Local Menu

Schneiderman Demanda Empresa De Lavado De Autos Tropical Breeze Por Supuesto Engaño En Salarios Y Beneficios Por Mas De $540,000 A Más De 150 Empleados

El Fiscal General Schneiderman busca restitución, daños y sanciones por un total de $ 1.6 millones

Demanda marca el más reciente caso en el esfuerzo continuo del Fiscal General para combatir el robo de salarios en la industria de lavado de autos, generando restitución  por más de $ 2.5 millones en salarios robados para más de 1,000 trabajadores de lavado de autos en todo Nueva York

En Fiscal General Schneiderman ha obtenido más de $30 millones en salarios robados para más de 21,000 trabajadores de Nueva York

BROOKLYN - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy una demanda contra Tropical Breeze Car Wash, de Brooklyn, por presuntamente haber engañado a más de 150 trabajadores de lavado de autos con salario mínimo por más de $540,000 en salarios y beneficios. El Fiscal General está buscando casi $1.6 millones en restitución, daños y sanciones.

La demanda fue presentada hoy en el Tribunal Supremo del Condato de Brooklyn contra U.S. Auto Wash, L.L.C. d / b / a Tropical Breeze Car Wash ("Brisa Tropical"); su dueño, Benno Gmuer; y sus gerentes, Philip Gmuer y Gregory Gmuer. Como alega la demanda del Fiscal General, la compañía estafó a más de 150 trabajadores de lavado de autos de más de $500,000 en salarios y más de $30,000 en beneficios, y no pagó su parte justa de seguro de desempleo y contribuciones de compensación laboral.

"Todo trabajador merece un salario justo por cada día de trabajo", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Sin embargo, alegamos que Tropical Breeze Car Wash desvergonzadamente engañó a los trabajadores en todo momento. Los llevaremos ante los tribunales y trataremos de recuperar hasta el último centavo de salarios no pagados para estos trabajadores, más los daños y las sanciones por la conducta atroz de la compañía. Los empleadores inescrupulosos deben escuchar nuestro mensaje caramente: si explota a los trabajadores, lo llevaremos ante el tribunal y nos aseguraremos de que le pague a cada trabajador cada dólar que se le debe".

"Estamos aquí hoy debido a los abusos y la falta de respeto que experimentamos. Nos unimos para detener este abuso no solo en esta empresa de lavado de autos sino también en centros de lavados de autos en todo Nueva York, y agradezco al Fiscal General Schneiderman por someter este importante caso", dijo Gerardo Gomez, trabajador de Tropical Breeze Car Wash.

Esta demanda es más reciente caso en el esfuerzo continuo del Fiscal General por limpiar la industria de lavado de autos en Nueva York. Hasta la fecha, el Fiscal General Schneiderman ha recuperado más de $2.5 millones para más de 1,000 trabajadores en 26 lugares diferentes de lavado de autos en Nueva York. En total, el Fiscal General Schneiderman ha recuperado más de $30 millones en salarios robados para más de 21,000 trabajadores en todo Nueva York desde 2011.

"Hay una epidemia de robo de salarios en la industria del lavado de autos, y la acción de hoy del Fiscal General Eric Schneiderman muestra exactamente por qué necesitamos una fuerte aplicación de la ley para proteger a los trabajadores. Los $1.6 millones en restitución por salarios perdidos y beneficios que busca el fiscal general en este caso ayudarán a estos trabajadores y arrojarán luz sobre las malas prácticas. El robo de salarios es generalizado en la industria. Los ‘carwasheros’ que trabajan duro merecen un salario justo y legal, y eso incluye eliminar el crédito de propina, que fomenta el robo de salarios y permite a las empresas pagarles a sus trabajadores un salario inferior al mínimo", dijo Stuart Appelbaum, presidente de Retail, Wholesale and Department Store Union (RWDSU).

"En un momento en que los empleadores explotadores se sienten cada vez más envalentonados por la odiosa retórica de Trump, es imperativo que nuestro Estado tome una postura firme en defensa de los trabajadores inmigrantes. El robo de salarios es un problema persistente y generalizado en Nueva York, particularmente en la industria de lavado de autos, con empleadores sin escrúpulos estafando a sus trabajadores inmigrantes de millones de dólares en salarios y beneficios legales cada año. Felicitamos al Fiscal General por luchar para recuperar los salarios de los trabajadores en Tropical Breeze Car Wash y por dejar claro a los empleadores sin escrúpulos que su comportamiento no será tolerado en Nueva York", dijo Deborah Axt, codirectora ejecutiva de Make the Road New York (MRNY).

Una investigación realizada por la oficina del Fiscal General reveló que al menos del 1 de enero de 2012 y al 1 de enero de 2018, Tropical Breeze pagaba rutinariamente menos que lo establecido por la ley a los empleados por horas que trabajaban, incluyendo horas extra, tiempo de espera en el lugar para el lavado de autos para abrir, y tiempo cortado deliberadamente de las tarjetas de tiempo de los empleados. Como se alega en la demanda, Tropical Breeze no pagó a los empleados por una hora adicional con salario mínimo cuando los días laborables de los empleados superaron las 10 horas, de acuerdo con el requisito de tiempo extendido. También se alega que Tropical Breeze no pagó a los empleados por al menos cuatro horas de trabajo cuando los empleados eran informados que trabajarían, pero fueron enviados a casa temprano, lo que se conoce como "pago por llamado". Además, Breeze negó el reembolso de los trabajadores por uniformes obligatorios y no proporcionó con licencia por enfermedad ganada.

Además de pagar de menos a los trabajadores, la demanda del Fiscal General alega que Tropical Breeze mantuvo registros de empleados engañosos y deficientes, manteniendo ilegalmente dos sistemas de nómina por separado: uno para empleados "en el libro", que constituían solo alrededor de un tercio de la fuerza laboral, y otro para empleados "fuera de los libros", que constituían la mayoría del personal. Tropical Breeze nunca proporcionó información a ninguno de sus trabajadores sobre su tasa de pago, conocida como avisos de salarios, y nunca proporcionó información a sus empleados que no estaban en sus libros sobre sus salarios semanales y deducciones relevantes, conocidas como declaraciones de pago.

Finalmente, se alega que Tropical Breeze presentó repetidamente documentos con el Estado de Nueva York que informaron menos de sus gastos de nómina y número de empleados a fin de evitar pagar las cotizaciones completas del seguro de desempleo y las primas de compensación laboral. La oficina del Fiscal General está solicitando al tribunal que ordene a Tropical Breeze pagar las tarifas y penalidades pendientes después de presentar la información corregida al Estado.

En total, la oficina del Fiscal General está buscando cerca de $1.6 millones en restitución, daños y sanciones, incluidos seis años de remanentes de salarios y beneficios por un total de $542,684 para aproximadamente 150 empleados; daños y perjuicios por un total de $542,684 en virtud de la Ley Laboral; y más de $475,000 en multas por la falta de Tropical Breeze de distribuir avisos salariales y declaraciones de pago según lo exige la ley.

Durante la mayor parte del período cubierto por la investigación del Fiscal General, el salario mínimo aplicable fue entre $8.00 y $9.00 por hora. El salario mínimo de Nueva York actualmente es de $11.00 por hora en la ciudad de Nueva York. Las leyes de tiempo extra exigen que los empleadores paguen a los empleados cubiertos tiempo y medio de la tarifa regular de un empleado por horas trabajadas más allá de 40 horas en una semana determinada.

La Oficina del Fiscal General se compromete a proteger los derechos legales de los trabajadores. Para presentar una queja, comuníquese con la Oficina Laboral de la Oficina al 212-416-8700 o visite www.ag.ny.gov/labor/complaint-form.

Este caso fue manejado por la fiscal especial Sara Mark, la Jefa Adjunta del Buró de Asuntos de la Salud, Susan Cameron, anteriormente en la oficina laboral, el Fiscal Adjunto Ming-Qi Chu y el Fiscal Adjunto Voluntario Tavi Unger, con la asistencia del Director de Investigación y Análisis Jonathan Werberg y la Científica de Datos Meredith McCarron, bajo la supervisión del Jefe de la Sección de Ejecución Civil del Buró de Asuntos Laborales, Mayur Saxena. El Buró de Asuntos Laborales es dirigido por la Jefa de la Oficina ReNika Moore y la Jefa Adjunta de la Oficina Julie Ulmet. El Fiscal General Ejecutivo Adjunto para la Justicia Social es Matthew Colangelo.

Groups audience: