Underwood Anuncia Desarticulación De Red De Tráfico De Cigarrillos Basada En Staten Island

Investigación conjunta de la Fiscalía General y el NYPD revela que una la red de tráfico supuestamente transportó casi 4 millones de cigarrillos de Virginia a Nueva York y evadió más de $1.3 millones en impuestos estatales y de la ciudad

El expediente acusa a 12 individuos de 79 cargos de Fraude Criminal, Lavado de Dinero y delitos fiscales relacionados

STATEN ISLAND- La procuradora general Barbara D. Underwood anunció hoy la acusación de 12 personas por sus supuestos roles en el tráfico de casi 4 millones de cigarrillos sin pagar impuestos desde Virginia a Staten Island para su distribución y reventa, y evadir más de $1.3 millones en impuestos de la ciudad y estatales. Una acusación de 79 cargos no revelada en la Corte Suprema del Condado de Richmond acusa hoy a 12 de los conspiradores de Fraude Fiscal Criminal, Lavado de Dinero y delitos fiscales relacionados. Siete de los acusados fueron procesados hoy en el Tribunal Supremo del Condado de Richmond por el Honorable Stephen J. Rooney. Las acusaciones contra los demandados restantes que no están presentes en la instrucción de cargos siguen selladas. 

“Como alegamos en nuestro expediente acusatorio, los acusados se involucraron en una red de tráfico masivo de cigarrillos y evadieron enormes cantidades de impuestos de Nueva York”, dijo la Fiscal General Underwood.  “Estas bandas criminales engañan a los neoyorquinos, y mi oficina continuará asociándose con las agencias de aplicación de la ley para enfrentar a aquellos que intentan burlar la ley”.

Denominada “Operación Virginia Slims”, la investigación conjunta de la Fiscalía General con el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York implementó escuchas telefónicas autorizadas por los tribunales, rastreo por GPS, cámaras secretas y operaciones encubiertas para descubrir una operación que supuestamente evadía los impuestos y ventas del estado de Nueva York y la ciudad de Nueva York, por el tráfico de aproximadamente 740 cartones de cigarrillos libres de impuestos por semana desde Virginia a la ciudad de Nueva York. Se alega que un total de aproximadamente 3,977,400 cigarrillos fueron traficados a Staten Island, evadiendo un total de $1,332,344 en responsabilidad fiscal adeudado al estado de Nueva York y la ciudad de Nueva York.

Los hermanos Iyas Leqyanya e Ihab Jaber presuntamente ordenaron al transportista de la operación que comprara cigarrillos dos o tres veces por semana de Atlantic Dominion Distributors en Virginia Beach, Virginia, y los transportara a Staten Island. Una vez que el transportista entregó los cigarrillos sin impuestos a Staten Island, supuestamente fueron escondidos en la residencia de Leqyanya y de Jaber en Manor Heights. Leqyanya, Jaber y otro acusado luego distribuyeron y revendieron los cigarrillos sin impuestos a tiendas minoristas en Staten Island y Queens.

El 6 de marzo de 2018, la policía ejecutó las órdenes de registro en siete lugares que servían como depósitos escondidos en Staten Island, NY y Onley, VA. Se incautaron cientos de cartones de cigarrillos sin impuestos, aproximadamente $20,000 en ganancias ilícitas y las facturas de los Distribuidores de Atlantic Dominion, que detallaban el alcance de la operación.

El 16 de agosto de 2018, los acusados Leqyanya, Jaber y un co-conspirador fueron acusados de una acusación inicial por posesión o transporte con el propósito de vender 30,000 o más cigarrillos sin sello. El 22 de agosto de 2018, Leqyanya y Jaber fueron procesados en la Corte Suprema del Condado de Richmond ante el Honorable Stephen J. Rooney. Leqyanya y Jaber fueron detenidos cada uno bajo una fianza de $ 350,000.

La acusación del Fiscal General acusa a los siguientes siete acusados de delitos distintos, entre los que se incluyen, entre otros, los siguientes: Fraude Fiscal en el Primer Grado (delito grave de clase B), Fraude Fiscal en el Segundo Grado (delito grave de clase C), Lavado de Dinero en el Segundo Grado (un delito grave de clase C) y Conspiración en el Cuarto Grado (un delito grave de clase E), por su participación en la operación de tráfico de cigarrillos sin impuestos:

Iyas Leqyanya, 43 años de edad – de Staten Island, NY

Ihab Jaber, 48 años de edad – de Staten Island, NY

Rana Abdelqader, años de edad – de Staten Island, NY

Hasan Leqyanya, 26 años de edad – de Staten Island, NY

Hansraj Deonarain, a.k.a. “RICK,” 42 años de edad – de Queens, NY

Mohamed Alzowkari, a.k.a. “RUSHDY,” 31 años de edad – de Staten Island, NY

Ali Ismail, 36 años de edad – de Staten Island, NY

Los cargos contra los acusados son simplemente acusaciones y los acusados se consideran inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal de justicia.

La investigación de la Fiscalia General fue dirigida por el Investigador de la Fuerza de Tareas contra el Crimen Organizado, Joseph Oliver, con la asistencia del Investigador de la OCTF Andrew Scala, bajo la supervisión del Investigador Supervisor de la OCTF Paul Grzegorski y el Investigador Principal Adjunto Christopher Vasta. La Oficina de Investigaciones es dirigida por el Jefe Dominick Zarrella.

La parte de la investigación de la policía de Nueva York fue dirigida por el Detective Christopher McDonnell y el Sargento Robert Olson.

Esta investigación incluyó una auditoría fiscal forense compleja, dirigida por la Investigadora Jefe de la Fuerza de Tarea de Cigarrillos del Departamento de Impuestos y Finanzas del Estado de Nueva York, Janet Mullins, con la asistencia del Auditor Fiscal Forense Robert Bergeson.

Además, durante esta investigación, OCTF y NYPD recibieron asistencia de la Policía del Estado de Virginia, específicamente del Agente Especial C. Scott Wade, del Grupo de Trabajo sobre Drogas de la Costa Este.

El caso está siendo procesado por los Fiscales Adjuntos de la OCTF, Brandi S. Kligman y Christopher S. Clark, bajo la supervisión del Jefe Adjunto de la Oficina, Diego Hernández. Nicole Keary es la Fiscal Adjunta a cargo de OCTF. Margaret Garnett es la Fiscal Ejecutiva Adjunta de Justicia Criminal.