NOTICE: This is an archived press release. Information contained on this page may be outdated. Please refer to our latest press releases for up-to-date information.


Post date: December 21 2016

Schneiderman Pide Al Presidente Obama Desmontar El Registro Federal Inefectivo Y Discriminatorio Dirigido A Los A Los Musulmanes

Schneiderman envía una carta solicitando al Presidente Obama Rescindir el Marco Regulatorio del Sistema de Registro de Entrada-Salida de Seguridad Nacional (NSEERS)

Si se deja en su lugar, NSEERS podría servir como modelo para el futuro registro de los musulmanes a nivel nacional

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman pidió hoy a la Administración Obama que rescinda el marco regulatorio del Sistema de Registro de Entrada y Salida de Seguridad Nacional (NSEERS, por sus siglas en inglés), un controvertido registro creado durante la era George W. Bush, que procuraba ubicar y registrar a no inmigrantes procedentes principalmente de países árabes, musulmanes y del sur de Asia, independientemente de si eran sospechosos o acusados de cualquier acto ilícito.

Creado a raíz del 11 de septiembre de 2001, el NSEERS se dirigió a hombres, adolescentes y adultos, principalmente de países de mayoría musulmana. Después de que el programa demostró  ser ineficaz en la reducción de la actividad terrorista, el Departamento de Seguridad Nacional decidió terminar  el nuevo registro en 2011. Sin embargo, el marco regulador que respalda el programa permanece en su lugar, creando una tentación inaceptable para que las futuras administraciones reinicien el programa. 

El registro no ha demostrado proporcionar ningún beneficio de aplicación de la ley en absoluto. Más bien, el marco regulador de NSEERS sirve actualmente solamente como recordatorio inactivo de una política equivocada y discriminatoria. NSEERS socavó  la confianza y obstaculiza la comunicación abierta entre las fuerzas del orden y los miembros de la comunidad, obstaculizando así la capacidad de las fuerzas del orden de promover la seguridad pública.

“Estados Unidos es una nación construida por inmigrantes y el programa NSEERS es una afrenta a nuestros valores americanos fundamentales de pluralismo e igual justicia bajo la ley”, dijo el Fiscal General Schneiderman. “No podemos arriesgarnos a darle al Presidente electo Trump las herramientas para crear un registro religioso inconstitucional. Nunca podremos permitir que nuestra nación regrese a los oscuros días del internamiento japonés. Al desmantelar finalmente el programa NSEERS ahora, el presidente Obama puede hacer una repetición de ese horror mucho más difícil”.

La parte del NSEERS destinada “llamar para reportarse”  fue dirigida a varones de 25 países principalmente árabes, musulmanes, africanos y del sur asiático, así como a Corea del Norte y Eritrea, y los obligaba a presentarse en las oficinas locales de inmigración para tomarse huellas dactilares e interrogatorios.

A pesar de registrar a más de 80,000 muchachos y hombres adolescentes y adultos, NSEERS no resultó en una sola convicción relacionada con el terrorismo. Más de 13.000 hombres que se inscribieron en NSEERS fueron puestos en procedimientos de deportación, dejando a sus familias y comunidades devastadas.

Al facilitar la capacidad del gobierno para seleccionar a individuos para un registro especial, el marco NSEERS se hace eco de las políticas que muchos estadounidenses, incluidos los oficiales de la ley, han rechazado.

La carta completa del Fiscal General Schneiderman se puede leer aquí.