Schneiderman Anuncia Dos Acusaciones A Individuo Reincidente Por Supuesto Esquema Para Robar Más De $270,000 Y Evadir Pagos De Restitución A Previas Víctimas

 Se alega que el ex corredor de la Bolsa de Valores Franklin S. Marone robó más de $270,000 de su madre y otras víctimas, mientras ocultaba los fondos robados de la corte para evitar el reembolso de sus víctimas de un fraude anterior

 Si es condenado por estos nuevos cargos, Marone enfrenta hasta 20 años en la prisión estatal

 NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy dos expedientes acusatorios contra Franklin S. Marone, de 55 años, de Queens, Nueva York, que presuntamente robó más de $270,000 a varias víctimas, incluida su madre de 88 años, y luego presentó una declaración financiera fraudulenta para ocultar los fondos robados, todo con el fin de evitar el pago de la restitución ordenada por la corte a las víctimas de su esquema de fraude de inversión anterior. Las acusaciones, presentadas en el condado de Queens y en el condado de Greene, acusan a Marone de Hurto Mayor, Robo de Identidad, Esquema para Defraudar, Suplantación Criminal, Ofrecer un Instrumento Falso para Archivo y Perjurio. Si es declarado culpable, el acusado enfrenta hasta 20 años en una prisión estatal.

 “Como alegamos, el acusado en este caso robó descaradamente a las personas más cercanas a él, sin mostrar ningún remordimiento por sus víctimas anteriores e ignorando por completo la ley”, dijo el Fiscal General Schneiderman. “No importa cuán encubierto o complejo sea el esquema, mi oficina continuará trabajando con nuestros aliados encargados de hacer cumplir la ley para erradicar el fraude de inversión y proteger a los neoyorquinos de la explotación financiera”.

 El Superintendente de la Policía del Estado de Nueva York, George P. Beach II, dijo: "Felicito a la Oficina del Fiscal General, a los miembros de nuestra Policía Estatal y a todos nuestros aliados encargados de hacer cumplir la ley que tuvieron un papel exponiendo este fraude. El enjuiciamiento de este individuo envía un fuerte mensaje de que aquellos que estafan a víctimas inocentes rendirán cuentas por sus crímenes y serán llevados ante la justicia. Este individuo usó su posición para aprovecharse, no solo de su madre, sino de muchos otros que pusieron su confianza en él. Quiero agradecer a nuestros aliados por trabajar para poner a este acusado tras las rejas y asegurar que ya no podrá aprovecharse de nadie más con sus esquemas financieros ".

 De acuerdo con declaraciones de los fiscales y documentos presentados ante los tribunales, en junio de 2004, Marone fue condenado en el Tribunal del condado de Greene por dos cargos de Hurto Mayor en Primer Grado, un delito de clase "B" y un cargo de Esquema par Defraudar en el Primer Grado, un delito grave de clase "E", por perpetrar un esquema masivo de fraude de inversiones. Entre noviembre de 1998 y enero de 2004, Marone, un ex corredor de bolsa, victimizó a sus compañeros esquiar en un complejo de montaña de Catskill y les solicitó fraudulentamente invertir más de $5,4 millones en una serie de fondos de capital ficticios que denominó "Patrollers Capital Funds". En la ejecución de su plan, Marone creó certificados de acciones fraudulentos, preparó estados de cuenta falsos y envió correos electrónicos a sus víctimas promocionando el rendimiento de los fondos falsos. En realidad, todo el dinero de los inversionistas se depositó directamente en las cuentas personales de Marone. Después de declararse culpable, Marone fue sentenciado a 6 a 18 años en una prisión estatal y se le ordenó pagar más de $4.6 millones en restitución a sus víctimas.

 Aunque todavía debe $ 1.2 millones a las víctimas de su fraude de valores, Marone comenzó a faltar en los pagos de restitución ordenados por la corte a principios de 2014. Después de su continua falta de pagos a tiempo, el Honorable Terry Wilhelm del Tribunal del Condado de Green ordenó una audiencia de restitución y le indicó a Marone que completara las declaraciones juradas de divulgación financiera. En julio y agosto de 2017, Marone presentó dos declaraciones juradas ante el Tribunal, que acreditaban que no tenía activos ni ingresos.

 Sin embargo, una investigación llevada a cabo por el Buró de Crímenes Financieros y Delito Penal del Fiscal General y la Unidad de Delitos Financieros de la Policía del Estado de Nueva York reveló que, contrariamente a las declaraciones que Marone presentó ante el tribunal, supuestamente se robó más de $270,000 de múltiples víctimas, incluyendo su madre de 88 años, entre enero de 2014 y septiembre de 2017. Los fiscales alegan que Marone robó más de $100,000 en efectivo de su madre, y en cuatro ocasiones distintas vendió miles de dólares de sus objetos de valor en una casa de empeño local. Además, entre mayo y junio de 2016, supuestamente Marone suplantó a su madre en una serie de llamadas grabadas con una institución financiera, en un intento de robar más de $50,000 de su cuenta. Al parecer, Marone también atacó a una ex novia y a un amigo de la familia y les robó más de $45,000. Supuestamente, Marone utilizó el dinero robado para pagar más de $40,000 en mejoras a su Jeep Wrangler, múltiples cruceros por el Caribe y miles de dólares en membresías de gimnasio premium para él, su novia actual y sus respectivas familias.

 En el condado de Greene, Marone está acusado de dos cargos de Ofrecer un Instrumento Falso para Archivo en Primer Grado, un delito de clase "E" y dos cargos de Perjurio en Tercer Grado, un delito menor de clase "A". Marone fue procesado el 12 de enero de 2018 en el Tribunal del Condado de Greene ante el Honorable Terry J. Wilhelm, y fue enviado a custodia del Sheriff del Condado de Greene pendiente de $100,000 en efectivo o un bono de $ 250,000. El próximo 20 de febrero, Marone comparecerá en la corte del condado de Greene.

 En el condado de Queens, Marone está acusado de un cargo de Hurto Mayor en Segundo Grado, un delito de clase "C"; un cargo de Hurto Mayor en Tercer Grado, un delito de clase "D"; dos cargos de Robo de Identidad en Primer grado, un delito de clase "D"; un cargo de Esquema para Defraudar en Primer Grado, un delito de clase "E"; y un cargo de Suplantación Criminal en Segundo Grado, un delito menor de clase "A". Marone fue procesado el 18 de enero de 2018 en el Tribunal Supremo de Queens ante el Honorable Peter F. Vallone, Jr., y la fianza se fijó en $500,000 en efectivo o un bono de $ 1 millón. A Marone tiene que volver a la Corte Suprema de Queens el 8 de febrero de 2018.

 Además de las dos acusaciones pendientes en los condados de Greene y Queens, Marone tiene previsto comparecer ante el Tribunal del condado de Greene para una audiencia relacionada con los $1.2 millones en restitución pendiente ordenada por el tribunal por su condena anterior el 1 de marzo de 2018.

El Fiscal General Schneiderman desea agradecer a la Unidad de Delitos Financieros de la Policía del Estado de Nueva York por su valiosa asistencia en esta investigación.

El Fiscal Adjunto Philip V. Apruzzese de la Oficina de Crímenes Financieros del Fiscal General está procesando el caso, con la asistencia de la analista de apoyo legal Rebecca Jacobson. La Oficina de Crímenes Financieros está dirigida por la Jefa de la Oficina, Stephanie Swenton, y el Jefe Adjunto, Joseph D'Arrigo. La División de Justicia Criminal está dirigida por la Fiscal Ejecutiva Adjunta Margaret Garnett.

La investigación de la Fiscalía General fue realizada por el investigador Mark Spencer, bajo la supervisión del Jefe Adjunto de la oficina, Antoine Karam. La División de Investigaciones está dirigida por el Investigador Principal Dominick Zarrella. El trabajo de auditoría fue realizado por el Auditor Investigador Marcos Pérez de la Sección de Auditoría Forense. La Sección de Auditoría Forense está dirigida por el Jefe Adjunto Sandy Bizzarro y el Jefe Edward J. Keegan.   Los cargos son meras acusaciones y se presume que el acusado es inocente a menos y hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal de justicia.