Schneiderman Anuncia Arresto De Propietario De Clínica De El Bronx Por Supuesto Fraude Al Medicaid Por Cinco Millones De Dólares

Joseph Wright supuestamente indujo a neoyorquinos desprevenidos  a recibir tratamiento médico innecesario atrayéndolos a su clínica “Assistance By Improv, Inc.”  con falsas promesas de vivienda asequible

NUEVA YORK-El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy el arresto de Joseph Wright, de 52 años, de Middletown NY, por el presunto robo de más de $ 5 millones de dólares de Medicaid. La fiscalía alega que Wright, como propietario de la que debería ser una organización sin fines de lucho “Assistance By Improv II, Inc.” (ABI), ubicada en el 953 Southern Boulevard en el Bronx, atrajo a miles de personas de bajos ingresos a ABI bajo la promesa de vivienda asequible, y entonces los inducia a someterse a pruebas médicas innecesarias y luego presentaban reclamaciones falsas para el reembolso con el programa de Medicaid del estado.

"El acusado supuestamente se aprovechó de las esperanzas y las necesidades de los más vulnerables de nuestros vecinos para llenarse los bolsillos con millones de dólares de los contribuyentes”, dijo el Fiscal General Schneiderman. "Este esquema elaborado drenaba al Medicaid de los recursos importantes que deberían haber sido utilizados en pacientes médicos que necesitan, y mi oficina  enfrentará a los que tratan de utilizar el programa como una alcancía personal".

El Inspector General de Medicaid del Estado de Nueva York Dennis Rosen dijo: "Esta investigación conjunta y las detenciones de hoy sirven de aviso a aquellos que intentan explotar el programa Medicaid de Nueva York para su beneficio personal. Mi oficina y nuestras agencias aliadas continuarán trabajando juntos para erradicar el fraude, el despilfarro y el abuso de los malhechores y hacerlos rendir cuentas".

En el expediente presentado ante el tribunal, la fiscalía alega que Wright ilegalmente era propietario y  operaba como una factoría medica de ABI  que se presentaba como una organización benéfica de viviendas. ABI afirmaba en los periódicos, en la televisión y en anuncios en los autobuses de la ciudad que se dedicaba a proporcionar viviendas asequibles para neoyorquinos discapacitados. Los fiscales alegan que Wright hizo caso omiso a la  misión de caridad prometida por ABI y engañaba a clientes potenciales, la mayoría de los cuales eran beneficiarios de Medicaid, para que le entregaran su historial de atención médica  y se sometieran  a exámenes médicos para poder tener derecho a la vivienda.

Los fiscales alegan que los clientes potenciales se dirigieron a ver a varios médicos y consejeros de ABI, y con frecuencia se sometieron a pruebas médicas innecesarias supuestos  procedimientos. A partir de entonces, el personal de ABI bajo la dirección de Wright, y bajo las directrices de varios médicos y consejeros empleados por ABI, presentaban reclamaciones falsas para el reembolso de Medicaid por servicios supuestamente prestados a los beneficiarios de Medicaid que proporcionaron Wright, su personal y ABI con su número de identificación personal.

Wright, según la fiscalía, utilizó los números de identificación de Medicaid de médicos y pacientes para  presentar  un asombroso volumen de reclamaciones por servicios supuestamente prestados a los beneficiarios de Medicaid. En un período de ocho meses, ocho proveedores de Medicaid empleados por Wright y ABI presentaron más de 125.000 reclamaciones por servicios médicos supuestamente prestados a los beneficiarios de Medicaid. El valor de estos reclamos asciende a más de $ 1o millones de dólares, para el que Medicaid reembolsa estos ocho médicos por más de $ 5 millones de dólares y a su vez pagó millones de dólares Wright.

Los fiscales alegan que Medicaid pagó esto reclamos basados en la afirmación de cada médico en cuanto a la exactitud y la veracidad de cada reclamación presentada. Un número abrumador de estas afirmaciones, aunque fuera por un tratamiento en relación con un diagnóstico primario de "orientación y asesoramiento sobre la anticoncepción" u "otra asesoramiento anticonceptivo / sexo" y no tenía ninguna relación  al tratamiento que se pretendía efectivamente fuese prestado, en su caso. A menudo, estas afirmaciones fueron completamente ficticias y de hecho imposibles. De acuerdo a los registros mantenidos por el programa de Medicaid, según la fiscalía, estos médicos vieron cientos de pacientes al día y cada paciente recibió el mismo diagnóstico médico. Muchos de los médicos practicaban fuera de su campo de especialidad de acuerdo con sus datos de reclamaciones y el diagnóstico médico y el tratamiento a menudo era uno que dicho médico no estaba calificado para dar. Por otra parte, dado el número de reclamaciones presentadas cada día por cada médico, los médicos no podían haber prestado físicamente el tratamiento que afirmaron haber proporcionado.

La investigación de MFCU descubrió pruebas de que ninguno de los pacientes de la ABI nunca recibió ninguna vivienda a pesar de ser sometidos a exámenes médicos innecesarios, exámenes médicos, y múltiples visitas a ABI.

Wright, detenido hoy por la Unidad de Control de Fraude de Medicaid del Fiscal General (MFCU), está acusado de Hurto en Primer Grado, Fraude a la Atención de Salud en el Primer Grado y Fraude de Seguros en el Segundo Grado. Los dos primeros son ambos delitos clase B con una posible prisión de 8 1/3 años a 25 años de cárcel. Fraude de Seguro en el segundo grado es un delito grave clase C con una prisión potencial de 5 a 15 años de cárcel. Wright fue detenido e instruido de cargos el día de hoy en la Corte Criminal del Condado del Bronx.

Hoy en día, además de la detención de Wright, la Unidad de Control de Fraude de Medicaid del Fiscal General ejecutó una orden de allanamiento en las instalaciones de ABI en el 953 en Southern Boulevard, Bronx, Nueva York.

Oficina del Fiscal General agradece a la Oficina del Inspector General de Medicaid ("OMIG") y Computer Services Corporation, y la Administración de Recursos Humanos de la Ciudad de Nueva York ("HRA")  y la Oficina del Departamento de Salud del Estado de NY y la Oficina de Investigaciones del Inspector general, por la asistencia proporcionada por los investigadores.

El caso fue investigado por investigadores especiales Denitor Guerra y Thomas Dowd con la asistencia del Investigador Supervisor Dominick DiGennaro, y la Investigadora del Departamento de Servicios Financieros Ivonne Luna-Luckman bajo el Investigador Supervisor José Edwards y OMIG Investigador Nigill Johnson. La auditoría de la investigación fue realizada por la Auditora Investigadora de MFCU Auditor Investigadora Lisandra Defex bajo la supervisión del Investigador Principal Auditor Emmanuel Archer y Auditora Jefa Regional de Thomasina Smith. También ayudaron en la investigación de auditoría Stephanie Paton y Margaret Tsui de OMIG y Leslie Dykeman del Computer Services Corporation.

Los cargos contra el acusado son meras acusaciones y el acusado se presume inocente hasta que se pruebe lo contrario.

El caso está siendo procesado por los Fiscales Especiales  Adjuntos de MFCU Alyssa A. Preston y Mark P. Cannon con la ayuda del Director Regional Christopher M. Shaw. Thomas O'Hanlon es el Jefe de las investigaciones penales de MFCU en Downstate. La Unidad de Control de Fraude de Medicaid está dirigida por el director Amy Held y el Fiscal Adjunto Paul Mahoney. La División de Justicia Criminal está dirigida por la Fiscal General Ejecutiva Adjunta Kelly Donovan.

Groups audience: