Local Menu

Schneiderman Asegura Acuerdo Con Distrito Escolar De Babylon, Long Island, Para Asegurar Oportunidades Educativas Iguales Para Todos Los Estudiantes Sin Importar El Estatus Migratorio

   

Acuerdo elimina barreras a la inscripción escolar enfrentadas por niños inmigrantes (“menores no acompañados”) y otros jóvenes indocumentados después una investigación por la oficina del Fiscal General

El acuerdo requiere al distrito nombrar un Defensor del derecho a la inscripción y desarrollar nuevas políticas y procedimientos para asegurar el acceso educativo igualitario a todos los estudiantes

Schneiderman: “Continuaremos trabajando con los distritos escolares de todo el estado para asegurar que todos los niños sean tratados igual”

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy un acuerdo con el Distrito Escolar Union Free del norte de Babylon, en Long Island, para asegurar el acceso educativo de los estudiantes independientemente de su estatus migratorio. Entre otras reformas, el distrito acordó retener un Defensor o Defensora que proveerá una nueva supervisión interna sobre las políticas de inscripción dentro del distrito; desarrollar nuevos materiales y procedimientos de inscripción; y proporcionar capacitación adicional al personal involucrado en el proceso de inscripción de estudiantes.

“La educación está en el centro de nuestra democracia americana, y todos los niños, no importa dónde nacieron, merecen la oportunidad de ir a la escuela”, dijo el Fiscal General Schneiderman. “Me complace que el Distrito North Babylon  haya acordado trabajar con nuestra oficina para asegurar que todos los estudiantes puedan matricularse y asistir a la escuela allí, sin importar las circunstancias bajo las cuales llegaron aquí o su estatus migratorio. Seguiremos trabajando con los distritos escolares de todo el Estado de Nueva York para asegurar que todos los niños reciban un trato igualitario y tengan pleno acceso a una educación que les permita convertirse en miembros contribuyentes de la sociedad”.

En octubre de 2014, el Fiscal General  y el Departamento de Educación del Estado de Nueva York (SED) lanzaron una revisión conjunta de las políticas y procedimientos de inscripción de los distritos escolares en los condados de Nassau, Suffolk, Westchester y Rockland que habían experimentado una afluencia significativa de menores no acompañados que llegaron de América Central y del Sur - con el fin de determinar si esos distritos estaban discriminando a estudiantes o estudiantes sobre la base de su estatus migratorio.

Después de la revisión conjunta con SED, en agosto de 2016 el Fiscal General abrió una investigación formal en el Distrito Escolar de Unión Free del Norte Babylon. La investigación encontró que en la primavera y el verano de 2016, el distrito repetidamente retrasó y negó la inscripción de un menor no acompañado que buscaba asistir a la escuela secundaria dentro del distrito. En marzo de 2016, el joven de dieciséis años había entrado a los Estados Unidos después de huir de El Salvador debido a condiciones violentas en ese país y fue detenido por las autoridades federales de inmigración hasta que lo entregaron a una tía que residía en el distrito en cuestión. Cuando la tía trató de inscribir al joven en mayo de 2016, la investigación encontró que un empleado del distrito le dijo que el joven no podía inscribirse hasta el siguiente año escolar, a pesar de la orientación del SED que requería que los distritos escolares inscribieran inmediatamente a cualquier estudiante que buscaba matricularse.

Después de esto, en agosto de 2016, la investigación encontró que el distrito en última instancia se negó a inscribir al joven sobre la base de que él no era un residente del distrito, debido a que su madre vivía fuera de los límites del distrito y, que si el joven o su madre le deseaba regresar a El Salvador, se le permitiría hacerlo. La investigación encontró que el distrito declaró esto como la base de su negación de matrícula a pesar del hecho de que las representaciones hechas por la madre del joven, a través de su tía, específicamente hacía referencia al nivel de violencia en el país  de origen del joven como una de las principales razones por las cuales el joven ya no vivía con su madre y había viajado solo de América Central a los Estados Unidos

La investigación también encontró que hasta agosto de 2016, los materiales de inscripción del distrito, que estaban disponibles públicamente en su sitio web, no cumplían con los requisitos de las regulaciones estatales de educación relativas a la inscripción de estudiantes. La investigación además reveló que el distrito carecía de políticas y procedimientos internos que regulen cómo se llevaría a cabo su proceso de inscripción; cómo los empleados involucrados en ese proceso, y que interactúan con los posibles afiliados, deben ejecutar el proceso; o cómo las determinaciones de residencia serían hechas por el personal pertinente del distrito.

El acuerdo firmado entre el Fiscal General y el distrito requiere que el distrito haga lo siguiente:

  • Modificar los materiales de inscripción del distrito;
  • Desarrollar nuevos procedimientos de inscripción que rijan la actividad del personal del distrito responsable de la inscripción;
  • Desarrollar materiales de capacitación que aborden las investigaciones permisibles e inadmisibles en el proceso de inscripción, así como capacitación anual para el personal pertinente del distrito;
  • Contratar o designar un nuevo Defensor/a de inscripción responsable de la inscripción en todo el distrito; Y
  • Mantener registros de las denegaciones de matrícula de estudiantes del distrito, e informar periódicamente a la Fiscalía General sobre dichas negaciones y decisiones, durante dos años.

North Babylon Union Free School District se une a otros 23 distritos escolares de todo el Estado de Nueva York que han firmado acuerdos con el Buró de Derechos Civiles del Fiscal General para asegurar que todos los estudiantes puedan inscribirse en la escuela pública independientemente del estatus migratorio.

Eilleen Buckley, Abogada Supervisora del Long Island Advocacy Center, dijo: “Como defensores de los estudiantes en todo Long Island, nuestra organización estamos consciente de las necesidades de los estudiantes inmigrantes y menores no acompañados que vinieron a Nueva York con el sueño de una vida mejor y una educación significativa. Felicitamos al Fiscal General Schneiderman por sus incansables esfuerzos para asegurar que todos los estudiantes en Long Island y en todo nuestro estado reciban oportunidades educativas iguales, independientemente de su estatus migratorio o de su origen nacional”.

Este asunto está siendo manejado por los Fiscales Adjuntos Justin Deabler, Ajay Saini, y Diane Lucas del Buró de Derechos Civiles, con la ayuda del personal de apoyo de la oficina y de la Jefa del Buró Lourdes M. Rosado. El Buró forma parte de la División de Justicia Social, dirigida por el Fiscal Ejecutivo Adjunto de Justicia.