Schneiderman Anuncia Declaracion De Culpabilidad Propietario De Brooklyn Daniel Melamed

El acusado creó falas corporaciones, falsificó cartas para defraudar a HUD e instituciones financieras de 2011 a 2014

Ya que enfrentaba un juicio, Daniel Melamed se declara culpable de 13 cargos de la acusación 

Melamed, anteriormente declarado culpable de desalojo ilegal de inquilinos de renta estabilizada después de un sometimiento separado por el Fiscal General Schneiderman 

BROOKLYN - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció que el empresario de bienes raíces de Brooklyn Daniel Melamed se declaró culpable hoy en la Corte Suprema de ese condado de una acusación de 13 cargos, incluido Fraude Hipotecario Residencial en Segundo Grado y dos cargos de Gran Robo en Segundo Grado, delitos clase C; así como cuatro cargos de Falsificación en el Segundo Grado, cuatro cargos de Posesión Criminal de un Instrumento Falsificado en Segundo Grado, y dos cargos de Intento de Gran Robo en Segundo Grado, todos los delitos clase D. Melamed admitió bajo juramento participar en varios esquemas inmobiliarios que estafaron a los bancos y al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos ("HUD") al crear corporaciones ficticias y falsificar cartas para comprar y / o vender múltiples propiedades de Brooklyn entre 2011 y 2014. La declaración de culpabilidad de hoy sigue a los cargos presentados por el Fiscal General Schneiderman en noviembre de 2016. 

"Daniel Melamed robó dinero a los contribuyentes y engañó al público para aumentar sus ganancias", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Tenemos tolerancia cero para los propietarios que intentan jugar con el sistema para llenar sus propios bolsillos, y usaremos todas las herramientas a nuestra disposición para llevarlos ante la justicia". 

Específicamente, en un esquema, Melamed, junto con los ex coacusados Carmen Morales y Abraham Pérez, crearon y presentaron documentos falsos que pretendían reforzar los ingresos de Pérez y crear la apariencia de que tenía la intención de ocupar 185 Hale Avenue en Brooklyn, que era un requisito de HUD para recibir un préstamo de la agencia federal. Pérez fue aprobado para su préstamo sobre la base de esas representaciones falsas y, en menos de dos años, incumplió. HUD, que está financiado por los contribuyentes, pagó más de $480,000 para cubrir la pérdida. 

En un segundo esquema, Melamed y el otro codemandado David Soufeh reclutaron a personas que estaban en ejecución hipotecaria con la promesa de alivio de la deuda hipotecaria y dinero en efectivo debajo de la mesa. Para facilitar esta transacción ilegal, Melamed y Soufeh, junto con Curt Joseph y Denise Morales, otro co-acusada, crearon y presentaron numerosos documentos falsos. Melamed admitió que él y Denise Morales crearon falsificaciones múltiples cortando y pegando las firmas de los empleados del banco y el membrete de ciertos bancos en cartas de prueba falsas de fondos. Melamed, a través de una corporación fraudulenta, supuestamente propiedad de Denise Morales, compró ilegalmente una de estas propiedades por $250,000 en 2013 y la vendió un año después por $1,250,000. 

Finalmente, en un tercer esquema, Daniel Melamed, junto con otros codemandados Denise Morales y Christopher Magliocca, intentaron engañar a JP Morgan Chase para que aprobara una venta corta de una propiedad de la madre de Melamed a una corporación controlada por Melamed.   Melamed presentó su declaración de culpabilidad ante el juez de la Corte Suprema del Estado, Danny Chun. Está previsto que el juez Chun lo condene el 25 de enero de 2018. 

Melamed fue declarado culpable anteriormente en junio de 2017 de tres cargos de desalojo ilegal de inquilinos con renta estabilizada luego de un juicio ante el juez Chun. El arresto de Melamed en junio de 2015 en ese caso fue el primero que resultó de la Fuerza de Tarea para la Prevención del Acoso al Inquilino. La sentencia en ese caso también está programada para el 25 de enero de 2018. 

El caso fue investigado por el Agente Especial del Inspector General de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos, William Martínez, y por la Investigadora de la Fiscalía General Anna Ospanova, bajo la supervisión de la Investigadora Supervisora Sylvia Rivera y del Investigador Jefe Adjunto John McManus. La Oficina de Investigaciones del Fiscal General está dirigida por el Jefe Dominick Zarrella. Asistiendo en la investigación y proporcionando análisis de auditoría forense estuvo la ex auditora forense Kristina Kojamanian, bajo la supervisión del Jefe de la Sección de Auditoría Forense Edward J. Keegan Jr.

El caso está siendo procesado por los Fiscales Adjuntos Brian McDonald y Lana Schlesinger, bajo la supervisión del Jefe de la Unidad de Cumplimiento de Bienes Raíces, Travis Hill, el Jefe de la Oficina de Integridad Pública, Daniel G. Cort, y la Jefa Adjunta, Stacy Aronowitz. La División Criminal está dirigida por la Fiscal Ejecutiva Adjunta Margaret Garnett.