Local Menu

Schneiderman Responde A Investigación Congresional: "No Hay Alegación Justificada De Fraude De Votación En Nueva York"

En la carta a los representantes Cummings, Brady, y Clyburn, el Fiscal General Schneiderman ofrece detalles de los problemas reales que privación de los derechos de votantes de neoyorquinos, en lugar del "problema imaginario de fraude electoral"

Hoy, el Fiscal General de Nueva York, Eric T. Schneiderman, respondió a una investigación en el Congreso, dejando en claro que no hubo una sola reclamación justificada de fraude electoral en Nueva York el año pasado. Más bien, el Fiscal General Schneiderman escribió: "El sistema de votación de Nueva York enfrenta muchos desafíos", con leyes restrictivas, reglas y procedimientos, así como errores administrativos, que privan legal e ilegalmente a los neoyorquinos de ejercer su derecho de voto.

La carta fue enviada hoy al Representante Elijah E. Cummings (Miembro de la Comisión de Supervisión y Reforma Gubernamental), al Representante Robert Brady (Miembro del Comité de la Administración de la Casa de Representantes) y al Representante James Clyburn (Líder Demócrata Asistente).

Lee la carta completa aquí.

Como se señala en la carta, en diciembre de 2016 la Fiscalía General publicó un informe detallando los muchos asuntos que los votantes enfrentaron en las elecciones durante las elecciones primarias de abril de 2016. El Fiscal General Schneiderman destacó su recién introducido proyecto de ley Nueva York Vota, que busca abordar muchas de estos problemas en curso actualizando los sistemas de votación del estado a través de votación temprana, registro automático y mismo día, primarias consolidadas, plazos de inscripción de partidos más cortos y más.

El Fiscal General Schneiderman también presentó recientemente una demanda contra la Junta de Elecciones de la Ciudad de Nueva York por violaciones generalizadas que purgaron ilegalmente más de 200,000 neoyorquinos de los padrones electorales.

“Nuestra democracia está enferma, con muy pocos ciudadanos elegibles registrados para votar, muy pocos de los que están registrados ejercen este derecho fundamental, y demasiados estados que diseñan métodos para suprimir la votación, en lugar de fomentar la participación en las elecciones de nuestro país. Nos complacería trabajar con el Congreso para resolver estos problemas -muchos de los cuales persisten no sólo en Nueva York sino también en los estados de todo el país- en lugar de tratar de abordar el problema imaginario del fraude electoral”, concluyó el Fiscal General Schneiderman.