NOTICE: This is an archived press release. Information contained on this page may be outdated. Please refer to our latest press releases for up-to-date information.


Post date: August 15 2016

Schneiderman Anuncia Declaración De Culpabilidad De Líder De Una Red De Tráfico De Armas Que Tenía Sede En Brooklyn

La operación, denominada “Operation Midnight Run”, conducida por la Fiscalía General y el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York condujo a la declaración de culpabilidad por cargos graves de Natasha Harris; Harris será condenada a 15 años de prisión

Schneiderman: Si trae ilegalmente armas mortales a nuestro estado, nosotros le atraparemos y someteremos en la mayor medida de la ley

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy la declaración de culpabilidad de Natasha Harris por su papel como el líder de una red de tráfico de armas de alto volumen. Harris será condenada a 15 años de prisión. Harris se declaró culpable de diecisiete cargos incluyendo múltiples cargos de Venta Criminal de un Arma de Fuego en Primer Grado y Posesión Criminal de un Arma en Primer Grado.

“Natasha Harris encabezó una red de tráfico de arma peligrosa que utilizaba autobuses de Chinatown como un método para traer armas a nuestras comunidades y alimentar la epidemia de la violencia armada”, dijo el Fiscal General Schneiderman. “La declaración de culpabilidad de hoy envía un mensaje-claro de que si traes armas mortales ilegales anuestro estado, le vamos a atrapar y procesar en toda la extensión de la ley”.

La investigación, dirigida por el Grupo Contra el Crimen Organizado de la Fiscalía General y la Unidad de Investigación sobre Armas de Fuego de la policía de Nueva York, comenzó en la primavera de 2014. La investigación involucró una red de tráfico de armas de alto volumen que canalizaba armas desde la Florida hasta la ciudad de Nueva York, a menudo en los guarda maletas de autobuses que venían a Chinatown. Según la acusación de delito grave de 196 cargos, el equipo de investigación tomó más de 70 armas de fuego ilegales compradas en las ferias de armas en la Florida, muchas de las cuales fueron luego revendidas en Nueva York a un máximo de cuatro veces su precio original.

Acusado Octavio Batista fue condenado con anterioridad a 12 años de prisión. Acusada Michelle Cantres también fue condenada a siete años de prisión y cinco años de supervisión posterior a la liberación.