Underwood Anuncia Acuerdo Nacional De $625 Millones Con La Corporación AmerisourceBergen Por La Distribución De Medicamentos No Aprobados Y Adulterados, Incluidos Medicamentos Para El Cáncer

Nueva York encabeza el equipo de estados en un acuerdo de $625 millones en nombre del programa de Medicaid a nivel nacional; El Programa Medicaid de Nueva York recibirá casi $8 millones

AmerisourceBergen Specialty Group también se declara culpable de distribuir ilegalmente medicamentos de marcas falsas, pagará $260 millones en multas y confiscaciones

NUEVA YORK - La Fiscal General Barbara D. Underwood anunció hoy que Nueva York, otros 43 estados y el gobierno federal llegaron a un acuerdo con la distribuidora de medicamentos AmerisourceBergen Corporation ("ABC") por introducir ilegalmente medicinas adulteradas y mal etiquetadas en el comercio interestatal. ABC, una corporación de Delaware con sede en Chesterbrook, Pennsylvania, pagará a los estados y al gobierno federal $625 millones, de los cuales $99,875,000 se destinarán a los programas de Medicaid de los estados. El programa Medicaid de Nueva York recibirá $7,658,957.

"Tenemos tolerancia cero para las grandes corporaciones que eluden las leyes federales y estatales para aumentar sus ganancias a expensas de las personas vulnerables, como los pacientes con cáncer durante la quimioterapia", dijo la Fiscal General Underwood. "Continuaremos trabajando con nuestros aliados para garantizar que se cumplan las leyes y que el público esté protegido contra la conducta corporativa indebida y predatoria".

Además del acuerdo civil, la filial de ABC AmerisourceBergen Specialty Group ("ABSG") se declaró culpable de distribuir ilegalmente medicamentos etiquetados erróneamente en septiembre de 2017. ABSG es la entidad matriz para las empresas del mercado farmacéutico especializado, que incluye biotecnología y oncología, además de fabricantes y proveedores de productos farmacéuticos. ABSG acordó pagar $260 millones en multas y confiscaciones penales.

Los acuerdos civiles estatales federales resuelven las acusaciones de que Medical Initiatives, Inc. ("MII"), una supuesta farmacia de ABSG abierta en Dothan, Alabama, causó numerosos reclamos falsos para ser presentados a Medicaid por medicamentos nuevos no aprobados y defectuosos, contaminados o de otra maneramedicamentos comprometidos y doble facturación para el mismo medicamento. MII creó, empacó y envió jeringas precargadas ("PFS") a las consultas de oncología y a los médicos que tratan a pacientes vulnerables con cáncer durante la quimioterapia. Los medicamentos involucrados incluyen Aloxi, Anzemet, Kytril, Neupogen, Procrit, así como la versión genérica de Kytril. Para preparar PFS, MII rompió el sello de los frascos de medicamentos aprobados por la FDA, combinó el producto farmacéutico de los frascos y los reenvasó en jeringas plásticas más pequeñas. MII creó una mayor cantidad de PFS que la cantidad de viales comprados, lo que permitió que MII venda y se beneficie del exceso de producto farmacéutico en los viales, conocido como "sobrellenado". El PFS, que se preparó en un ambiente no estéril y con frecuencia contenía partículas de materia extraña, se envió a los proveedores a través de Oncology Supply Company ("OSC"), otra rama de ABSG.

La investigación reveló que, según su conducta, MII no actuó como una farmacia, sino como un reempaquetador, y se le requiró que solicitara una Nueva Aplicación de Medicamentos (NDA) para el PFS; sin embargo, ningún NDA fue presentado alguna vez a la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos. MII tampoco cumplió con las reglamentaciones de farmacia en ningún estado en el que tuviera licencia y, como resultado de estas violaciones, los medicamentos no fueron elegibles para el reembolso por parte de los programas de atención médica del gobierno. El acuerdo también resuelve las acusaciones de que ABC proporcionó sobornos ilegales a los médicos para inducirlos a comprar Procrit en PFS en lugar de viales, y provocó que los proveedores facturaran indebidamente el producto del medicamento en exceso.

El acuerdo surge, en parte, de acusaciones en tres acciones qui tam distintas: dos presentadas en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York y una presentada inicialmente en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Michigan y luego transferido al Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York. La Fiscal General Underwood agradece a los relatores en estas acciones por sus esfuerzos durante la investigación.

La Comisionada de Educación del Estado MaryEllen Elia dijo, "Todos los días, los neoyorquinos ponen sus vidas en manos de profesionales médicos que hacen un juramento para brindar a sus pacientes un tratamiento médico ético. Tanto los médicos como los pacientes confían en que las farmacias están brindando los medicamentos recetados. El Estado de Nueva York no tolerará las prácticas inescrupulosas de quienes se representan a sí mismos como farmacias, cuando de hecho no lo son, sin importar dónde se encuentren, que introducen medicamentos adulterados en nuestro estado".

Desde que se promulgó la Ley de Reclamos Falsos de Nueva York en 2007, la Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid de la Fiscalía General ha obtenido más de $ 1.7 mil millones en recuperaciones del programa Medicaid de Nueva York.

La Fiscal General Underwood desea agradecer a la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York.

La Fiscal General Underwood también desea agradecer al Departamento de Educación del Estado de Nueva York por su asistencia en la investigación.

Nueva York lideró un equipo nacional representado por California, Florida, Illinois y Oregon. El líder del equipo fue Jay Speers, abogado de la Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid de Nueva York. Elizabeth Silverman, Fiscal Adjunta Especial para la División de Ejecución Civil; Meghan Collins, Investigadora Principal de Auditoría de la División de Ejecución Civil; y Amanda Lawrence, Investigadora Auditor de la División de Ejecución Civil también formaron parte del equipo nacional de investigación. Carolyn Ellis es la Jefa de la División de Ejecución Civil y Stacey Millis es la Auditora Jefe de la División de Ejecución Civil.

La Unidad de Control de Fraudes Contra Medicaid de Nueva York está dirigida por la Directora Amy Held y el Fiscal Adjunto Paul J. Mahoney. La División de Justicia Criminal es dirigida por la Fiscal Ejecutiva Adjunta Margaret Garnett.

Groups audience: