Underwood Demanda A Nueve Compañías De Alivio De Deuda De Préstamos Estudiantiles Por Estafa

Las empresas contactaron a los prestatarios a través de correo directo, anuncios de Facebook y telemercadeo, afirmando falsamente estar afiliados al gobierno federal; Hicieron múltiples tergiversaciones para lograr que los consumidores se inscriban; y cobrar tarifas ilegales y tasas de interés usureras

Por lo general, los demandados cobraron a los consumidores más de $1,000 por servicios que los prestatarios pueden obtener gratis

NUEVA YORK – La Fiscal General Barbara D. Underwood anunció hoy una demanda contra nueve compañías de alivio de deuda por préstamos estudiantiles, su compañía de financiamiento y dos personas con roles de liderazgo en varias de las compañías. La demanda, presentada en la Corte Suprema de Nueva York, alega que los demandados fraudulenta, ilegal y engañosamente anuncian, comercializan, ofrecen a la venta, venden y financian servicios de alivio de la deuda estudiantil a miles de consumidores en todo el país, incluidos miles de neoyorquinos.

La demanda alega múltiples violaciones a la ley, incluso que los demandados afirman falsamente estar afiliados al gobierno federal, hacen declaraciones falsas para inducir a los consumidores a inscribirse en sus servicios y cobran a los consumidores tarifas iniciales ilegales y / o tasas de interés usureras. Los Demandados generalmente cobran a un consumidor más de $ 1,000 por sus servicios, que están disponibles de forma gratuita a través del gobierno federal o el servicio de préstamos estudiantiles del consumidor.

“Los neoyorquinos ya están luchando bajo una montaña de deudas de préstamos estudiantiles”, dijo la Fiscal General Underwood. “Estas compañías buscaron llenar sus propios bolsillos al tomar ventaja de los estudiantes que simplemente estaban tratando de pagar por su educación. Mi oficina continuará haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para proteger a los estudiantes, y a todos los neoyorquinos, de los estafadores y depredadores”.

La deuda de préstamos estudiantiles de los neoyorquinos se estima en $86.540 millones, según un informe de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor de 2017. El Departamento de Educación de EE. UU. Estima que el 92% de todos los préstamos estudiantiles pendientes son préstamos federales para estudiantes.

Las compañías de alivio de deuda estudiantil nombradas en la demanda son Debt Resolve, Inc .; Hutton Ventures, LLC; Progress Advocates, LLC; Progress Advocates Group, LLC; Student Advocates, LLC; Student Advocates Group, LLC; Student Advocates Team, LLC; Student Loan Care, LLC; y Student Loan Support LLC (colectivamente, "demandados de alivio de préstamos estudiantiles"). Debt Resolve, Inc., una compañía de Nueva York, es el propietario mayoritario de dos de las otras entidades de alivio de deuda de préstamos estudiantiles. Los dos individuos nombrados son Bruce Bellmare y Stanley E. Freimuth, los actual y anterior ejecutivos de Debt Resolve, Inc. La compañía de financiamiento nombrada en la demanda es Equitable Acceptance Corporation.

La demanda alega que los demandados, oferentes de alivio de deuda de préstamos estudiantiles, contactaban a los prestatarios de varias maneras, incluso a través de solicitudes engañosas de correo directo personalizado que parecen provenir del gobierno federal y anuncios engañosos de Facebook que afirmaban ser  "noticias de última minuto" de que ciertos programas del Departamento de Educacion Estados Unidos ("DOE") recientemente fueron aprobados por el gobierno federal, cuando en realidad fueron aprobados hace años.

La demanda alega además que estos demandados luego se apoyaban en "asesores de préstamos estudiantiles" para vender los acuerdos de alivio de la deuda de préstamos estudiantiles a los consumidores por teléfono. A pesar de presentarse como expertos en préstamos estudiantiles, estos llamados asesores de préstamos estudiantiles son en realidad agentes de telemercadeo sin experiencia alguna o experiencia especializada, que venden acuerdos de alivio de deuda de préstamos estudiantiles a los prestatarios que utilizan los mismos scripts de ventas y lanzamientos. Los asesores de préstamos estudiantiles repetidamente hacían tergiversaciones falsas y engañosas afirmaciones a los consumidores tales como:

  • decirles a los prestatarios que son del gobierno federal, que son parte del programa federal de préstamos estudiantiles y están trabajando con el programa federal de préstamos estudiantiles o están trabajando con un administrador federal de préstamos estudiantiles, cuando de hecho, no están afiliados con el programa federal de préstamos estudiantiles, ni administradores de préstamos estudiantiles o del gobierno federal;
  • decirles a los prestatarios que no pueden inscribirse en los servicios de alivio de la deuda ofrecidos por sí mismos, cuando de hecho los prestatarios pueden trabajar directamente con sus administradores o usar el sitio web del DOE para obtener servicios de alivio de la deuda de préstamos estudiantiles sin costo adicional; y
  • decirles a los prestatarios que pueden eliminar su deuda de préstamos estudiantiles haciendo una serie de pagos a uno de los acusados, cuando, de hecho, hacer estos pagos no reducirá, y mucho menos eliminará, su deuda de préstamos estudiantiles.

Como se detalla en la demanda, algunos consumidores dejaron de hacer pagos de sus préstamos porque se les hizo creer que con hacer pagos a los demandados estaban pagando sus préstamos estudiantiles. En última instancia, estos consumidores deben más en sus préstamos estudiantiles debido a los pagos perdidos.
Los Demandados generalmente cobran a los consumidores más de $ 1,000 cada uno por sus servicios.

En los últimos años, los demandados han exigido que los consumidores firmen acuerdos de financiación con Equitable Acceptance Corporation. La demanda alega que estos acuerdos de financiamiento generalmente cobran a los consumidores de Nueva York un interés del 20.99%, por encima del límite de la tasa de usura civil de Nueva York del 16%. La demanda también alega que los demandados violan las leyes federales y del estado de Nueva York diseñadas para proteger a los consumidores contra las organizaciones de reparación de crédito fraudulentas, agentes de telemercadeo y acuerdos de crédito al consumidor.

La demanda busca medidas cautelares, una declaración de que los contratos de los demandados con los prestatarios son nulos y sin efecto, restitución, daños y perjuicios, devolución, sanciones y costos.

El Grupo de Asistencia Legal de Nueva York ("NYLAG"), junto con el bufete de Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan LLC, también presentó recientemente una demanda colectiva contra Equitable Acceptance Corporation y varias otras compañías, alegando que venden servicios de alivio de la deuda fraudulenta a decenas de miles de prestatarios de préstamos estudiantiles federales.

"Las víctimas de Equitable Acceptance Corporation y sus socios comerciales se encuentran entre los millones de prestatarios de préstamos estudiantiles vulnerables que ya luchan cada llegada de fin de mes", dijo Danielle Tarantolo, codirectora de la Unidad Especial de Litigios de NYLAG. "Elogiamos a la Fiscal General de Nueva York por tratar de detener el fraude de estas compañías y devolver a los prestatarios las ganancias obtenidas ilegalmente".

DOE ofrece una serie de programas para ayudar a los prestatarios que tienen dificultades para pagar sus préstamos federales estudiantiles. El DOE ofrece estos programas a los prestatarios de forma gratuita, incluidos el aplazamiento y la indulgencia del préstamo, los programas de reembolso basados en los ingresos y los programas de condonación de préstamos. Los prestatarios pueden obtener información y, cuando sea necesario, completar una solicitud para inscribirse en estas opciones, sin costo alguno, contactando a su administrador de préstamos federal o visitando el sitio web de préstamos estudiantiles del DOE. Información útil sobre préstamos estudiantiles también está disponible en el sitio web de la Fiscalía General de Nueva York.

Los solicitantes de préstamos estudiantiles que creen que han sido defraudados se les insta a presentar una queja con la Fiscalía General en línea, o llamar al (800) 771-7755 para que se le envíe un formulario de queja por correo.

El caso está siendo manejado por los Fiscales Adjuntos Melvin Goldberg y Stewart Dearing, bajo la supervisión de la Jefa Adjunta de la Oficina, Laura J. Levine, y la Jefa de la Oficina, Jane M. Azia, de la Oficina de Protección contra Fraudes al Consumidor. Manisha M. Sheth es la Fiscal Adjunta Ejecutiva de Justicia Económica.