Fiscal General Underwood Llama A La Secretaria De Educación Betsy Devos A Desistir De Su Plan Que Elimina Las Protecciones Clave Para Los Estudiantes De Escuelas Predatorias

La regla de empleo remunerado ayuda a garantizar que los estudiantes puedan tomar decisiones informadas y que las escuelas con fines de lucro que sean engañosas no los hagan vulnerables a la explotación y el fraude

NUEVA YORK - La Fiscal General Barbara D. Underwood, parte de una coalición de 21 fiscales generales, se opuso formalmente al plan de la secretaria de Educación de EE. UU., Betsy DeVos, de eliminar la regla del empleo remunerado, una protección federal fundamental para los estudiantes que asisten empresas educativas.

En los comentarios formales presentados hoy al Departamento de Educación de los EE. UU., los Fiscales Generales argumentan que el plan de la Secretaria DeVos de eliminar la Regla de Empleo Remunerado viola las obligaciones legales del Departamento e ignora la evidencia sólida de que los estándares de responsabilidad son necesarios para proteger a los estudiantes y contribuyentes que interactúan con estas escuelas con fines de lucro, quienes menudo se encuentran sumidas en una deuda onerosa.

"El Departamento de Educación de Trump-DeVos continúa poniendo intereses especiales por delante de los estudiantes a los que se supone que deben servir, y nuestra coalición de Fiscales Generales continuará luchando", dijo la Fiscal General Underwood. "La Regla de Empleo Remunerado juega un papel vital para asegurar que los estudiantes puedan tomar decisiones informadas sobre su educación, en lugar de dejarlos con una montaña de deudas. Al tratar de eliminar la regla, la Secretario DeVos voluntariamente permite que los estudiantes se vuelvan vulnerables a la explotación y el fraude por parte de colegios universitarios con fines de lucro engañosos".

La Regla de Empleo Remunerado aplica el requisito de la Ley de Educación Superior de que los programas aplicables "preparen a los estudiantes para un empleo remunerado en una ocupación reconocida". La regla fue provocada por la preocupación de que algunos programas enfocados en carreras dejan a los estudiantes con niveles de deuda inasequibles en relación con sus ingresos después de la graduación, lo que lleva a un incumplimiento generalizado del préstamo.

La Regla de Empleo Remunerado tiene dos aspectos clave:

  1. La regla ayuda a los futuros estudiantes a tomar decisiones informadas al requerir que las escuelas brinden información sobre la carga de deuda promedio del programa, la tasa de pago del préstamo de los estudiantes que se inscriben en el programa, el porcentaje de estudiantes que se gradúan, el número de graduados que obtienen empleo en un campo relacionado con el programa y los ingresos promedio de los graduados.
  2. La regla también evalúa si los programas de las escuelas brindan educación y capacitación a sus estudiantes que generaría ganancias que les permitirán a los estudiantes pagar las deudas de sus préstamos estudiantiles. Si los programas fallan repetidamente estas medidas, ya no se otorgarán préstamos y subsidios federales para estudiantes a esos programas.

La propuesta de la Secretaria DeVos de acabar con la Regla de Empleo Remunerado llega menos de un año después de que unas coaliciones de 19 Fiscales Generales entablaran una demanda contra DeVos y el Departamento de Educación por violar la ley federal al negarse a hacer cumplir esta regla. Esa demanda sigue pendiente en el Tribunal de Distrito de los EE. UU. para el Distrito de Columbia.

Los Fiscales Generales argumentan en sus comentarios formales de hoy que al rescindir la Regla de Empleo Remunerado sin reemplazarla con protecciones similares para los estudiantes, el Departamento perjudica a los estudiantes y contribuyentes y socava la Ley de Educación Superior.

Los comentarios de hoy mencionan las instituciones que han sido objeto de acciones de aplicación de la ley del estado y que se han involucrado en prácticas predatorias por las cuales se creó la Regla de Empleo Remunerado para proteger a los estudiantes.

La coalición fue dirigida por los Fiscales Generales de Pensilvania y Maryland e incluye a los Fiscales Generales de California, Connecticut, Delaware, Hawái, Illinois, Iowa, Kentucky, Maine, Massachusetts, Minnesota, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Rhode Island, Vermont, Virginia, Washington y el Distrito de Columbia.