Schneiderman Lidera Instancia Para Proteger A Los Empleados Lgbt De La Discriminación

Durante el Mes del Orgullo, los fiscales generales sostienen que el Título VII prohíbe la discriminación en el empleo en base a la orientación sexual

Los Fiscales Generales de NY, CT, VT presentaron una instancia ‘Amicus Brief’ en en caso Zarda v. Altitude Express

El Fiscal General de Nueva York, Eric T. Schneiderman, dirigió un escrito de amicus presentado ante el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Segundo Circuito, argumentando que el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 prohíbe la discriminación laboral basada en la orientación sexual.

El escrito fue firmado por el Fiscal General Schneiderman, el Fiscal General de Connecticut George Jepsen y el Fiscal General de Vermont TJ Donovan. Esta semana marca el segundo aniversario de la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos en Obergefell v. Hodges y el cuarto aniversario de la decisión de la Corte Suprema en Estados Unidos v. Windsor, así como la última semana del Mes del Orgullo. Los Abogados Generales argumentan que la discriminación por orientación sexual es una forma de estereotipo sexual y penaliza incorrectamente a los empleados LGBTQ por conductas que serían consideradas "aceptables" si fueran del sexo opuesto, constituyendo así un tratamiento dispar con base en el sexo.

"Ningún empleado debe ser discriminado por su orientación sexual", dijo el Fiscal General Schneiderman. "El Título VII está destinado a proteger a todos los estadounidenses de la discriminación basada en su sexo - y eso incluye la discriminación por orientación sexual que afecta a las personas basadas en el género de aquellos con quienes tienen relaciones. Es importante dejar claro que la ley federal -como la ley del estado de Nueva York- prohíbe penalizar a los empleados debido a quienes aman, así como continuar nuestra lucha para erradicar la discriminación, sin importar de donde proviene".

El caso, Zarda v. Altitude Express, involucra a un ex instructor de paracaidismo que alegó que fue despedido después de revelar su orientación sexual a un cliente. Los fiscales generales presentaron su escrito de amicus con el Segundo Circuito, el cual recientemente aprobó una solicitud para volver a escuchar el caso en pleno.

"La discriminación por orientación sexual es una forma de discriminación sexual que viola el Título VII", argumentan los fiscales generales. "Esa ley ataca ampliamente a todas las formas de tratamiento dispares basadas en el sexo de un empleado, incluyendo el castigo de un empleado por no cumplir con los estereotipos sexuales. Sin embargo, la discriminación por la orientación sexual hace justamente eso: penaliza a los empleados por no conformarse a los estereotipos sexuales, es decir, que los hombres deben buscar y formar relaciones íntimas sólo con las mujeres y las mujeres sólo con los hombres.

Que estos estereotipos se refieren a la conducta íntima -en oposición a otras conductas sujetas a nociones recibidas de cómo deben comportarse los hombres y las mujeres- no las elimina de la categoría más amplia de estereotipos sexuales que los empleadores no pueden imponer sin violar el Título VII”.

Los fiscales generales sostienen que reconocer que el Título VII incluye la discriminación basada en la orientación sexual ayudará a proteger a los empleados vulnerables y ayudará a los esfuerzos de los Estados para combatir la discriminación injusta y sus daños.

Haga clic aquí para leer escrito amicus.