Fiscal General Underwood & Consultor Jurídico De La Ciudad De Nueva York Carter Anuncian Acuerdo De $30 Millones De Con Gerente De Inversiones Por Abusos De Impuestos

Gerente de inversiones con sede en Nueva York Harbinger Capital Partners Offshore Manager LLC evadió impuestos del estado de Nueva York y la ciudad de Nueva York

La empresa admite una falla en la distribución de ingresos, el pago por debajo del impuesto estatal y municipal

Este acuerdo sigue a un acuerdo anterior de $40 millones con Harbert Management Corporation, que patrocinó y organizó el fondo principal de cobertura administrado por Offshore, lo que resultó en un total de $70 millones recuperados

NUEVA YORK - La Fiscal General de Nueva York Barbara D. Underwood y el Consultor Jurídico de la Corporación de la Ciudad de Nueva York Zachary W. Carter anunciaron hoy un acuerdo de $30 millones con Harbinger Capital Partners Offshore Manager LLC ("Offshore Manager"), un gestor de fondos de cobertura, para resolver la acusación de que el gestor evadió deliberadamente los impuestos del estado de Nueva York y la ciudad de Nueva York.

Offshore Manager obtuvo honorarios de incentivo de las operaciones exitosas que realizó desde una oficina en la ciudad de Nueva York. Este ingreso estaba sujeto al impuesto sobre la renta del estado de Nueva York y al impuesto comercial no incorporado de la ciudad de Nueva York; sin embargo, Offshore Manager ocultó sus actividades comerciales en la ciudad de Nueva York de las autoridades fiscales estatales y municipales.

“Harbinger Capital Partners Offshore Manager ganó cientos de millones de dólares en el estado de Nueva York y la ciudad de Nueva York, pero evitó deliberadamente pagar su parte justa de los impuestos”, dijo la Fiscal General Underwood. “La evasión fiscal obliga a los neoyorquinos a pagar la factura. Mi oficina continuará utilizando todas las herramientas a nuestra disposición para perseguir las infracciones de las leyes tributarias y hacer rendir cuentas a aquellos que a sabiendas tratan de eludir la ley”.

El Consultor Juridico de la ciudad de Nueva York, Zachary W. Carter, dijo: “La Ley de Reclamos Falsos de Nueva York, que cubre expresamente el fraude fiscal, proporciona una poderosa herramienta que el gobierno puede usar para obligar el cumplimiento de la ley tributaria. Con la asistencia del Departamento de Finanzas de la Ciudad de Nueva York, logramos asegurarnos de que el impuesto comercial no constituido en la ciudad se pagara por un negocio de fondos de cobertura que operaba en una oficina de la ciudad de Nueva York”.

Como término del acuerdo de conciliación, Offshore Manager admitió que tenía la obligación de distribuir los ingresos al Estado de Nueva York y pagar el impuesto comercial no constituido en la ciudad de Nueva York, pero no lo hizo durante varios años.

La investigación que condujo al acuerdo anunciado hoy comenzó con una demanda de denunciante presentada en marzo de 2015 bajo la Ley de Reclamaciones Falsas de Nueva York. La Ley, que cubre expresamente el fraude fiscal, permite a los denunciantes y al gobierno emprender acciones legales contra compañías o individuos que defraudan al gobierno. El acuerdo sigue a un acuerdo anterior de $40 millones en esta investigación, concluido en abril de 2017, con Harbert Management Corporation ("HMC"), la compañía de gestión de inversiones con sede en Alabama que patrocinó y organizó el principal fondo de cobertura administrado por Offshore Manager. Como resultado, se recuperará un total de $70 millones. Los denunciantes tienen derecho a recibir recompensas según la Ley de Reclamaciones Falsas de Nueva York y, como resultado del acuerdo anunciado hoy y el acuerdo anterior anunciado en abril de 2017, el denunciante recibirá un total de $15.4 millones por revelar esta mala conducta.

Offshore Manager fungió como gestor de inversiones de un fondo de cobertura que acumuló capital de inversión de vehículos de financiación en el extranjero y para su fondo que servía de fuente de alimentación de 2003 a 2009. Las actividades de inversión de Offshore Manager estuvieron a cargo de Philip Falcone, que ascendió hasta convertirse en Director General Senior de Offshore Manager. El Sr. Falcone y otros se las arregló para llevar a cabo actividades de inversión de Offshore Manager desde una oficina ubicada en 555 Madison Avenue en Manhattan. Las posiciones fiscales tomadas por Offshore Manager fueron desarrolladas e implementadas por oficiales y agentes de Offshore Manager en Alabama, no por el Sr. Falcone.

El Fiscal General y el Abogado de la Corporación de la Ciudad de Nueva York presentaronuna demanda suplementaria en la acción en la Corte Suprema de Manhattan, que alega reclamos contra Offshore Manager como se describe a continuación. La Fiscal General y el Abogado de la Corporación de la Ciudad de Nueva York descontinuarán dichos reclamos luego de se cumpla con los términos del acuerdo de conciliación. La demanda de reemplazo alega:

  • Offshore Manager obtuvo ingresos por comisiones de incentivo por un monto equivalente al 20 por ciento de las ganancias netas del fondo alimentador. Los miembros de Offshore Manager debían pagar al estado de Nueva York por ninguno de sus ingresos de la tarifa de incentivo obtenidos como resultado de las actividades de administración de inversiones de Offshore Manager en Nueva York. Offshore Manager no asignó el impuesto sobre la renta al estado de Nueva York sobre este ingreso, según sea necesario, para los años fiscales 2004 a 2009. Offshore Manager tampoco pagó el impuesto comercial no incorporado de la Ciudad de Nueva York sobre este ingreso para los años fiscales 2004 a 2007. En lugar de prorratear los ingresos a Nueva York, Offshore Manager asignaron todos sus ingresos a Alabama, que tenía tasas impositivas más bajas.
  • Como resultado de las posiciones fiscales de Offshore Manager, los miembros no residentes de Offshore Manager evitaron pagar el impuesto a la renta del Estado de Nueva York que adeudaban, y Offshore Manager no pagó millones de dólares en impuestos estimados al Estado de Nueva York por esos miembros no residentes, que era obligatorio hacer. Además, los miembros del Offshore Manager que eran residentes de Nueva York pagaban menos impuestos de Nueva York porque no se asignaban ingresos al Estado de Nueva York.
  • Offshore Manager ignoró el consejo profesional de que debería pagar el impuesto del estado y la ciudad de Nueva York sobre los ingresos por tarifa de incentivo.
  • El Jefe Administrativo de Offshore Manager reconoció, en sus propias notas escritas a mano, que la distribución de ninguno de los ingresos a Nueva York y todos los ingresos a Alabama era "no soportable".
  • Cuando se enfrentó por primera vez con la perspectiva de tener que pagar el impuesto de Nueva York, un funcionario de Offshore Manager, que era residente de Alabama, respondió a una pregunta sobre por qué surgió el problema al escribir: "Creo que [los asesores fiscales] simplemente lo calcularon fuera; ugh ... Odio los impuestos especialmente tener que apoyar un lugar donde no vivo. Otro de esos problemas de clase alta".
  • Offshore Manager ocultó sus actividades comerciales en Nueva York del Departamento de Impuestos y Finanzas del Estado de Nueva York. Por ejemplo, durante una auditoría estatal que examinó la naturaleza de la actividad comercial de Offshore Manager y la fuente de sus ingresos, los agentes de Offshore Manager en Alabama corrigieron el acuerdo de la empresa de responsabilidad limitada para cambiar la ubicación de la oficina principal de la compañía desde Nueva York, Nueva York a Birmingham, Alabama y luego hizo que se hicieran declaraciones a los funcionarios tributarios estatales que destacaron la nueva dirección de Alabama en el acuerdo revisado sin alertarlos de que la dirección se había cambiado durante la auditoría.

Como término del acuerdo de liquidación, Offshore Manager acordó pagar al Estado de Nueva York y la Ciudad de Nueva York el 100 por ciento de los ingresos por comisiones de incentivo que ganó en el período de 2004 a 2009, pero que se han diferido a efectos fiscales. Offshore Manager también acordó realizar un pago de $4.1 millones al Departamento de Finanzas de la Ciudad de Nueva York en relación con una sentencia impositiva pendiente contra la compañía. La Fiscal General expresa su agradecimiento al denunciante, sin cuya información la conducta indebida podría haber permanecido oculta a las autoridades y a los abogados del denunciante.

El Fiscal Adjunto Justin Wagner del Buró de Protección al Contribuyente encabezó la investigación de la Fiscalía General, bajo la supervisión del Jefe Adjunto del Buró Scott J. Spiegelman. Fue asistido por la analista de asistencia legal Bianca M. LaVeglia. La Oficina, dirigida por el Jefe, Thomas Teige Carroll, es parte de la División de Justicia Económica, encabezada por la Fiscal General Adjunta Ejecutiva de Justicia Económica, Manisha M. Sheth.

La Asesora Auxiliar de la Corporación Sabita Krishnan y la Jefa de División Gail Rubin de la División de Litigios Afirmativos manejaron la investigación en nombre de la Ciudad de Nueva York.

Groups audience: