Schneiderman Y Coalición De Fiscales Generales Piden A Secretaria Devosrechazar A La Agencia De Acreditación Que Aprobó A Defectuosas Y Predatorias Escuelas Con Fines De Lucro

20 fiscales generales se oponen a la petición de acreditación del Consejo de Colegios y Escuelas Independientes – ACICS- para recuperar el estatus como acreditador reconocido a nivel nacional, luego de las fallas de supervisión extremas y de graves consecuencias de ACICS 

NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman se unió hoy a una coalición de 20 fiscales generales exigiendo que el Departamento de Educación de EE.UU. rechazar la solicitud del denominado Consejo de Acreditación para Colegios y Escuelas Independientes (ACICS) para recuperar su estatus como acreditador reconocido a nivel nacional. En una carta enviada hoy a la Secretaria de Educación de los EE. UU., Betsy DeVos, el Fiscal General Schneiderman y sus colegas fiscales generales señalan "fallas de supervisión extremas y de gran alcance" del acreditador y los graves daños que causaron a estudiantes y contribuyentes en todo el país al permitir fraude y abuso por parte de escuelas predatorias con fines de lucro como Corinthian Colleges. La carta de hoy sigue una serie de medidas tomadas por el Fiscal General Schneiderman para proteger a los estudiantes de inescrupulosos colegios con fines de lucro, incluyendo un acuerdo de pago multimillonario con Devry University y otro con Aequitas Capital Management, Inc. para proporcionar condonación de préstamos y alivio de la deuda para 350 estudiantes del área de Rochester víctimas del proveedor de préstamos Corinthian College. 

"Durante años, miles de estudiantes fueron inducidos a inscribirse en programas de grado que esencialmente no tenían ningún valor en el mundo real, lo que atrapó a muchos neoyorquinos con montañas de deudas y muy pocas posibilidades de conseguir empleo. Como acreditador, ACICS tenía la responsabilidad básica de proteger a esos estudiantes, pero en su lugar, les permitió ser engañados por universidades con fines de lucro predatorias", dijo el Fiscal General Schneiderman. "La secretaria Devos debe hacer su trabajo para proteger a los estudiantes al rechazar la petición de ACICS de recuperar su estatus como acreditador reconocido a nivel nacional. ACICS falló completamente ante los estudiantes antes y no se le puede confiar nuevamente esa responsabilidad".

En respuesta al pedido del Departamento de Educación de los EE. UU. de que se formulen comentarios por escrito, el Fiscal General Schneiderman y la coalición de fiscales generales piden al Departamento que rechace la solicitud de reconocimiento inicial de ACICS. En los comentarios, los Fiscales Generales señalan que el Departamento canceló el reconocimiento de ACICS hace más de un año debido a las graves faltas de ACICS en su rol de supervisora, por lo que cualquier intento de ACICS de volver a ser nacionalmente reconocido "debe ser tratado con gran escepticismo". Según las regulaciones del Departamento, afirman los fiscales generales, ACICS no puede cumplir con los requisitos mínimos de elegibilidad para recibir el reconocimiento nacional. 

Los acreditadores desempeñan un papel fundamental para garantizar que las escuelas brinden a los estudiantes una educación que cumpla con los estándares mínimos de calidad. Funcionan como guardianes, protegiendo a los estudiantes del abuso por parte de instituciones que ofrecen educación de poco o ningún valor. Cuando los acreditadores no cumplen con esta responsabilidad, permiten que las escuelas abusivas se involucren en conductas inapropiadas que pueden ser devastadoras para los estudiantes.           

Como detalla la carta, los fallos de supervisión de ACICS incluyen su decisión de extender la acreditación a escuelas como la Escuela de Tecnología de Computadores de Manhattan (Manhattan School of Computer Technology), junto con una gran cantidad de campus operados por los Corinthian Colleges ahora desaparecidos, como el Everest Institute Rochester. ACICS continuó acreditando a Corinthian incluso después de que el Fiscal General Schneiderman y más de 20 agencias estatales y federales iniciaron investigaciones sobre el fraude de Corinthian, y hasta el día en que Corinthian se declaró en bancarrota. 

"El período anterior de ACICS como acreedor reconocido nacionalmente brinda una clara ilustración del daño causado tanto a los estudiantes como a los contribuyentes cuando los acreditadores no cumplen con sus responsabilidades de supervisión. Durante estos años, ACICS acreditó voluntariamente escuelas predatorias que dejaron estudiantes en todo el país sumidos en deudas y sin la educación de calidad que se les prometió", dice la carta. 

La carta fue firmada por los Fiscales Generales de Nueva York, California, Connecticut, el Distrito de Columbia, Delaware, Hawai, Illinois, Iowa, Kentucky, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Oregón, Pensilvania, Rhode Isla, Virginia y Washington.