Local Menu

Schneiderman Desarticula Peligrosa Red De Narcotrafico De La Región Capital

19 personas acusadas de 226 delitos; En la investigación - dirigida por el Grupo de Trabajo Contra el Crimen Organizado de la Fiscalía General- recuperó más de tres libras de narcóticos y 35 armas de fuego

La operación, denominada “Wrecking Ball” (bola de demolición) marca el sexto caso desde que el Fiscal General anunció la represión contra los traficantes de drogas violentos en los suburbios y el norte de Nueva York – sacando un total de 265 narcotraficantes de las calles en los últimos dos meses

ALBANY - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy la formulación de cargos a 19 personas acusadas de conspirar para transportar grandes cantidades de narcóticos desde la ciudad de Nueva York a la región de la capital, para su distribución en los condados de Albany, Rensselaer y Schenectady.

El caso de hoy, denominado "Operation Wrecking Ball", marca el sexto gran desmantelamiento de una pandilla de narcotráfico desde el anuncio del Fiscal General Schneiderman de una iniciativa de represión selectiva contra las redes de narcotraficantes de heroína, opioides y otros narcóticos. En los últimos dos meses, la Operación Bricktown, Operation Un-Wise, Operation Gravy Train, Operation Bloodsport y Operation Pipeline, del Fiscal General Schneiderman han sacado a 265 traficantes de las calles del estado de Nueva York.

"Operation Wrecking Ball marca otro importante golpe a los canales de narcotráfico que lleva drogas y armas de fuego y amenaza a familias en toda la región de la Capital", dijo el Fiscal General Eric T. Schneiderman. "Mi oficina está enfocada como un láser en la creciente epidemia de drogas y violencia que está aumentando en todo nuestro estado. Las detenciones de hoy -y los 265 distribuidores que hemos sacado de la calle en los últimos dos meses- envían un mensaje inconfundible de que no toleraremos a quienes negocian la muerte y la violencia en nuestras comunidades".

"Las drogas peligrosas y la violencia armada no son bienvenidas en nuestras comunidades", dijo Robert Sears, Jefe Interino de la policía en Albany. "El Departamento de Policía de Albany sigue comprometido a trabajar con la Fiscal General y nuestros socios de la ley para asegurar que los responsables de traer drogas y armas peligrosas a las comunidades donde residen nuestras familias y los niños, sean no solo arrestados sino sometidos al mayor rigor de la ley. El anuncio de hoy muestra que, a través de un esfuerzo de colaboración, podemos seguir construyendo sobre los muchos éxitos que ya hemos logrado. Quisiera felicitar al Fiscal General Schneiderman por su inquebrantable apoyo a nuestra agencia y a la comunidad de Albany".

El Superintendente de la Policía Estatal George P. Beach II dijo: "Este caso ha resultado en la eliminación de drogas y armas de nuestras calles, y formulación de cargos contra las 19 personas responsables del tráfico de estos peligrosos narcóticos en nuestros vecindarios. Quiero elogiar el trabajo sobresaliente de nuestros agentes y de nuestros aliados de la ley, y seguimos comprometidos a interrumpir el flujo de narcóticos peligrosos en todo el estado de Nueva York".

La investigación del Fiscal General incluyó cientos de horas de vigilancia física y escuchas telefónicas, así como la ejecución de numerosas órdenes de allanamiento en Brooklyn y Schenectady. Durante el transcurso de las escuchas telefónicas, los conspiradores utilizaron con frecuencia terminología codificada y críptica en un intento por disfrazar su tráfico ilícito de narcóticos, como por ejemplo llamar la cocaína en polvo que estaban vendiendo como "Miley Cyrus". A lo largo del año, la investigación dirigida por el Grupo de Trabajo Contra el rimen Organizado (OCTF) del Fiscal General, el Departamento de Policía de la Ciudad de Albany y la Policía del Estado de Nueva York, las autoridades incautaron:

  • Más de tres libras de cocaína a granel con un valor aproximado en la calle de $ 147,000
  • 35 armas de fuego
  • Más de $ 63,000 en efectivo
  • Grandes cantidades de parafernalia de drogas, incluyendo balanzas, envases y productos de corte (incluyendo creatina, un suplemento usado por levantadores de pesas que puede agregar masa muscular, pero también puede conducir a síntomas asmáticos y daño renal, y "Goody's Powder" el analgésico que contiene aspirina, cafeína y acetaminofén)

En el expediente se acusan a 19 personas de 226 delitos, entre ellos Operar Como Gran Traficante (que lleva una sentencia de cadena perpetua obligatoria en una prisión estatal), y varios cargos de Venta Criminal y Posesión Criminal de una Sustancia Controlada (clase A y B) y Conspiración Para Cometer esos Crímenes. El estatuto de Operador como Gran Traficante (§220.77 de la Ley Penal del Estado de Nueva York), fue escrito por el Fiscal General Schneiderman cuando era senador estatal, entró en vigor en noviembre de 2009 como parte de las reformas las leyes de drogas Rockefeller, y es el único delito de narcóticos en el estado que lleva a una posible pena de cadena perpetua.

Los dos principales traficantes supuestamente arreglaron para que grandes cantidades de cocaína fuesen transportadas de la ciudad de Nueva York (Brooklyn) a la región Capital y, como se ha señalado, enfrentan penas de cadena perpetua obligatorias.

Los reos restantes se enfrentan a penas máximas entre 9 y 24 años de prisión, dependiendo del historial criminal del individuo.

Los señalados en la acusación de hoy son:

  • Cedric James, de Brooklyn, Nueva York (Acusado de Operar como Gran Traficante)
  • Laquan Wright, de Schenectady, Nueva York (Acusado de Operar como Gran Traficante)
  • Joseph Berghela, de Albany, Nueva York
  • Elijahjuan Cancer, de Albany, Nueva York
  • Derrick Carrington, de Albany, Nueva York
  • Richard Chrise, de Albany, Nueva York
  • Dennis Durham, de Albany, Nueva York
  • Ladawn Harris, de Albany, Nueva York
  • Clifford Jackson, de Schenectady, Nueva York
  • Lewis Labshere, de Schenectady, Nueva York
  • I’Quan Mayo, de Albany, Nueva York
  • Deanna McCargo, de Albany, Nueva York
  • Octavius Mills (Ruecker), de Schenectady, Nueva York
  • Christopher Mozone, de Albany, Nueva York
  • Nekie Ricks, de Albany, Nueva York
  • Summer Saglimbeni, de Schenectady, Nueva York
  • Traevon Shannon, de Albany, Nueva York
  • Meghan Wilkinson, de Schenectady, Nueva York
  • Frances Wright, de Schenectady, Nueva York

La investigación fue llevada a cabo conjuntamente por la Investigadora de OCTF, Maria Johnson, bajo la supervisión del Investigador Supervisor William Charles, el Jefe Adjunto Eugene Black y los Detectives del Departamento de Policía de Albany, Michael Fargione y James Wood, bajo la supervisión del Sargento Brian Plante y el teniente Richard Gorleski. La investigación contó con la asistencia de la Fuerza de Tarea contra la Droga de la Guardia Nacional de Nueva York.

El caso está siendo procesado por fiscales adjuntos de la OCTF, Michael Sharpe y Andrew McElwee. Bajo la supervisión del de la fiscal jefa de OCTF, Peri Alyse Kadanoff, la Jefa Adjunta del OCTF, María Moran, y el Fiscal Ejecutivo Adjunto Jason Brown, encargado de la División de Asuntos Criminales de la Fiscalía General.
Los cargos contra los acusados son meras acusaciones y los acusados son presuntos inocentes a menos y hasta que se demuestre su culpabilidad en el tribunal.

Groups audience: