NOTICE: This is an archived press release. Information contained on this page may be outdated. Please refer to our latest press releases for up-to-date information.


Post date: October 5 2016

Schneiderman Demanda Distribuidor De Cerveza Y Refrescos Por Repetidas Violaciones De La Ley De Envases De Nueva York

La demanda alega que, desde 2011, North Bergen Beverage repetidamente violó la ley al vender bebidas sujetas a la ley de envases de Nueva York y no colectar el requerido depósito 

Schneiderman: Mi oficina está comprometida a hacer cumplir vigorosamente la ley sobre envases del Estado y demás leyes ambientales. Haremos rendir cuentas North Bergen Beverage por su alegada mala conducta

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy una demanda alegando que la empresa North Bergen Beverage, con sede en Nueva Jersey, y su propietario y operador, Steven Arillo, llevan años violando la Ley de Envases Retornables de Nueva York, también conocida como la Ley de Botellas. Las investigaciones realizadas por la oficina del Fiscal General y el Departamento de Conservación Ambiental (DEC) del Estado de Nueva York revelaron que, desde 2011, North Bergen Beverage ha vendido millones de envases de bebidas reguladas en Nueva York, para las que un requerido depósito de 5 centavos  no ha sido recogido y colocado en una cuenta especial. Una porción de los depósitos recogidas por los envases a continuación debe ser remitida al Estado. Al inundar el mercado de Nueva York con estas bebidas, la empresa supuestamente socavó la ley, obtuvo una ventaja de precios injusta sobre los competidores, y negó al Estado de Nueva York millones de dólares en ingresos.

“La Ley de Envases es una de las leyes ambientales modelo de Nueva York - reduce la basura, fomenta el reciclaje, y anualmente genera millones de dólares para el beneficio público”, dijo el Fiscal General Schneiderman. “Nuestra demanda acusa a North Bergen Beverage de persistente y repetidamente violar la ley con el fin de obtener una ventaja de precio frente a sus competidores de Nueva York. Tal conducta no sólo perjudica a las empresas de Nueva York, pero socava la ley y priva al Estado de millones de dólares en ingresos. Mi oficina está comprometida a hacer valer enérgicamente la Ley de Envases y otras leyes ambientales del estado, y hará North Bergen Beverage  rendir cuentas ante la ley por su supuesta mala conducta”.

"Las empresas tienen la responsabilidad de cumplir con las leyes ambientales del estado, y felicito a los investigadores DEC y nuestros aliados en la Oficina del Fiscal General por tomar una acción decisiva en el caso de North Bergen Beverage" dijoel Comisionado de DEC Basil Seggos. "Tenemos que garantizar el cumplimiento de la Ley de Envases de Nueva York y poner fin a las prácticas fraudulentas que se aprovechan de los consumidores. Depósitos no reclamados apoyan los programas ambientales importantes que protegen nuestro medio ambiente, reducen la cantidad de residuos depositados en los vertederos y ahorran energía".

La Ley en Envases de Nueva York,  que regula las bebidas carbonatadas, el agua, cerveza, otras bebidas de malta y refrescos que se venden en envases de menos de un galón de tamaño, ha sido uno de los programas de reciclaje y de prevención de basura más eficaces del estado. De acuerdo con el DEC, la ley ha reducido la basura en carretera de contenedores en un  70 por ciento reciclando 90 millones de envases, lo que es equivalente a 6 millones de toneladas de materiales, sin costo alguno para los gobiernos locales. Además, el Departamento estima que el programa ha ahorrado más de 52 millones de barriles de petróleo y eliminado 200.000 toneladas métricas de gases de efecto invernadero cada año.

Dicha Ley requiere que las botellas o envases de bebidas cubiertas por la ley lleven una etiqueta que indica un depósito de Nueva York de al menos 5 centavos, y que un depósito sea recogido por cada envase de bebida que se vende en el estado. La empresa que primero venda u ofrezca la bebida que se vende en el estado, y recoge el primer depósito de 5 centavos, es el “iniciadora del depósito.” Los distribuidores, como North Bergen Beverage, que suelen comprar a partir de iniciadores de depósito y luego  revenden a los minoristas, así como los minoristas que venden directamente a los consumidores, también deben cobrar un depósito de níquel para cada contenedor vendido. Una vez que se devuelve un envase de bebida, el proceso se invierte de manera que cada parte que pagó cinco centavos en el proceso se le devuelva cinco centavos.

El iniciador de depósito debe registrarse con el Departamento de Impuestos y Finanzas del Estado de Nueva York antes de vender en el estado, y mantener una cuenta de reembolso en la que se depositan los depósitos captados en la primera venta de la bebida para el consumo en el New York. Cuando los envases devueltos lleguen al iniciador de la bebida, los fondos son retirados de la cuenta para el reembolso. En términos trimestrales, iniciadores de depósito deben remitir al Estado el 80% de los depósitos no reclamados mantenidos en la cuenta.

Basado en una investigación llevada a cabo por la oficina del Fiscal  General y DEC, la demanda alega que, desde enero de 2011, North Bergen Beverage - hizo negocios con varios nombres, entre ellos Fly Fly, Fly Fly Steven Beverage y Beverage  Plus – vendiendo bebidas en Nueva York para las que no se inició un depósito, en violación de la ley. La demanda alega, además, que la empresa vende bebidas para las que sí se había iniciado un depósito en Nueva York, pero sin recoger el depósito de los cinco centavos requerido.

La demanda del Fiscal General, presentada en la Corte Suprema del Condado de Manhattan, alega que, en total, desde 2011, la compañía ha vendido decenas de millones de envases de bebidas sujetas a la Ley de Envases en el estado sin el cumplimiento de la ley.

En la demanda se alega que a través de estas supuestas actividades ilegales, North Bergen Beverage creó una ventaja desleal de los precios de sus productos frente a sus competidores en Nueva York. Además, inundando su mercado de Nueva York, con millones de envases de bebidas para los que no se inició un depósito, North Bergen Beverage hizo que las cuentas de reembolso de iniciadores de depósito registrados se redujeran cuando contenedores  “no iniciado” de la empresa vendida en Nueva York eran redimidos. Dado a que se requieren a iniciadores de depósito  remitir el 80% de todos los depósitos no reclamados al Estado de Nueva York, la demanda alega que las reducciones en las cuentas de reembolso causados por las actividades supuestamente ilegales de North Bergen Beverage resultaron en la privación de que el  Estado recibiera ingresos estimados conservadoramente en millones de dólares.

En la demanda presentada hoy, el Fiscal General Schneiderman solicita que el tribunal proporcione al estado con varios tipos de alivio, incluyendo:

  • ordenando a la empresa y Arillo no llevar a cabo ninguna venta de bebidas adicionales en Nueva York sin cumplir plenamente con todos los requisitos de la ley; • ordenar a la empresa y su propietario reembolsar al estado por los ingresos que la compañía le privó al inundar el estado con los envases de bebidas “no iniciados”; y • ordenar a la empresa y Arillo pagar multas, según lo previsto en la ley, por cada violación de la Ley de Envase. Todas las sanciones se depositan en el Fondo de Protección Ambiental del estado.

En 2014, el Fiscal General Schneiderman obtuvo un acuerdo por $ 160.000 contra otra empresa con sede en Nueva Jersey, FID Distributors, y un acuerdo por $ 80,000 contra una compañía del condado de Monroe, The Juice Factory Corp., ambas por no registrarse como iniciadores de depósito y abrir cuentas de depósito de devolución, evadiendo el pago requerido de una parte de los depósitos no reclamados al estado.

Fiscal General Schneiderman dio las gracias al DEC para su asistencia. Este caso está siendo manejado por los Fiscales Adjuntos John Turrettini, Mandy DeRoche y Andrew Gershon de la Oficina de Protección del Medio Ambiente, que es dirigida por Lemuel M. Srolovic y es parte de la División de Justicia Social, la cual dirigida por el Fiscal General Ejecutivo Adjunto de Justicia Social Alvin Bragg. La Abogada Superior de DEC Cristin Clarke e Investigadora Sara Komonchak están ayudando en este caso.