Local Menu

Schneiderman Y El Contralor DiNapoli Anuncian Formulación Cargos Criminales Y Demanda Civil Contra El Propietario De Farmacia Por Alegadamente Defraudar Al Medicaid

Arkady Goldin, propietario de Value Pharmacy, Inc en Lynbrook supuestamente pagó comisiones ilícitas y facturó al Medicaid por medicamentos contra el cáncer nunca dispensados

El Fiscal General y la Contraloría buscan más de $ 8.7 millones en daños más multas de los propietarios de Value Pharmacy

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman y el Contralor Thomas P. DiNapoli anunciaron hoy el arresto y la acusación formal, así como una acción de decomiso de activos civiles contra Arkady Goldin, de 39 años, de Brooklyn, y Value Pharmacy, Inc. ("Value "), ubicada en 257 Broadway en Lynbrook, Nueva York, por presuntamente defraudar al programa Medicaid del Estado de Nueva York de millones de dólares. Goldin, propietario de la Farmacia Value, está acusado de Gran Hurto en Primer Grado y otros delitos por haber presuntamente pagado sobornos a un empleado del hospital por la referencia de medicamentos recetados para el cáncer. Además, los fiscales alegan que Value facturó al Medicaid por más de un millón de dólares en medicamentos recetados que no tenía en existencia para dispensar.

La Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid ("MFCU") de la Fiscalía General, trabajando con la Contraloría, también presentó una demanda de decomiso de activos y recuperación civil contra Goldin, Value y los copropietarios de Goldin que busca más de $ 8.7 millones en daños y multas, alegando que Value y los propietarios hicieron millones de estos esquemas que canalizaron a través de compañías ficticias para gastos personales como viajes, autos de lujo y una membresía de club de alta gama.

"Alegamos que el acusado se involucró en un complicado plan de sobornos para llenar sus bolsillos al defraudar a Medicaid y pretender dispensar medicamentos para el cáncer que nunca entregó. Medicaid está destinado a ser una red de seguridad médica para los neoyorquinos, no una cuenta bancaria para delincuentes", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Mi oficina continuará luchando por la integridad del programa de Medicaid para garantizar que no se desperdicie el dinero de nuestros impuestos y, en su lugar, contribuya a ayudar a nuestros ciudadanos más vulnerables, según lo previsto".

"Goldin y sus cómplices supuestamente capitalizaron el tratamiento del sufrimiento ajeno para robar millones", dijo el Contralor DiNapoli. "A través de sobornos y simulaciones de facturación, Goldin y sus socios desviaron millones destinados a brindar tratamiento a quienes lo necesitaban para financiar sus estilos de vida e inversiones inmobiliarias. El Fiscal General Schneiderman y yo continuaremos eliminando el fraude público y protegeremos los fondos de los contribuyentes".

Durante el transcurso de este esquema, que data de al menos 2012, Goldin supuestamente pagó miles de dólares en sobornos y otros beneficios a un ex empleado del hospital. Como resultado de este esquema de cobro ilegal, el Fiscal General alega que Goldin, a través de Value, presentó al menos $700,000 en reclamaciones falsas para el reembolso a Medicaid. Medicaid prohíbe a todos los proveedores, incluidas las farmacias, asegurar servicios o pacientes a través del pago de sobornos. Los fiscales también alegan que Goldin presentó más de $1.2 millones de dólares en reclamos a Medicaid que certificaban que Value había dispensado Neupogen, un medicamento contra el cáncer de alto valor, a los pacientes cuando Value nunca poseía cantidades suficientes de Neupogen para respaldar los reclamos presentados.

Hoy, el Juez de la Corte Suprema del Condado de Queens Peter F. Vallone, Jr reveló una acusación contra Goldin y Value y proceso la acusación a Goldin de seis cargos de Gran Hurto en Primer Grado, Gran Hurto en Segundo Grado, Fraude en Atención Médica en Segundo Grado y una violación de Ley de Servicios Sociales que prohíbe el pago de comisiones ilícitas relacionadas con la prestación de servicios en el marco del programa estatal de Medicaid. El Juez también procesó la acusación a Goldin de dos cargos de Ofrecer un Falso instrumento para Archivo en Primer Grado. Value, la corporación, será procesada en una fecha posterior.

Gran Hurto en el Primer Grado es un delito de Clase B con un máximo de encarcelamiento de veinticinco años en prisión estatal. Gran Hurto en Segundo Grado y Fraude en Atención Médica en Segundo Grado son delitos mayores Clase C con un término máximo de encarcelamiento de quince años. Ofrecer un Instrumento Falso para Archivo en el Primer Grado y la Ley de Servicios Sociales §366 (d) son delitos de Clase E con un término máximo de encarcelamiento de cuatro años. Si es declarado culpable en el principal cargo, el acusado enfrenta hasta 25 años en una prisión estatal.

En conexión con el arresto de hoy, la Unidad de Control de Fraudes Contra Medicaid del Fiscal General, trabajando con la División de Investigaciones de la Contraloría, también presentó un decomiso de activos y una acción de recuperación civil contra Goldin, Value y otros demandados, incluidos los otros dos propietarios de Value, Arik Yershov y Barry Beshkin, buscando más de $ 8.7 millones en daños más multas. Los documentos del tribunal divulgados hoy alegan que los propietarios de Value ganaron millones de los esquemas descritos anteriormente y canalizaron los ingresos a través de empresas ficticias a través de las cuales pagaron gastos personales, incluidos viajes, pagos de automóviles de lujo y una membresía de club de alta gama. Los propietarios de Value también supuestamente juntaron más de $ 2.3 millones de ganancias para invertir en una oportunidad de bienes raíces potencialmente lucrativa: un edificio de condominios recién construido en Brooklyn con unidades listadas por tanto como $1.75 millones. Como parte de la acción civil, el Fiscal General obtuvo una orden para congelar las cuentas bancarias y otros bienes en poder de los acusados ​​y entidades e individuos relacionados, así como también adjuntar hasta $ 4,530,000 de esos activos para preservar el dinero obtenido indebidamente de Medicaid.

El Fiscal General y el Contralor desean agradecer a la Oficina del Inspector General de Medicaid del Estado de Nueva York, socio de MFCU en la lucha contra el fraude contra el programa Medicaid, por su asistencia.

Desde 2011, el Fiscal General Schneiderman y el Contralor DiNapoli han trabajado juntos contra la corrupción a través de su Grupo de Trabajo Conjunto sobre Integridad Pública. Han presentado cargos contra docenas de personas implicadas en esquemas de corrupción pública en todo el estado, lo que ha resultado en el retorno de más de $11 millones en restitución a los contribuyentes a través de estas condenas.

La investigación de la Contraloría fue dirigida por su División de Investigaciones, trabajando con su División de Responsabilidad Gubernamental Estatal.

La investigación del Fiscal General fue dirigida por los investigadores de MFCU Joseph Mendez y Daniel McCarron, con el apoyo de los investigadores supervisores Victor Maldonado, Dominick DiGennaro y Ronald Lynch, bajo la supervisión del investigador jefe adjunto de MFCU, Kenneth Morgan. La investigación de auditoría fue dirigida por el Auditor-Investigador Edgar Romero, con el apoyo de la Auditora-Investigadora Principal Olga Sunitsky, bajo la supervisión de la Auditora Jefe Regional de MFCU NYC, Thomasina Smith. El apoyo de investigación fue proporcionado por la Asistente Legal Supervisora Wendy Dorival y los Analistas Legales Confidenciales Nicole Maher y Victoria Sepe.

El caso penal está siendo procesado por los Fiscales Adjuntos Especiales de MFCU, Megan Friedland y Michael Leigh, con la asistencia del Director Regional Adjunto de la Ciudad de Nueva York, Twan Bounds, y el Director Regional Christopher M. Shaw. Thomas O'Hanlon es el Jefe de Investigaciones Criminales de MFCU-Downstate. El caso civil está siendo manejado por las Fiscales Adjuntas Especiales Elizabeth Kappakas y Diana Elkind, con la asistencia de la Jefa de Ejecución Civil de MFCU, Carolyn Ellis. MFCU es dirigido por la Directora Amy Held y el Fiscal Adjunto Paul J. Mahoney. La División de Justicia Criminal es dirigida por la Fiscal General Ejecutiva Adjunta Margaret Garnett.

Los cargos presentados en este caso son simplemente acusaciones y los acusados se presumen inocentes a menos y hasta que se demuestre su culpabilidad en un tribunal de justicia.

Groups audience: