Local Menu

Fiscal General Underwood Incluye Nuevas Declaraciones De Víctimas Y Moción Para Acelerar Proceso En Caso De Separación Familiar

Las nuevas declaraciones incluyen historias de padres e hijos que fueron separados, incluido el número de niños que fueron traídos a Nueva York

NUEVA YORK - Hoy, la Fiscal General de Nueva York Barbara D. Underwood, que forma parte de una coalición de 18 fiscales generales, solicitó a un juez federal que ordene al gobierno federal ofrecer detalles y brindar acceso a las víctimas de la política de separación familiar de la administración Trump en una forma acelerada, como parte de evidencias adicionales en su demanda para bloquear dicha política. Los fiscales generales también presentaron un total de 99 declaraciones de personas, organizaciones, agencias y expertos impactados por la política de la administración Trump, incluidos padres e hijos separados.

"Es inhumano, desmedido e ilegal mantener a estos niños separados de sus familias", dijo la Fiscal General Underwood. "Las historias detalladas en nuestro caso dejan en claro el trauma irreparable causado a estos niños por la política de la administración Trump, que también sigue dañando los intereses fundamentales de Nueva York en la protección de la salud, la seguridad y el bienestar de las familias. Esta política es inconstitucional y continuaremos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para detenerla".

El anexo a la demanda incluye declaraciones que reflejan las historias de padres e hijos que fueron separados; al menos algunos de esos niños fueron llevados a Nueva York. Eso incluye a Edy, un niño de nueve años de Honduras que fue separado de su madre en mayo de 2018; mientras la madre de Edy permanecía bajo custodia federal en Texas, Edy fue llevado en autobús a un programa contratado por el gobierno federal en la ciudad de Nueva York. También incluye a Yolani Karina Padilla-Orellana, quien fue trasladada a un centro de detención en el estado de Washington mientras su hijo fue trasladado a un centro en Nueva York.

Las declaraciones también incluyen testimonios de las agencias del Estado y la Ciudad de Nueva York, así como Kids in Need of Defense (KIND), que ha servido a niños que fueron separados de sus padres, y Robin Hood, que financia una serie de desarrollo de la primera infancia, servicios legales de inmigración y programas sin fines de lucro afectados por la política.

Haga clic aquí, aquí y aquí para leer las declaraciones completas; una tabla de contenidos está disponible aquí. Haga clic aquí para leer la moción de procedimiento acelerado.

Hasta la semana pasada, Nueva York había confirmado que al menos 321 niños que habían sido separados de sus padres en la frontera sudoeste fueron enviados al estado de Nueva York y han estado bajo el cuidado de 11 agencias diferentes de proveedores de servicios. El personal de una agencia voluntaria informó a los funcionarios del gobierno local que las edades de la mayoría de los niños recién colocados en su agencia, muchos de los cuales fueron separados de su familia en la frontera, tienen entre 4 y 12 años. El niño más pequeño era un bebé de nueve meses, además de varios bebés que aún no lo hablan.

Los niños a quienes la administración Trump ha separado de sus padres y enviados a Nueva York están sufriendo un trauma extremo. Por ejemplo, un niño sudamericano que fue separado de su padre en la frontera con México fue trasladado al hospital porque estaba a punto de saltar de la ventana del segundo piso de la casa del grupo donde fue enviado a principios de junio después de haber sido separado por la fuerza de su familia; el niño angustiado verbalizó que quería saltar porque extrañaba a sus padres. Doce otros niños inmigrantes que fueron separados de sus padres en la frontera han sido tratados por enfermedades físicas y mentales en hospitales de la ciudad de Nueva York. Un niño tenía tendencias suicidas y otros fueron tratados por depresión y ansiedad.

La solicitud de procedimiento acelerado presentada por los fiscales generales hoy es necesaria porque cientos de padres separados están bajo custodia federal y la Administración puede trasladarlos a otras instalaciones en cualquier momento sin previo aviso. La moción pide al tribunal que ordene al gobierno federal que coopere para facilitar el acceso a los padres detenidos y que informe al tribunal sobre el progreso de dichos esfuerzos.

Si el juez concede la solicitud de proceso acelerado, se requerirá que el gobierno federal responda a las solicitudes de información de los estados sobre un calendario acelerado y coopere con las solicitudes del estado para entrevistar a los padres en detención federal. Algunos estados han enfrentado dificultades de procedimiento o se les ha negado el acceso a centros de detención federales y otras ubicaciones federales que albergan a los inmigrantes afectados.

La demanda fue presentada originalmente la semana pasada por los Fiscales Generales de Washington, Massachusetts, California, Delaware, Iowa, Illinois, Maryland, Minnesota, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Vermont, Virginia, y el Distrito de Columbia.

"Las familias como las de Edy merecen algo mejor que la política inhumana e inconstitucional de la administración Trump de separar a un niño de 9 años de su madre", dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio. "La ciudad de Nueva York defiende el bienestar de los inmigrantes y refugiados que han venido a nuestra ciudad para una vida mejor. He visto de cerca lo que les está sucediendo a estas familias, en la frontera y en Nueva York, y debe terminar".

"Como una de las organizaciones más grandes de lucha contra la pobreza del país, Robin Hood no puede guardar silencio sobre este tema", dijo Wes Moore, Principal Ejecutivo de Robin Hood. "El daño causado a los niños por esta política es tan grande y duradero que nos vemos obligados a levantar la voz, algo que, como organización filantrópica, no siempre hacemos en cuestiones de política. Robin Hood lucha contra la pobreza donde quiera que esté, invirtiendo $120 millones por año, desde apoyar a las comunidades inmigrantes hasta enfocarse en el desarrollo de la primera infancia. Sabemos cuán perjudiciales para la vida y la salud pueden ser separar a los niños refugiados de sus familias, y debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para detenerlo".

"A través del trabajo de KIND representando a niños no acompañados en procedimientos legales, y de lo que hemos visto recientemente debido a las nuevas políticas de la Administración Trump, es evidente que no existe un proceso consistente para garantizar la comunicación entre niños separados y sus padres. Estas separaciones, en adición a infligir un trauma, dificultan el acceso de los niños a las pruebas y la información de sus padres que puedan respaldar su elegibilidad para obtener reparación legal y dificultan cada vez más que los niños reciban una representación legal adecuada. Estamos orgullosos de unirnos a la Fiscalía General de Nueva York en apoyo del Estado de Washington, y otros v. los Estados Unidos de América para garantizar que estos niños, que a menudo huyeron de la violencia horrible, no queden más traumatizados por la separación familiar", dijo Jennifer Podkul, Directora de Política para Niños Necesitados de Defensa (KIND).