Local Menu

Underwood Demanda A La EPA Por Revertir Ilegalmente Regulación Clave De Protección Climática

Underwood lidera la Coalición de 12 Fiscales Generales, demandando a la EPA por ilegalmente revocar la prohibición de los poderosos contaminantes del cambio climático conocidos como hidrofluorocarbonos (HFC)

Los HFC son fuentes crecientes de emisiones de gases de efecto invernadero; La EPA ahora revierte la regla que evitaría hasta 31 millones de toneladas métricas de esos gases

NUEVA YORK - La Fiscal General de Nueva York Barbara D. Underwood, liderando una coalición de 12 fiscales generales, presentó hoy una demanda contra la Agencia de Protección Ambiental (EPA) por intentar revocar ilegalmente las principales regulaciones de protección climática adoptadas en 2015. Específicamente, la coalición acusa que la EPA violó la Ley de Aire Limpio federal cuando anuló las reglamentaciones que prohíben el uso de hidrofluorocarbonos (HFC), que son contaminantes extremadamente potentes que afectan el cambio climático, sin entablar un proceso de reglamentación pública, como lo exige la ley.

Elevar los límites al uso de HFC dañará los esfuerzos para combatir el cambio climático. Cuando finalizó su regla sobre HFC en 2015, la EPA estimó que la regla evitaría entre 26 y 31 millones de toneladas de gases de efecto invernadero anualmente para 2020. Una reducción de 30 millones de toneladas métricas es aproximadamente equivalente a 6.4 millones de vehículos de pasajeros conducidos durante un año, o el uso de energía anual para 3,2 millones de hogares.

"La Agencia de Protección Ambiental de Trump busca desmantelar las reglas críticas de protección climática a través de la puerta trasera, una vez más poniendo en peligro a los neoyorquinos mientras se burla de la ley", dijo la Fiscal General Underwood. "Mi oficina continuará luchando contra el descarado desprecio de la Administración Trump por el estado de derecho y la salud, seguridad y bienestar de los neoyorquinos".

Desde 1990, la Ley de Aire Limpio ha requerido que la EPA elimine productos químicos, como los clorofluorocarbonos (CFC), que destruyen la capa de ozono de la tierra. La ley incluía una "Política de alternativas seguras" para garantizar que cuando los fabricantes reemplazaran los CFC y otras sustancias que agotan el ozono en sus productos, sus reemplazos "reducirían los riesgos generales para la salud humana y el medio ambiente". De conformidad con esta disposición de la ley, en 2015, la EPA finalizó una regla que prohibía o limitaba el uso de HFC como sustitutos de las sustancias que agotan la capa de ozono debido a su potencia como contaminantes del cambio climático.

La regla de EPA de 2015 es vital para abordar el cambio climático. Los HFC son miles de veces más potentes para el calentamiento global que el dióxido de carbono y son la fuente de emisiones de más rápido crecimiento en los Estados Unidos y en todo el mundo. Controlar los HFC también es vital para el objetivo de Nueva York de reducir las emisiones contaminantes del cambio climático en un 80 por ciento para el año 2050, ya que para el 2050 los productos químicos representarán el 25 por ciento de las emisiones del estado.

Dos fabricantes de HFC demandaron posteriormente a EPA por la norma de 2015. Al decidir esa demanda, el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia afirmó unánimemente la autoridad legal de la EPA para designar los HFC como reemplazos prohibidos de las sustancias que agotan la capa de ozono. Sin embargo, en una decisión dividida, el tribunal también dictaminó que la Agencia carecía de autoridad para exigir a un fabricante que ya haya reemplazado una sustancia que agota la capa de ozono con HFC que cambie a una alternativa más segura. El tribunal anuló parcialmente la regla, únicamente con respecto a este requisito, y la devolvió a la EPA.

En abril de este año, el administrador de la EPA Pruitt emitió un documento, denominado "orientación", que efectivamente anula la regla de 2015 en su totalidad. Esa guía, emitida sin aviso público y oportunidad de comentario, establece que la Agencia está anulando los límites de HFC adoptados en la regla de 2015 "en su totalidad", incluidos los afirmados por el tribunal de circuito de D.C.

La decisión de la EPA de anular por completo la norma probablemente dará como resultado un aumento significativo de las emisiones de HFC. Por ejemplo, la EPA estimó en 2016 que existen casi 200,000 unidades de refrigeración comercial en todo el país que usan sustancias que agotan la capa de ozono. Debido a la nueva orientación de la EPA, a esas unidades ya no se les prohíbe cambiar a HFC, a pesar de que el tribunal dictaminó explícitamente que este aspecto de la norma de 2015 era legal. La EPA se ha comprometido a emprender una reglamentación para abordar la decisión del tribunal, pero no ha proporcionado ningún calendario para hacerlo.

La demanda de hoy se presentó en el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia y establece que el uso de la “orientación” por parte del Administrador Pruitt para rescindir la norma de 2015 infringe la Ley de Aire Limpio. Conforme a la Ley, la guía es una regla sustantiva que requiere aviso público y comentarios antes de ser finalizada. Se unen al Fiscal General Underwood en la demanda los Fiscales Generales de California, Delaware, Illinois, Massachusetts, Minnesota, Nueva Jersey, Oregón, Vermont, Washington, y el Distrito de Columbia, y el Departamento de Protección Ambiental de Pensilvania.

Este asunto está siendo manejado para la Fiscal General Underwood por el Abogado Principal para Litigación de Contaminación Atmosférica y Cambio Climático Michael J. Myers, el Jefe de Sección Afirmativa Morgan A. Costello, el Fiscal Adjunto Joshua M. Tallent y el Científico del Personal Charles Silver. La Oficina de Protección Ambiental está dirigida por el Jefe de la Oficina, Lemuel M. Srolovic, y es parte de la División de Justicia Social, que está dirigida por el Fiscal Adjunto Ejecutivo para la Justicia Social, Matthew Colangelo.