Alerta Al Consumidor Sobre Estafas Telefónicas Comúnes Tras Reciente Aumento De Quejas

Schneiderman: Tomar algunas medidas de precaución puede protegerle a usted y su billetera

NUEVA YORK– El Fiscal General Eric T. Schneiderman emitió hoy una alerta al consumidor tras un reciente aumento en las quejas sobre estafadores telefónicos se hacen pasar por funcionarios del Servicio de Impuestos Internos –IRS- . Estas estafas, identificadas por las quejas y otras pruebas recogidas por la Fiscalía General, a menudo se dirigen a las personas mayores, estudiantes, y personas que llegaron a Estados Unidos recientemente.

"Con la temporada de impuestos acercándose, los trabajadores neoyorquinos no puede permitirse el lujo de perder dinero por trucos de los estafadores", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Las tácticas utilizadas por estos estafadores son reprobables, pero seguir unos consejos básicos pueden ayudar a protegerle a usted y su billetera".

En esta estafa particular, la persona que llama a menudo dice ser un agente u oficial de policía del Servicio de Impuestos Internos o la Fiscalía General llamando sobre un saldo de impuestos en mora que se adeuda. La persona que llama le dirá a la víctima que, a menos que se pague la deuda de inmediato, un equipo de oficiales vendrá a la casa de la víctima a arrestarle. El estafador también solicitará que el "IRS Tax Warrant" sea pagado con una tarjeta de dinero de tarjeta Green Dot o a través de Western Union o MoneyGram. Estos estafadores suelen utilizar un “spoofing ID” para que la caja de identificación de llamadas de la víctima aparezca el "Internal Revenue Service" o muestra el número de teléfono del Servicio de Impuestos Internos o cualquier otra agencia que estén utilizando A veces, los estafadores también pedirán víctimas información personal, tales como un número de Seguro Social con el fin de cometer robo de identidad.

Consejos para evitar ser víctima:  Lasagencias delgobiernocomo el IRSni ninguna otra nunca exigen pagoporteléfono   Si usted le debe dinero, usted recibirá una notificación legítima por escrito que identifica la agencia y la razón por la que usted debe dinero. Organizaciones gubernamentales legítimas nunca amenazarán con arrestar o deportación por falta de pago de una deuda, y nunca van a insistir en que los consumidores paguen una deuda sólo a través de una tarjeta de crédito de prepago.

 Piense en el teléfono como “una calle de una sola vía”

Está bien dar información por teléfono si usted hizo la llamada a un número que usted conoce y confía (como su propio banco). Sin embargo, nunca dar información personal cuando se recibe una llamada no solicitada. Si recibe una llamada solicitando información personal, simplemente cuelgue el teléfono, no importa lo que diga el identificador de llamadas. Si la persona que llama dice ser de su banco y está comprobando sobre posibles retiros no autorizados de su cuenta, cuelgue el teléfono y llame a su banco. Si se trataba de su banco que estaba tratando de llamar, entonces el banco será feliz en poder confirmar la llamada. Los bancos a menudo hacen peticiones a usted por escrito. Si su banco dice que no estaba tratando de hablar con  usted, eso significa que la persona que llamaba era un estafador.

Cuidadosila persona que llamapide guardaruna conversaciónen secreto

Un interlocutor legítimo nunca pedirá que una conversación permanezca en secreto, y usted debería estar inmediatamente sospechoso si esto ocurre. Si la persona que llama dice ser del gobierno, un banco o un miembro de la familia, las solicitudes de confidencialidad deben levantar una bandera roja.

¡Simplemente diga NO!  Usted no tiene que ser cortés cuando recibe llamadas telefónicas no solicitadas. Lo más seguro es que decir "no" y colgar. Las personas legítimas que llaman normalmente también proporcionan peticiones por escrito. Es mejor estar vigilantes que ser víctima. El Fiscal General Schneiderman recuerda a los neoyorquinos que, además de ser consumidores vigilantes, también deben reportar posibles casos de fraude a su oficina. Se anima a los consumidores a presentar denuncias al visitar el sitio web de la Oficina o llamando al 1-800-771-7755.