Underwood Anuncia Culpabilidad De Un Hacendado Del Condado De Cortland Por Violaciones De Las Leyes Sobre Trabajo Infantil Tras La Muerte De Un Empleado De 14 Años

El propietario de Park Family Farm, Luke Park, presento su declaración de culpabilidad por cargos de violación de trabajo infantil, poner en peligro el bienestar de un niño y no pagar las contribuciones de desempleo

CONDADO DE CORTLAND - La Fiscal General Barbara D. Underwood anunció hoy la declaración de culpabilidad de Luke Park, propietario de Park Family Farm, por violaciones de la ley sobre trabajo infantil relacionadas con la muerte de un niño de 14 años en julio de 2015.

Park se declaró culpable hoy en el Tribunal del Condado de Cortland ante la Juez Julie A. Campbell, de Poner en Peligro el Bienestar de un Niño, de Falta Intencional de Pagar una Contribución al Fondo del Seguro de Desempleo, y el Empleo Prohibido de un Menor. El tribunal ordenó al Sr. Park que regresara para la sentencia el 3 de enero de 2019.

"Este incidente es un trágico recordatorio de que las leyes de trabajo infantil existen por una razón. Mi oficina continuará enjuiciando hasta el máximo alcance de la ley a cualquier persona que ponga a un menor en peligro", dijo la Fiscal General Underwood.

La Fiscalía General acusó formalmente a Park en noviembre de 2016, como consecuencia del incidente de julio de 2015 en Park Family Farm, ubicado en 3036 East River Road en Homer, Nueva York. En la declaración de culpabilidad de hoy, Park admitió que Alex Smith, un niño de 14 años, murió mientras trabajaba en su granja lechera. El niño estaba operando una minicargadora LS170 New Holland con un elevador hidráulico y un accesorio de horquilla, que está explícitamente prohibido por las leyes de trabajo infantil, en un intento de preparar fardos de heno para alimentar a las vacas. Park admitió que encontró el cuerpo del niño inmovilizado debajo del elevador hidráulico y la paca de heno, con el motor del Skidloader todavía en funcionamiento. La autopsia del médico forense concluyó que el pecho y el abdomen del niño fueron aplastados, lo que provocó su muerte por asfixia mecánica.

Además, Park admitió que empleó a otros menores en su granja lechera y les exigió trabajar aproximadamente 60 horas por semana, lo que excede el máximo de 48 horas por semana para los jóvenes de 16 y 17 años cuando la escuela no está en sesión. Park también admitió que a la mayoría de sus empleados se les pagó de forma diferida, lo que resultó en un pago por debajo de las contribuciones del seguro de desempleo que ascendía aproximadamente a $ 10,500.

"De todas las violaciones laborales que vemos, aquellas contra los niños son algunas de las más aborrecibles. Poner en peligro el bienestar de los niños de Nueva York al violar las leyes laborales es absolutamente inaceptable", dijo la Comisionada de Trabajo del Estado de Nueva York, Roberta Reardon. "Los niños son nuestro activo más valioso y el cumplimiento de la Ley de Trabajo Infantil no es discrecional, es obligatorio".

La Ley de trabajo infantil de Nueva York establece algunas de las directrices más estrictas del país sobre el empleo de menores. La ley establece pautas de seguridad con ciertas prohibiciones absolutas, incluida la operación de maquinaria de elevación hidráulica. La ley también busca garantizar que las horas de trabajo abrumadoras no interfieran con la educación de un niño. Por ejemplo, los menores de 16 y 17 años de edad están limitados a trabajar no más de 28 horas en una semana cuando la escuela está en sesión, y 48 horas por semana cuando están de vacaciones o durante el verano.

La ley también exige que los menores obtengan un certificado de empleo (documentos de trabajo) para poder ser empleados. Hay excepciones para trabajos tales como cuidado de niños y repartidores de periódicos.

El caso fue investigado por los investigadores de la Fiscalía General Andrea Buttenschon, Mark Rudd, y el investigador jefe adjunto Jonathan Wood. El caso está siendo procesado por los Fiscales Adjuntos Mark Sweeney, Peter DeLucia y James Shoemaker de la Oficina Regional de Binghamton, con la asistencia del Jefe de la Sección Criminal del Buró Laboral Richard Balletta y el Fiscal Adjunto Jeremy Pfetsch. La apelación interina de la acusación del acusado fue litigada por los Fiscales Adjuntos Matthew B. Keller y Nikki Kowalski, Jefe de Apelaciones Criminales y Habeas Corpus Federal.

Stephanie Swenton, Jefa de la Oficina de Ejecución Penal y Delitos Financieros, y Margaret Garnett, Fiscal Ejecutiva Adjunta para Justicia Criminal, supervisaron la acusación. El caso está siendo supervisado por la Jefa del Buró de Asuntos Laborales ReNika Moore, el Fiscal Adjunto Ejecutivo para la Justicia Social Matthew Colangelo y el Fiscal Adjunto Ejecutivo Interino para las Oficinas Regionales Gary Brown