La Unidad De Investigaciones Y Enjuiciamientos Especiales De La Fiscalía General Emite Reporte Sobre La Muerte De John Havener

Hoy, la Unidad de Investigaciones y Enjuiciamientos Espaciales (SIPU, por sus siglas en ingles) de la Fiscal General de Nueva York Barbara D. Underwood, publicó un informe completo sobre su investigación en torno a la muerte de John Havener en enero de 2018 en la ciudad de Oneida.

 Como se detalla en el reporte, el 22 de enero de 2018, John Havener condujo un automóvil fuera de la carretera en la ciudad de Oneida bajo la influencia de estupefacientes. Después de salir del vehículo, entró en un camino hablando incoherentemente y actuando erráticamente. Dos oficiales que respondieron del Departamento de Policía de Oneida (OPD) no pudieron convencer al Sr. Havener de que abandonara dicho camino y sus intentos de someterlo por la fuerza, taser y spray de pimienta no tuvieron éxito y se encontraron con una persistente resistencia.

 Un tercer oficial del Departamento de Policía de Canastota (CPD) llegó a la escena y desplegó su Taser en modo de sonda de dardo, permitiendo que los tres oficiales tiraran al Sr. Havener al suelo y lo esposen con la ayuda de otros agentes del orden público que llegaron a la escena. El Sr. Havener dejó de responder mientras estuvo bajo custodia, y los esfuerzos de las fuerzas del orden público y del personal médico para reanimarlo no tuvieron éxito. El médico forense del condado de Onondaga encontró que la muerte del Sr. Havener fue accidental y causada por toxicidad múltiple de drogas; no atribuyó la muerte del Sr. Havener al uso de la fuerza por parte de las fuerzas del orden público.

 Según el reporte, SIPU determinó que el uso de la fuerza por parte de los agentes al intentar arrestar al Sr. Havener estaba justificado por la Ley Penal del Estado de Nueva York. La ley de Nueva York permite que un oficial de policía use fuerza razonable cuando ese oficial cree razonablemente que tal fuerza es necesaria para efectuar un arresto. De acuerdo con la ley estatal y las políticas de OPD y CPD, la evidencia estableció que los agentes usaron apropiadamente las técnicas de fuerza ascendente que los oficiales razonablemente creían que era necesaria para arrestar al Sr. Havener.

 La Policía del Estado de Nueva York (NYSP), en lugar del OPD o CPD, realizó la investigación principal sobre este asunto y la investigación de SIPU incluyó la revisión del informe del NYSP, así como declaraciones de testigos civiles y los oficiales de OPD y CPD que respondieron al escena; grabaciones del despachador de 911; evidencia de video obtenida de varias cámaras capturando diferentes partes del incidente; el informe del médico forense del condado de Onondaga; y reportes de los Taser usados durante el incidente.

 "Enviamos nuestras más profundas condolencias a la familia del Sr. Havener, cuya muerte fue una tragedia", dijo la Fiscal General Underwood. "Realizamos una investigación exhaustiva del incidente, como parte de nuestro compromiso de proporcionar al público una evaluación exhaustiva y transparente de todos los casos que investigamos en virtud de la orden ejecutiva".

 Haga clic aquí para leer el informe completo.

El reporte fue producido como parte del papel de la Fiscalía General como el fiscal especial del estado. En julio de 2015, el Gobernador firmó la Orden Ejecutiva No. 147, que designa al Fiscal General para que supervise las investigaciones de incidentes en los que un oficial de la ley causa la muerte de un civil desarmado, o donde hay una duda importante sobre si el civil estaba armado y era peligroso. En los casos en los que se determina que los cargos no están justificados, la Oficina del Fiscal General publica un informe exhaustivo que detalla los resultados de su investigación, como parte de su compromiso con la transparencia.

 La Unidad de Investigaciones y Enjuiciamientos Especiales está dirigida por la Jefa de la Oficina Wanda Perez-Maldonado.