Local Menu

Schneiderman Demanda Al Departamento De Educación De Estados Unidos Por Cobros Ilegales A Estudiantes Defraudados

La Demanda multiestatal también alega que la Administración de Trump ilegalmente no actuó en las solicitudes de cancelación de préstamo presentadas por estudiantes defraudados; Desde julio, las reclamaciones no revisadas subieron de 65,000 a 95,000

NUEVA YORK - Hoy, el Fiscal General Eric T. Schneiderman, junto con los Fiscales Generales de Massachusetts e Illinois, presentaron una demanda contra el Departamento de Educación de los EE. UU. (El "Departamento") y la Secretaria Betsy DeVos por permitir ilegalmente acciones de cobro contra préstamos federales estudiantiles a prestatarios que fueron victimizados por Corinthian College, Inc. ("Corinthian"). La demanda también alega que el Departamento ha demorado injustificadamente la revisión de miles de solicitudes pendientes de cancelación de préstamos que han sido presentadas por estudiantes defraudados que fueron víctimas de una variedad de universidades con fines de lucro.

"A pesar de encontrar que Corinthian se involucró en un fraude generalizado, el Departamento de Educación continúa reteniendo los reembolsos de impuestos y los salarios de las víctimas del fraude de Corinthian", dijo el Fiscal General Schneiderman. "El Departamento tampoco ha actuado sobre miles de solicitudes de cancelación de préstamos presentadas por estudiantes defraudados, dejando a muchas víctimas de fraude con un interés creciente, crédito arruinado y una enorme deuda. El Departamento de Educación no está haciendo su trabajo de proteger a los estudiantes prestatarios, por lo que estamos demandando para que el gobierno federal rinda cuentas".

Haga clic aquí para leer la demanda.

Después de un intenso escrutinio por parte de varias entidades gubernamentales, Corinthian dejó de operar abruptamente en 2015. Corinthian era dueño y operador del Everest Institute Rochester en Rochester, Nueva York, así como de programas en línea y en persona con sede fuera de Nueva York que matriculaban estudiantes de Nueva York. La propia investigación del Departamento sobre Corinthian concluyó que Corinthian hizo tergiversaciones generalizadas sobre las tasas de empleo posteriores a la graduación para ciertos programas, incluidos los programas que matricularon prestatarios de Nueva York.

La ley federal establece que los prestatarios de préstamos estudiantiles federales pueden hacer valer una defensa para el reembolso de sus préstamos cuando la conducta de la escuela viole la ley estatal. Esta ley refleja la conclusión de sentido común de que a los estudiantes defraudados no se les debe exigir que paguen los préstamos cuando sus escuelas incurran en fraude para inducirlos a inscribirse. Después del colapso de Corinthian en 2015, el Departamento recibió miles de solicitudes de descarga de préstamos. El Departamento aprobó descargas para más de 30,000 prestatarios. Sin embargo, después de la transición a la Administración de Trump, el Departamento dejó de aprobar las reclamaciones de defensa pendientes de los prestatarios.

El número total de reclamos en espera de revisión aumentó de 65,000 en julio a más de 95,000 en noviembre. Más de 1,600 de estos reclamos provienen de prestatarios de Nueva York, incluidos aproximadamente 900 prestatarios de Nueva York que asistieron a Corinthian. Los prestatarios morosos con reclamos pendientes se ven significativamente perjudicados por este retraso porque los intereses sobre los préstamos continúan acumulándose, los reportes de crédito de los prestatarios permanecen dañados y los prestatarios a menudo no pueden obtener ayuda financiera adicional para regresar a la escuela.

En abril de 2017, el Fiscal General Schneiderman se comunicó con los estudiantes de Corinthian que asistían a ciertos programas en Corinthian Colleges para notificarlos sobre el proceso de solicitud de descarga de préstamos.

El Fiscal General Schneiderman ha trabajado arduamente para asegurar el alivio a las víctimas de las universidades con fines de lucro predatorias. En junio de 2017, el Fiscal General Schneiderman se unió a 18 fiscales generales para exigir que el Departamento deje de retrasar los descargos de préstamos para estudiantes defraudados. En julio de 2017, el Fiscal General Schneiderman se unió a una coalición de fiscales generales para entablar una demanda contra el Departamento por demorar ilegalmente la Regla de Defensa del Deudor, diseñada para hacer rendir cuentas a las instituciones de educación superior abusivas por estafar a los estudiantes y contribuyentes con miles de millones de dólares en préstamos federales. 

En octubre de 2017, el Fiscal General Schneiderman se unió a una coalición de fiscales generales para entablar una demanda contra el Departamento por demorar ilegalmente la Regla de Empleo Remunerado, una regla diseñada para proteger a los estudiantes y contribuyentes de las escuelas con fines de lucro predatorias. El Fiscal General Schneiderman también ha obtenido restitución y alivio de la deuda para las víctimas de institutos con fines de lucro, incluyendo $ 2.25 millones de restitución para los estudiantes DeVry que fueron engañados sobre perspectivas empleo y perspectivas salariales y $ 2.4 millones para los estudiantes que tomaron préstamos privados ofrecidos por Aequitas Capital Management para asistir a Corinthian Colleges.