Local Menu

Schneiderman Anuncia Una Sentencia De 46 Años De Prisión Para Ex Consejero Del Centro De Cuidados Post Traumaticos Por Abusar Sexualmente A Residentes Discapacitados Que Han Sufrido Lesión Cerebral

Jacky Stanley fue condenado por usar su posición para abusar sexualmente de seis residentes en el Centro Noreste de Rehabilitación Y Lesiones cerebrales Traumáticas

KINGSTON – El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy la sentencia de Jacky Stanley, 51, de Kingston, ex consejero en el Centro Noreste de Rehabilitación y Lesión Cerebral Traumática en Lake Katrine, Nueva York (Centro Noreste), después de que un jurado lo encontró culpable de abusar sexualmente de seis residentes del Centro Noreste entre julio de 2014 y febrero de 2015. Stanley fue sentenciado hoy por el juez de la Corte del Condado de Ulster, Donald A. Williams, a 46 años de prisión y 20 años de supervisión después de la liberación. Stanley ha permanecido en la cárcel desde su detención en agosto de 2016 y comenzará inmediatamente su sentencia de prisión estatal.

"Estos fueron actos atroces de abuso dirigidos a residentes que ya sufren de traumatismos, tras lesiones que le han cambiado la vida", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Mi oficina recomendó una sentencia significativa basada en el patrón de abuso sexual del acusado. Aplaudimos la valentía de las víctimas que decidieron llevar al acusado ante la justicia".

Las víctimas de Stanley eran residentes que fueron admitidos al centro del noreste para la rehabilitación después de sufrir lesiones cerebrales traumáticas. El trabajo de Stanley, como consejero de la unidad, era ayudar a nuevos residentes a aclimatarse a la instalación y sus programas. En cambio, Stanley utilizó su posición, y la confianza depositada en él por sus residentes, para tener acceso a las víctimas para abusar sexualmente de ellos en cuestión de días, incluso horas, de su llegada. La evidencia en el juicio reveló que Stanley amenazó a una de las víctimas que abusó y la familia de la víctima en múltiples ocasiones para mantener a la víctima en silencio. La evidencia en el juicio también mostró que una de las otras víctimas discapacitadas de Stanley se despertó de su sueño para encontrar a Stanley realizando sexo oral con él. Stanley utilizó no sólo las discapacidades físicas y mentales de las víctimas, sino también su aparente autoridad y amenazas de daño para atacar a sus seis víctimas y asegurar su silencio. Fue sólo después de que una de las víctimas lo denunció que el patrón de abuso de Stanley salió a la luz.

Stanley fue condenado, después de un juicio de una semana, de veinticuatro cargos relacionados con su abuso sexual de seis víctimas. Estas condenas incluyen un cargo de Acto Sexual Criminal en el Primer Grado, un delito violento clase B y siete cargos de Abuso Sexual en el Primer Grado, un delito violento clase D.

El Fiscal General agradece al Departamento de Policía de la Ciudad de Ulster, particularmente a los detectives William Moylan y Joshua Normann, por su trabajo en la investigación. El Fiscal General también agradece al Centro Noreste por su cooperación durante la investigación y el juicio.

La investigación fue dirigida por el Investigador Superior Frank Bluszcz y el Investigador Peter Olsen de la Unidad de Control de Fraude de Medicaid, con la asistencia de la Analista Médica Margaret Walsh, RN, bajo la supervisión de Peter Markiewicz y Kenneth Morgan.

El caso fue procesado por los Fiscales Adjuntos William McClarnon y Catherine Slattery de la Oficina Regional de Pearl River de la Unidad de Control de Fraude de Medicaid de la Fiscalia General, bajo la supervisión de la Directora Regional Anne Jardine y Thomas O'Hanlon, Jefe de Investigaciones Penales de MFCU-Downstate. La MFCU está dirigida por la Directora Amy Held y el Subprocurador Adjunto Paul J. Mahoney.