Local Menu

Schneiderman Anuncia Acuerdo Con Junta De Elecciones De La Ciudad De Nueva York Sobre Purgas Ilegales De Registro De Votantes

El acuerdo revisa los procedimientos de la junta de elecciones de la ciudad de Nueva York para el mantenimiento de los registros electorales y establece un control y supervisión frecuentes de las actividades de mantenimiento de los listados de votantes

En enero, A.G. Schneiderman presentó una demanda contra NYCBOE por purgar deliberadamente a más de 200,000 neoyorquinos de padrones electorales antes de la Primaria Presidencial de 2016, en violación de las leyes federales y estatales

NUEVA YORK- El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy acuerdo para resolver la demanda contra la Junta de Elecciones de la Ciudad de Nueva York (NYCBOE), revisando los procedimientos de NYCBOE para mantener los listados de votantes y estableciendo monitoreo y supervisión frecuente de esos procedimientos para proteger el acceso de los neoyorquinos a las urnas. El decreto de consentimiento se presentó en el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito Este de Nueva York ayer.

En enero, el Fiscal General Schneiderman presentó una demanda, alegando que el NYCBOE purgó a más de 200,000 votantes de sus listas de registro en violación de la ley federal y estatal. Específicamente, el Fiscal General alegó que el NYCBOE canceló ilegalmente los registros de más de 200,000 neoyorquinos: más de 100,000 sobre la base de la falta de voto de un votante, y otros casi 100,000 usando un procedimiento que no cumplía con la ley federal y estatal.

El decreto de consentimiento de hoy requiere que la NYCBOE revise su registro de votantes y enumere las políticas y procedimientos de mantenimiento, capacite adecuadamente al personal relevante, y se someta a un monitoreo regular y supervisión del registro de votantes y enumere las actividades de mantenimiento. Además, NYCBOE acordó revisar cada registro de votante cancelado desde el 1 de julio de 2013, determinar si las cancelaciones fueron justificadas por la ley y restablecer, al estatus apropiado, cualquier registro que se cancelara indebidamente.

"El derecho al voto es sagrado para nuestra democracia. Sin embargo, la Junta de Elecciones de NYC purgó ilegalmente a más de 200,000 neoyorquinos de las listas, violando la ley y la confianza de los neoyorquinos en las instituciones destinadas a proteger sus derechos", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Este acuerdo revisará las prácticas de NYCBOE para mantener los registros electorales, asegurando que se aborden los problemas que llevaron a las purgas, y estableciendo un monitoreo y supervisión frecuente de esas prácticas de mantenimiento de listas. Mi oficina continuará protegiendo el acceso de todos los votantes a las urnas y continuará luchando para ampliar los derechos de voto".

La demanda surgió tras una investigación de la Fiscalía General de Nueva York abierta poco después de la Primaria Presidencial de Nueva York el 19 de abril de 2016. La Fiscalía General abrió su investigación después de recibir más de 1,500 denuncias a través de su Línea Electoral de asuntos electorales generalizados, incluyendo una masiva e ilegal purga de votantes en Brooklyn. A principios de diciembre de 2016, la Fiscalía General publicó un informe, disponible aquí, que detalla las causas de muchos de los problemas que enfrentan los votantes en todo el estado en sus centros de votación. Después del informe del Fiscal General, Common Cause y el Lawyer’s Committee enmendaron una demanda que presentaron ante el tribunal federal contra NYCBOE para alegar que la depuración de votantes en Brooklyn violó la Sección 8 de la Ley Nacional de Registro de Votantes ("NVRA"). En enero, el Fiscal General Schneiderman intervino en esa demanda, junto con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

En su demanda, la Fiscalía General alegó que NYCBOE violó la ley estatal y federal con tres purgas masivas de registro. En primer lugar, de 2014 a 2015, los funcionarios de la Oficina Municipal de Brooklyn de la NYCBOE identificaron manualmente y depuraron más de 100.000 registros de votantes debido a que no votaron o enviaron formularios actualizados a la NYCBOE desde 2008. Tanto la ley federal como la estatal prohíben la cancelación de registros de registro de votantes únicamente por no haber votado. Además, Fiscalía General alegó que en 2014 y 2015, NYCBOE utilizó la base de datos de Cambio Nacional de Domicilio para identificar y eliminar cerca de 100,000 votantes adicionales de los que sospecha haberse mudado fuera de la Ciudad después de tan solo 30 días de aviso. Bajo las leyes estatales y federales, estos votantes deberían haber sido retenidos en las listas de inscripción por al menos dos elecciones federales después de que NYCBOE les avisara, es decir, de dos a cuatro años.

El decreto de consentimiento, sujeto a aprobación judicial, revisa los procedimientos de NYCBOE para mantener sus listas de votantes y requiere un monitoreo y supervisión significativos por parte de la Oficina del Fiscal General, el DOJ y los demandantes privados de los procedimientos actualizados de mantenimiento de la lista de votantes de NYCBOE. El NYCBOE está obligado a:

  • Crear un plan que detalle los procesos paso a paso para el mantenimiento de la lista de votantes;
  • Designar a los funcionarios de las Oficinas Centrales y de los condados a los que se les asignará la tarea de implementar estas políticas y llevar a cabo una supervisión y auditoría interna periódica de estos procedimientos;
  • Desarrollar capacitación periódica para el personal encargado de mantener las listas de votantes;
  • Crear procedimientos de quejas uniformes para los votantes afectados por procedimientos de remoción inapropiados;
  • Desarrollar procedimientos para identificar problemas sistémicos si se identifican votantes removidos indebidamente;
  • Proporcionar informes mensuales y anuales a la oficina del Fiscal General, al Departamento de Justicia y a los demandantes privados, incluidos los datos mensuales relacionados con las actividades de mantenimiento de listas;
  • Someterse a auditorías dos veces al año por parte de la Oficina del Fiscal General y el Departamento de Justicia de los procedimientos de mantenimiento de listas que usan registros individuales de votantes; y
  • Revisar la cancelación de cada elector removido desde el 1 de julio de 2013, identificar a los votantes removidos incorrectamente y reincorporar a esos votantes.
  • Las reformas se deben resumir en un Plan de Reparación Integral que la NYCBOE presentará al Fiscal General, al Departamento de Justicia y a los demandantes privados para su revisión y acuerdo.

Este asunto está siendo manejado por los Fiscales Adjuntos Ajay Saini, Diane Lucas y Sania Khan del Buró de Derechos Civiles de la Fiscalía General, que es dirigido por la Jefa del Buró, Lourdes Rosado. La Oficina de Derechos Civiles forma parte de la División de Justicia Social, que está dirigida por el Fiscal Adjunto Ejecutivo para la Justicia Social, Alvin Bragg.

La Oficina del Fiscal General está comprometida con los derechos de voto que protegen a todos los neoyorquinos elegibles. Para presentar una queja de derechos civiles, comuníquese con la Oficina del Fiscal General al (212) 416-8250, civil.rights@ag.ny.gov o visite www.ag.ny.gov.