Schneiderman, Coalición Bipartidista De Fiscales Estatales Y Defensores De Los Consumidores Piden A Comisión Federal Reguladora De Energía Dar Ahorro De Impuestos A Los Clientes, No A Compañías De Utilidades

Tras la reducción de la tasa impositiva corporativa federal, el Fiscal General de Nueva York Eric T. Schneiderman se unió hoy a una coalición bipartidista de 18 fiscales estatales, agencias estatales y defensores de los consumidores al solicitar a la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC) que tome medidas inmediatas para garantizar que las empresas de servicios públicos no reciban grandes ganancias inesperadas a expensas de sus clientes.

En una carta enviada a FERC, la coalición solicita que se abra una investigación sobre si las tarifas actuales para los servicios públicos regulados federalmente -incluidas las compañías eléctricas, de gas natural y petroleras- están justificadas tras la reciente aprobación de la nueva ley federal de impuestos que reduce la tasa de impuesto corporativo del 35 al 21 por ciento.

"Es inaceptable crear una gran ganancia inesperada para las empresas de servicios públicos a expensas de los neoyorquinos", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Nuestra coalición bipartidista está enviando un mensaje claro a FERC: actúen ahora para proteger a los consumidores y garantizar que las facturas de los clientes se reduzcan acorde con el enorme recorte tributario que están recibiendo las empresas".

La coalición está específicamente preocupada por el impacto que la nueva ley tributaria federal tiene en el nivel de los impuestos corporativos que se incorporan a las tarifas de servicios públicos, y la cantidad de dinero que las compañías de utilidades mantienen en reserva para pagar facturas fiscales futuras. La carta solicita que FERC actúe lo más rápido posible para realizar los cambios necesarios en las tarifas de los servicios públicos para garantizar que se reduzcan las facturas de los clientes. La carta también solicita a FERC que establezca una fecha inmediata para reembolsar a los clientes de los servicios públicos por cualquier sobrecobro ocasionado por retrasos.

Como señala la coalición en la carta, FERC tiene experiencia en ajustar las tarifas de los clientes para reflejar una reducción en los impuestos federales sobre la renta. En 1987, la FERC permitió a las empresas de servicios eléctricos presentar una solicitud de reducción de tarifas después de que el presidente Ronald Reagan redujera la tasa del impuesto corporativo del 46 al 34 por ciento. "Hacemos un llamamiento a la Comisión para que use su experiencia y conocimientos, con la participación de las partes interesadas, para determinar los mecanismos de procedimiento adecuados para descubrir información sobre el alcance de las cobranzas en cuestión, los tipos de reducciones voluntarias de tasas o reembolsos que puede implementar la compañías de utilidades de manera expedita bajo las reglas y precedentes existentes de la Comisión, y la mejor manera de garantizar que los clientes no se vean perjudicados por ningún retraso en hacer los cambios apropiados", indica la carta.

Junto al Fiscal General Schneiderman, firmando la carta de hoy, están los fiscales generales de California, Connecticut, Illinois, Kentucky, Maryland, Massachusetts, Nevada, Carolina del Norte, Rhode Island, Texas, Virginia, así como la Oficina de Asesoramiento del Consumidor de Connecticut, la Oficina de Florida de Public Counsel, la Oficina del Defensor Público de Maine, la Oficina de Protección al Consumidor de Nevada, la Oficina del Defensor del Consumidor de New Hampshire, la División de Servicios Públicos y Transportistas de Rhode Island y el Departamento de Servicios Públicos de Vermont.