Local Menu

Schneiderman Anuncia Un Acuerdo Con Western Union Para Desarrollar Programas Anti-Fraude Más Fuertes

Western Union pagará 586 millones de dólares para compensar a las víctimas de fraude a nivel nacional a través de un acuerdo relacionado con el Departamento de Justicia

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric Schneiderman anunció hoy un acuerdo conjunto con la compañía Western Union, con sede en Colorado, que resolvió una investigación multiestatal que se centró en las quejas de los consumidores que utilizaban el servicio de transferencia bancaria de Western Union para enviar dinero a terceros involucrados en fraudes de consumidores. Además de Nueva York, 49 estados y el Distrito de Columbia participaron en este acuerdo.

“Los estafadores criminales son expertos en inventar todo tipo de planes para convencer a los consumidores a entregarles su dinero”, dijo el Fiscal General Schneiderman. “Exhorto a los neoyorquinos a ser más vigilantes cuando responden a anuncios, solicitudes y llamadas telefónicas, que a menudo son realizadas por los estafadores que buscan engañar a individuos desprevenidos de su dinero duramente ganado. Me complace que el acuerdo de hoy con Western Union instituya protecciones adicionales para combatir el fraude”.

El acuerdo requiere que Western Union desarrolle y ponga en acción un amplio programa antifraude diseñado para ayudar a detectar y prevenir incidentes donde los consumidores que han sido víctimas de fraude utilizan Western Union para enviar dinero a los estafadores.

Ese programa antifraude, que Western Union ha acordado evaluar y actualizar según se justifique, incluye los siguientes elementos:

  • Advertencias contra el fraude del consumidor en portada de los formularios de transferencia de dinero;
  • Capacitación y educación obligatoria para los agentes de Western Union sobre transferencias telefónicas inducidas por fraude;
  • Mayor escrutinio de las locaciones de agentes cuyas quejas por fraude superan ciertos umbrales;
  • Verificación de  antecedentes de posibles agentes de Western Union que procesen transferencias de dinero;
  • Seguimiento de la actividad de los agentes de Western Union para prevenir transferencias de dinero inducidas por fraude;
  • Medidas disciplinarias rápidas y apropiadas contra los agentes de Western Union que no cumplan con los protocolos requeridos relativos a medidas antifraude.

Western Union también ha acordado pagar un total de $5 millones a los estados por los costos y honorarios de los estados. Además de este acuerdo con los estados, Western Union también resolvió reclamaciones relacionadas con transferencias inducidas por fraude con la Comisión Federal de Comercio y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, anunciada el 19 de enero de 2017. Como parte de esos acuerdos relacionados, Western Union ha acordado A pagar $586 millones a un fondo que el Departamento de Justicia administrará para proporcionar reembolsos a las víctimas de transferencias de dinero inducidas por fraude en todo el país, incluyendo a las víctimas de Nueva York. En febrero de 2016, Nueva York, junto con otros 48 estados y el Distrito de Columbia, firmaron un acuerdo similar con MoneyGram.

Los consumidores deben ser conscientes de las estafas comunes perpetradas, incluyendo:

  • Las estafas de lotería y concurso en las que se dice a los consumidores que han ganado una gran suma de dinero, pero primero deben enviar dinero para pagar los impuestos o honorarios requeridos antes de recibir sus ganancias;
  • Las estafas de los abuelos en las que un consumidor es llevado a creer que su ser querido está en peligro inmediato y necesita dinero de inmediato;
  • Las estafas románticas en las que alguien se presenta como un interés amoroso y pronto comienza a pedirle a los consumidores que envíen dinero por varias razones, tales como emergencias médicas, accidentes automovilísticos, asaltos, viajes de emergencia;
  • Las estafas fiscales, incluso cuando la persona que llama se presenta como un funcionario de una agencia gubernamental, como el Servicio de Rentas Internas, a menudo usando un número de teléfono que parece oficial. El estafador reclamará que se debe un saldo de impuestos vencidos. La persona que llama le dirá a la víctima que a menos que la deuda sea pagada inmediatamente, un equipo de oficiales vendrá a la casa de la víctima ese día para arrestar a la víctima. Los neoyorquinos deben recordar que el IRS y las agencias gubernamentales legítimas nunca exigen el pago por teléfono;
  • Estafas de telemercadeo que involucran solicitudes tales como préstamos con tasa por adelantado, oportunidades de trabajo en casa, ventas de revistas, ofertas de tarjetas de crédito, oportunidades de negocios u ofertas de viajes.

Los consumidores que reciben este tipo de solicitudes de extraños deben tirar esas cartas en la basura, eliminar el correo electrónico o colgar el teléfono. Y los consumidores que conocen a alguien en línea deben ser cautelosos sobre el envío de dinero, sobre todo si una reunión en persona nunca ha tenido lugar.

Más información sobre este acuerdo está disponible aquí: https://www.justice.gov/criminal-mlars/remission

Además de Nueva York, participaron en el acuerdo: Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, Colorado, Connecticut, Delaware, Florida, Georgia, Hawái, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Maine, Maryland Massachusetts, Michigan, Minnesota, Mississippi, Missouri, Montana, Nebraska, Nevada, Nueva Hampshire, Nueva Jersey, Nuevo México, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee , Texas, Utah, Vermont, Virginia, Washington, Virginia Occidental, Wisconsin, Wyoming y el Distrito de Columbia.