Schneiderman, Coalición Bipartidista De Fiscales Generales, Expanden Investigación Multi Estatal Sobre Crisis De Opioides 

Fiscales generales demandan información y documentos a los principales de los principales fabricantes y distribuidores de opiáceos

Investigación es la más reciente acción de Schneiderman en un enfoque multifacético para hacer frente a la epidemia de opioides

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy que una coalición bipartidista de 41 fiscales generales de todo el país ha solicitado información y documentos a los fabricantes y distribuidores de los medicamentos opiáceos que ameritan receta, parte de una investigación multiestatal para determinar si las compañías están involucradas en prácticas ilegales en la comercialización y distribución de los opiáceos recetados.

Las citaciones y solicitudes de documentos, que fueron enviadas ayer, marcan una importante expansión de las investigaciones por parte de los Fiscales Generales en la epidemia nacional de opioides. Una gran coalición bipartidista de funcionarios legales de los estados está ahora reuniendo recursos para hacer frente a la crisis de salud pública más urgente que afecta al país y hacerlo con un enfoque amplio de múltiples entidades, tanto de los fabricantes como en los distribuidores.

"Con demasiada frecuencia, los opioides recetados son la rampa de acceso a la adicción de millones de estadounidenses", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Estamos comprometidos a llegar al fondo de un sistema defectuoso que ha alimentado la epidemia y ha acabado con demasiadas vidas. Los neoyorquinos cuyas familias han sido desgarradas por la crisis de opioides merecen saber si la industria pone a sus ganancias por encima de la seguridad de los pacientes. Mi oficina está comprometida a usar todas las herramientas a nuestra disposición para frenar la epidemia y conseguir que los afectados por ella obtengan la ayuda que necesitan y la justicia que se merecen".

Los fiscales generales sirvieron citaciones a los siguientes fabricantes de productos farmacéuticos y sus entidades relacionadas:

  • Endo International plc
  • Janssen Pharmaceuticals
  • Teva Pharmaceutical Industries Ltd./Cephalon Inc.
  • Allergan Inc.

Los fiscales generales también han servido una citación de investigación suplementaria a Purdue Pharma. Los fiscales generales también exigieron documentos e información sobre las prácticas de distribución de las siguientes compañías de distribución de opiáceos, que en conjunto administran aproximadamente el 90 por ciento de la distribución nacional de opiáceos:

  • AmerisourceBergen
  • Cardinal Health
  • McKesson

Los distribuidores de opioides por sí solos generan casi $500 mil millones de dólares al año en ingresos.

Los opioides, tanto recetados como ilícitos, son el principal causante de las muertes por sobredosis de drogas en todo el país y en Nueva York. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los opioides estuvieron involucrados en 33.091 muertes en 2015 -incluyendo 2.754 en Nueva York - y las sobredosis de opioides se han cuadruplicado desde 1999. Las sobredosis de drogas representan un gran porcentaje de muertes entre los neoyorquinos entre 15 y 44 años de edad - representando un sorprendente 41 por ciento de las muertes en el condado de Sullivan, 37 por ciento en el condado de Erie y 32 por ciento en el condado de Nassau, según un análisis realizado por el New York Times.

Desde que asumió el cargo, el Fiscal General Schneiderman ha lanzado una estrategia de múltiples facetas para hacer frente a la evolución de la epidemia de opioides de Nueva York, incluyendo: Acuerdos con importantes aseguradoras de salud nacionales y globales como Cigna, Anthem y Empire BlueCross BlueShield (BCBS), que aseguran a más de 4 millones de neoyorquinos, para eliminar las barreras que impiden el tratamiento para el trastorno por uso de opiáceos. Los acuerdos ponen fin a la política de los aseguradores de exigir autorización previa para el tratamiento asistido por medicamentos ("MAT"), lo que puede dar lugar a demoras significativas para los pacientes que buscan alivio de la adicción.

  • Creación de la Ley Sistema de Internet para el Seguimiento de Prescripción Excesiva ("I-STOP"), una serie de mejoras al programa de monitoreo de medicamentos recetados de Nueva York que proporcionan a los médicos un lugar historial de prescripción actualizada  de los pacientes y para un programa para que los neoyorquinos puedan deshacerse de los medicamentos caducados o innecesarios, reduciendo así la probabilidad de que las prescripciones robadas y falsificadas se utilicen para obtener sustancias controladas en las farmacias. I-STOP redujo "doctor shopping", una práctica en la que un individuo intenta obtener las mismas prescripciones o similares de múltiples médicos, en un 90% desde 2014.
  • Lanzamiento del programa comunitario de prevención de sobredosis ("COP"), una iniciativa para salvar vidas que permitió a los agentes estatales y locales del Estado de Nueva York llevar naloxona, el antídoto de heroína extremadamente efectivo que puede revertir inmediatamente los efectos de una sobredosis de opioides. Desde la implementación del programa en abril de 2014, más de 100 sobredosis se revirtieron utilizando kits proporcionados por el programa de la COP, que distribuyó más de 27,000 kits en todo el estado.
  • Obtener un acuerdo con Amphastar Pharmaceuticals, Inc. para reducir y limitar el precio de naloxona para todas las agencias en el Estado de Nueva York, reduciendo el precio de la naloxona en casi un 20 por ciento.
  • Hacer cumplir las leyes de paridad de salud mental para llegar a acuerdos con las compañías de seguros de salud, exigiéndoles que implementen reformas radicales en su administración de beneficios de salud mental, en particular relacionados con las prácticas de manejo médico, cobertura de tratamiento residencial para abuso de sustancias y copagos para tratamientos de pacientes ambulatorios y presentar informes de cumplimiento periódicos. En última instancia, los acuerdos otorgaron más de 2 millones de dólares en restitución para los miembros cuyas reclamaciones fueron rechazadas de manera inapropiada.
  • Prosecución exitosa de más de diez prescriptores licenciados incluyendo operadores de "factorías de píldoras" y otras prácticas ilegales por delitos relacionados con prescripciones de opioides impropias.
  • Eliminar las redes de tráfico de drogas que trafican con opiáceos en comunidades de todo el estado. El Equipo de Trabajo Contra el Crimen Organizado del Fiscal General (OCTF, por sus siglas en inglés) ha desarticulado a 25 pandillas de narcotraficantes, ha realizado más de 580 arrestos de narcotraficantes por delitos graves y confiscado más de $1.5 millones y más de 2.000 libras de drogas ilegales desde 2011. En los últimos meses la iniciativa SURGE (Suburban and Upstate Response to the Epidemic), del Fiscal General Schneiderman, ha sacado a 260 presuntos traficantes y distribuidores las calles.
  • Instar a las compañías de seguros de salud a revisar sus políticas de cobertura y pago que contribuyen a la epidemia de opiáceos, así como enviar cartas a los tres mayores gerentes de beneficios de farmacia del país solicitando documentos, datos y otra información sobre cómo están abordando la crisis de opioides.

La investigación está siendo manejada por los Fiscales Adjuntos Carol Hunt, Christopher Leung y Sara Mark del Buró de Asuntos de Salud, bajo la supervisión de Lisa Landau, Jefa de la Oficina y el Asesor de la Unidad de Control de Fraude de Medicaid Jay Speers y la Fiscal Adjunta Kathryn Harris y Elizabeth Kappakas de la Unidad de Control de Fraude de Medicaid, bajo la supervisión de la Directora Amy Held y el Fiscal Adjunto Paul J. Mahoney.