Declaración De Schneiderman Sobre El Día Internacional De Los Trabajadores

“En mayo de 1886, los trabajadores hicieron una protesta histórica en apoyo de una jornada laboral de ocho horas. Hoy en día, la lucha continúa en Nueva York y en todo el país para garantizar que ningún trabajador se vea obligado a sacrificar sus salarios, su seguridad o su dignidad para ganarse la vida.

Es por eso que mi oficina está comprometida a proteger los derechos de todos los trabajadores, incluso mientras algunos buscan socavarlos continuamente.

Entre esos derechos están el derecho a ser pagado el sueldo completo por el trabajo realizado, incluyendo salario mínimo y horas extras; El derecho a un lugar de trabajo seguro y saludable; El derecho a organizarse y a unirse a un sindicato; El derecho a un trabajo libre de discriminación; y el derecho de denunciar violaciones al gobierno sin enfrentar represalias. Estos derechos se extienden a todos los trabajadores.

Estoy orgulloso de que en los últimos cinco años y medio, mi oficina haya logrado restitución por casi $ 30 millones de dólares para más de 21,000 trabajadores; logramos decenas de condenas de empleadores que cometieron robo de salarios; y aseguramos acuerdos nacionales innovadores con los principales minoristas para poner fin a la práctica abusiva de la programación de horarios impredecibles.

Y con una administración en Washington que no parece dispuesta a hacer cumplir las leyes laborales tan duramente ganadas, no dudaremos en ponernos al frente y llenar el vacío - y luchar cuando los derechos de los neoyorquinos se vean comprometidos.

El nuevo Secretario de Trabajo del Presidente Trump, Alexander Acosta, tiene la responsabilidad de asegurar que la agencia haga su trabajo y hacer cumplir las leyes laborales de nuestra nación para todos los trabajadores, incluyendo y especialmente las que protegen a los más vulnerables.

Pero tangamos o no un aliado a nivel federal, continuaré usando todas las herramientas a nuestro alcance para asegurar que todos los trabajadores sean tratados con la justicia y dignidad que merecen.”