Schneiderman Anuncia Cierre De Compañía Por Engañar A Miles De Propietarios De Viviendas Que Buscan Reembolso De Impuestos Sobre La Propiedad; Asegura La Restitución Completa Para Las Víctimas

Asesor y propietario de STAR Exemption, Arie Gal, cobró a los propietarios de viviendas por simplemente enviar solicitudes de exención de impuestos a la Oficina del Tasador del Condado de Nassau – Estafó a neoyorquinos por al menos $1.56 millones

MINEOLA — El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy una decisión judicial contra el Asesor de STAR Exemption, YCA Corp. y su propietario Arie Gal por estafar a miles de nuevos propietarios de al menos $1.562 millones al cobrarles tarifas excesivas para inscribirse en el programa básico de exenciones STAR, que de otro modo es gratis. El tribunal ordenó que pague la restitución total a todos los afectados, y que todos los contratos con consumidores por servicios de STAR se rescindan, se desembolsen todas las ganancias y se realice una contabilidad para identificar a todos los consumidores que tienen derecho a reembolsos. El tribunal también ordenó que se paguen multas civiles por cada instancia de una violación de la Ley General de Negocios, y emitió un mandato judicial permanente que impide a los acusados comercializar cualquier reembolso de Basic Star o servicios de reducción de impuestos a la propiedad dentro del Estado de Nueva York. La oficina del Fiscal General también aseguró una orden de restricción que congela todos los activos del demandado.

"Ser propietario de una vivienda es un reto suficiente. Aprovecharse y engañar a los neoyorquinos manipulando el programa STAR - una de las pocas formas de ayuda financiera disponible para los propietarios de viviendas- es vergonzoso e ilegal", dijo el Fiscal General Schneiderman. "La decisión de hoy sirve como un recordatorio de que mi oficina continuará enjuiciando agresivamente a aquellos que buscan estafar a los propietarios de Nueva York".

El Programa de Asistencia Tributaria Escolar del Estado de Nueva York ("STAR") proporciona una exención parcial de impuestos a la propiedad escolar para residencias primarias que están ocupadas por sus propietarios con un ingreso total de $500,000 o menos. Para recibir la exención, los nuevos propietarios deben presentar una solicitud en la oficina de su tasador local antes del 2 de enero de cada año para que la exención se aplique a las facturas de impuestos venideras y posteriores.

La oficina del Fiscal General inició una investigación sobre el Sr. Gal y su negocio después de recibir numerosas quejas de propietarios que alegaban que su empresa les había cobrado de más por presentar una solicitud que los propietarios de viviendas pudieron haber completado gratuitamente. Además, los propietarios no sabían que estaban haciendo negocios con una empresa privada, ya que creían que estaban enviando sus formularios de solicitud desde una oficina del condado de Nassau, no un intermediario.

El Sr. Gal usó un nombre que sonaba como una institución oficial "Star Exemption Advisor" para estafar a miles de propietarios con los ahorros impositivos que legítimamente les pertenecían. Su compañía envió correos engañosos que parecían documentos oficiales de la agencia del gobierno, engañando a los propietarios para que se inscriban con ellos para solicitar la exención STAR básica, cobrándoles una tarifa. Los encuestados usaron sobres de apariencia oficial para hacer que los propietarios piensen que los correos provienen de una agencia del gobierno. Además, la compañía cobró a los propietarios una tarifa exorbitante que era el 100 por ciento del total de ahorros impositivos durante el primer año, a pesar de que solicitar la exención STAR básica no cuesta nada y puede lograrse sin ayuda profesional.

Una vez que los propietarios fueron aprobados para la exención, la empresa les envió facturas. Si el pago no se remitió de inmediato o los propietarios disputaron los cargos, el Sr. Gal los demandó en el Tribunal de Pequeños Reclamos. El Sr. Gal incluso demandó a los propietarios por las solicitudes que los propietarios habían presentado personalmente ante el Departamento de Evaluación. Al recibir un aviso de la Corte de Pequeños Reclamos del Sr. Gal, la mayoría de los propietarios hacían acuerdos para evitar litigios. Los propietarios que acudieron a su cita programada en la corte se sorprendieron al ver a tantos otros propietarios en la misma situación.

La Oficina del Fiscal General del Estado de Nueva York agradece al Tasador Interino del condado de Nassau James E. Davis, al ex fiscal adjunto del condado Robert Mehran, a la comisionada de Asuntos del Consumidor Madalyn F. Farley y al personal de la Oficina del Tasador del Condado de Nassau y el Departamento de Asuntos del Consumidor.

La investigación estuvo a cargo de Valerie Singleton, Fiscal Adjunta a cargo de la Oficina Regional de Nassau; La Fiscal Adjunta Christina H. Bedell, el Investigador Supervisor Paul Matthews, y el Representante Principal de Fraude al Consumidor Adam Levin, con la asistencia de la ex Directora de Investigación y Análisis Lacey Keller y el Analista John Ferrara. La Oficina Regional de Nassau es parte de la División de Asuntos Regionales, dirigida por Marty Mack, Fiscal Ejecutivo Adjunto de las Oficinas Regionales.