Local Menu

Schneiderman Lidera Oposición De Fiscales Generales A Trump Por Revertir Protecciones En Pagos De Horas Extra

Departamento de Trabajo de EE.UU. no defenderá la expansión de protecciones de pago por horas extras para cientos de miles de neoyorquinos y millones de estadounidenses

Las protecciones cubren a los trabajadores de salarios bajos, como los supervisores de comida rápida; trabajadores de oficina; y técnicos médicos

Los Fiscales Generales argumentan que un nivel mínimo de salario semanal es justo para los empleadores y los empleados y vital para el cumplimiento efectivo de la ley laboral

NUEVA YORK - Liderando una coalición de Fiscales Generales de, el El Fiscal General Eric T. Schneiderman encabeza la oposición a los esfuerzos de la administración Trump de revertir las protecciones de pago de horas extras para cientos de miles de neoyorquinos y millones de estadounidenses.

Los Fiscales Generales presentaron comentarios en respuesta a la Solicitud de Información del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos sobre la exención ejecutiva, administrativa y profesional (EAP) a la Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA). Con esta acción, el USDOL amenaza con revertir la regla de la administración Obama que debió entrar en vigencia el año pasado y que habría ampliado las protecciones salariales de horas extras para los trabajadores estableciendo un piso salarial por debajo del cual la exención de las leyes de horas extras no puede aplicarse. Los trabajadores afectados incluyen a aquellos sujetos a errores de clasificación como empleados ejecutivos, como los supervisores de primera línea en los restaurantes de comida rápida, lavado de autos, tiendas minoristas y obras de construcción; empleados administrativos, tales como empleados de oficina; y empleados profesionales, tales como técnicos médicos y dentales, empleados de TI de nivel medio y asistentes de producción de cine y televisión.

"El Departamento de Trabajo debería proteger los derechos de los trabajadores, no debilitarlos a cada paso", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Retroceder estas protecciones de horas extras amenazaría a cientos de miles de trabajadores neoyorquinos que merecen un buen pago por un día de trabajo. Estoy comprometido a usar toda la fuerza de mi oficina para asegurar que todos los trabajadores sean tratados con la justicia y dignidad que merecen".

Haga clic aquí para leer los comentarios, dirigidos por el Fiscal General Schneiderman y presentados por los Fiscales Generales de Nueva York, California, Delaware, Illinois, Iowa, Maryland, Massachusetts, Vermont y Washington.

Bajo la administración de Obama, el USDOL emitió una nueva regla elevando el monto mínimo de salario semanal usado para evaluar la exención de EAP de $455 a $913, y creó un mecanismo para actualizar automáticamente el nivel salarial basado en cambios reales en los niveles salariales en todo el país. A raíz de la decisión reciente de un tribunal de distrito de Texas de imponer la regla, la administración Trump aún no ha dejado claro si tiene la intención de apelar la decisión del tribunal y dijo que el USDOL "decidió no abogar por el nivel salarial específico (913 dólares por semana) establecido en la Regla Final de 2016 ".

El Fiscal General Schneiderman y la coalición de Fiscales Generales presentaron un comentario afirmando que la Regla Final de 2016 estableció un equilibrio apropiado entre los intereses de los empleadores y los empleados al establecer el nivel salarial de $913, resultado de un proceso federal de dos años de elaboración de normas y que el USDOL revisó más de 270.000 comentarios de una amplia gama de sectores, incluyendo organizaciones y sindicatos de trabajadores, pequeñas empresas, corporaciones Fortune 500, gobiernos estatales y locales y economistas.

Las observaciones presentadas por los Fiscales Generales explican que, a pesar de los esfuerzos federales y estatales de aplicación de la ley, las violaciones rampantes de las leyes laborales han continuado en todo el país y un estudio de trabajadores de bajos salarios en grandes ciudades, incluyendo Nueva York, encontró que más de tres cuartas partes no recibieron pagos de horas extras de acuerdo con la ley federal. Los Fiscales Federales sostienen que una prueba salarial significativa es esencial para proteger a los trabajadores de ser clasificados erróneamente como EAP exentos cuando legalmente tienen derecho a recibir horas extras por horas trabajadas más allá de 40 horas a la semana. Instan al USDOL a fijar un nivel de salario que sea al menos tan protector como la Regla Final de 2016, la cual estaba en línea con la práctica de larga data del USDOL.

El comentario también sostiene que un nivel salarial significativo hace que la aplicación de la ley laboral sea más efectiva y eficiente, y debilitar la prueba del nivel salarial forzará a los empleados, empleadores y estados a confiar en un criterio de "deberes" específico que es más susceptible a la explotación. Incluso para los empleadores bienintencionados y respetuosos de la ley, una prueba de nivel salarial es una línea clara y útil, especialmente para las pequeñas empresas que pueden no tener un asesor de empleo sofisticado para asesorarlos en la prueba de funciones más complejas. Dado que la ejecución es más difícil sin una prueba de nivel salarial, la clasificación errónea sería aún más generalizada, debido a la incertidumbre del empleador y del empleado, así como al abuso intencional por parte de los empleadores. Los trabajadores de bajos salarios son particularmente vulnerables a la explotación y por lo general no pueden pagar sus propios servicios de abogados.

Por último, los Fiscales Generales instan al USDOL a adoptar una fórmula de actualización automática que sea al menos tan protectora de los trabajadores como la establecida en la Regla Final de 2016, y no el riesgo de dejar que las protecciones laborales erosionen de nuevo debido a la inacción legislativa o reguladora.