Local Menu

Schneiderman Anuncia La Compensación Para Neoyorquinos Afectados Por Fraude Entransferencias De Western Union 

Las víctimas de fraude en Nueva York pueden buscar ahora una compensación del fondo de $586 millones de Western Union

Schneiderman ofrece consejos para proteger a los neoyorquinos de este tipo de estafas

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman informó hoy a los neoyorquinos que ahora pueden solicitar una compensación de un fondo de $586 millones si fueron engañados e inducidos a enviar pagos a los estafadores usando los servicios de transferencia electrónica de Western Union. Administrado por el Programa de Recuperación de Activos para Víctimas del Departamento de Justicia, este fondo fue creado como resultado de un acuerdo multi-estatal con el Fiscal General Schneiderman, otros 49 estados, el Distrito de Columbia y Western Union en enero de 2017.

Los neoyorquinos pueden ser elegibles para recibir compensación si fueron víctimas de una transferencia inducida por fraude usando Western Union entre el 1 de enero de 2004 y el 19 de enero de 2017. Más de 30,000 neoyorquinos se vieron afectados por estafas de transferencia y perdieron aproximadamente $35 millones como resultado.

"Me complace que este fondo permita que miles de víctimas de fraude en Nueva York reciban la compensación que merecen", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Aliento a los neoyorquinos a permanecer atentos cuando reciban solicitudes y denuncien posibles fraudes en mi oficina. Continuaremos trabajando con las empresas para mejorar sus esfuerzos de lucha contra el fraude y proteger a los consumidores de los estafadores".

Los neoyorquinos que informaron a Western Union o a la Fiscalía General de que habían sido víctimas de una estafa utilizando Western Union pueden recibir un formulario de reclamo por correo. El formulario de reclamo será enviado por el administrador del acuerdo en las próximas dos semanas y contendrá instrucciones que explicarán cómo los consumidores pueden presentar su reclamo para recibir una compensación.

Si no recibe un formulario de reclamo por correo, pero cree que puede ser elegible para un reclamo, visite http://www.westernunionremission.com o llame al 1-844-319-2124 para obtener más información sobre cómo presentar un reclamo. Todos los formularios de reclamos completados deben enviarse por correo al administrador del acuerdo antes del 12 de febrero del 2018.

El Fiscal General alienta a los neoyorquinos a ponerse en contacto con la línea directa para consumidores de su oficina si tienen preguntas o inquietudes al 1-800-771-7755.

Los consumidores deben conocer fraudes comunes que les podrían inducir a enviar dinero, que incluyen:

  • Estafas de lotería y concurso en las cuales se les dice a los consumidores que han ganado una gran suma de dinero, pero primero deben enviar dinero para pagar los impuestos o tarifas requeridos antes de recibir sus ganancias;
  • Estafas de abuelos en las que un consumidor es inducido a creer que su ser querido está en peligro inminente y necesita dinero de inmediato;
  • Estafas de romance en las que alguien se hace pasar por un enamorado (a) suyo y luego comienza a pedirle a los consumidores que envíen dinero por varias razones, como emergencias médicas, accidentes automovilísticos, atracos o viajes de emergencia;
  • Estafas fiscales, incluso cuando la persona que llama se hace pasar por un funcionario de una agencia gubernamental, como el Servicio de Impuestos Internos, muchas veces utilizando un número de teléfono que parece oficial. El estafador alegará que se debe un saldo adeudado de impuestos vencidos, y le dirá a la víctima que a menos que la deuda se pague inmediatamente, un equipo de oficiales vendrá a la casa de la víctima ese día para arrestar a la víctima. Los neoyorquinos deben recordar que el IRS y las agencias gubernamentales legítimas nunca exigen pago por teléfono;
  • Estafas de telemercadeo que involucran solicitudes tales como préstamos con cargo anticipado, oportunidades de trabajo en el hogar, ventas de revistas, ofertas de tarjetas de crédito, oportunidades de negocios u ofertas de viaje.

Los consumidores que reciben este tipo de solicitudes de extraños deben tirar esas cartas a la basura, eliminar el correo electrónico o colgar el teléfono. Los consumidores que conocen a alguien en línea, o a través de los medios sociales, también deben tener cuidado con el cableado de dinero, especialmente si nunca ha realizado una reunión en persona.

Si cree que ha sido víctima de una estafa, infórmenos a nuestra Oficina de Fraudes al Consumidoraquí.