Underwood Demanda Caseros De Queens Porevadar Más De $470,000 En Impuestos A La Propiedad Y Engañar A Inquilinos

Ram Cohen y Eldad Cohen fueron acusados de evadir ilegalmente el pago de más de $ 479,000 en los impuestos a la propiedad de la Ciudad de Nueva York al violar las reglas de exención de impuestos 421-a

Los demandados  también presuntamente engañaron a los inquilinos en torno a sus derechos según las leyes de estabilización de alquileres

QUEENS - La Fiscal General Barbara D. Underwood anunció hoy una demanda en la que se alega que Ram Cohen, Eldad Cohen y su compañía de bienes raíces ERC Holding, LLC se involucraron en un plan fraudulento de años para evitar pagar más de $479,000 en impuestos a la propiedad, manipular los contratos de arrendamiento de los inquilinos, engañar a las agencias reguladoras y sacar provecho de la venta de un edificio de apartamentos de 10 unidades en Fresh Meadows, Queens, basado en un alquiler falso. La demanda de la Fiscalía General busca impedir que Ram Cohen y Eldad Cohen hagan negocios en la industria de bienes raíces de Nueva York, y les exigen que paguen todos los impuestos a la propiedad y las ganancias de la venta del edificio, así como las multas y los costos civiles.

“Como alegamos, estos propietarios aseguraron fraudulentamente cientos de miles de dólares en exenciones fiscales al abusar ilegalmente de los programas 421-a y engañar a los inquilinos sobre sus derechos”, dijo la Fiscal General Underwood. “Tenemos tolerancia cero para los propietarios que intentan estafar a los reguladores y a sus propios inquilinos, y no dudaremos en procesar a aquellos que intentan llenar sus bolsillos a expensas de los neoyorquinos”.

Ram Cohen, Eldad Cohen y su compañía ERC Holding, LLC construyeron el edificio de apartamentos de 10 unidades en 71-44 160th Street, Fresh Meadows, Nueva York, de 2006 a 2009. Aplicaron en el Departamento de Preservación y Desarrollo de la Vivienda de la Ciudad de Nueva York (HPD) para una exención de impuestos según 421-a de la Ley del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, que reduce los impuestos a la propiedad para condominios y alquileres de nueva construcción elegibles. Si bien los Cohen tenían la intención inicial de convertir el edificio en un condominio, en 2009 decidieron operar el edificio como un alquiler.

Las reglas de exención de impuestos 421-a exigían que los Cohen obedecieran las leyes de estabilización de alquileres al alquilar apartamentos; sin embargo, la demanda de la Fiscalía General alega que nunca lo hicieron. En cambio, mientras recibían los beneficios fiscales 421-a durante cinco años, otorgaron a los inquilinos contratos no regulados, que no ofrecían ninguna de las protecciones garantizadas por las leyes de estabilización de alquileres. En 2014, la oficina de la Fiscal General ordenó a los Cohens que registraran los apartamentos en la División Estatal de Renovación de la Vivienda y la Comunidad (DHCR) y comenzaran a tratar a los inquilinos con la renta estabilizada, como se requiere para obtener el beneficio fiscal. Como se detalla en la demanda, los Cohens supuestamente continuaron con su fraude al hacer que pareciera que se estaban moviendo para cumplir con las leyes de estabilización de la renta, sin tratar realmente a sus inquilinos como renta estabilizada o registrar las rentas adecuadas.

La demanda alega además que los Cohen continuaron con su fraude al listar alquileres inflados en todos los contratos de arrendamiento, mientras que los inquilinos acordaban en un anexo separado pagar un alquiler más bajo. Los Cohens supuestamente mantuvieron en secreto a este tipo de renta más baja de las agencias reguladoras, los bancos y un posible comprador para que pareciera que el edificio era más valioso de lo que realmente era. Cuando los Cohen vendieron el edificio en 2016 por $3,750,000, nunca habían revelado las verdaderas rentas pagadas por los inquilinos al comprador o las agencias reguladoras.

La demanda también alega que los Cohens actualmente están ejecutando otro esquema fraudulento en el que pagan los salarios de sus empleados a través de una corporación registrada a nombre de un administrador de propiedades de otro edificio de Queens. En lugar de pagar a sus empleados directamente, con los impuestos de nómina retenidos, supuestamente pasan los salarios de los empleados a través de esta corporación fantasma, fuera de los libros.

La demanda de la Fiscalía General busca una orden judicial que prohíba a Ram Cohen, Eldad Cohen y ERC Holding, LLC hacer negocios en la industria de bienes raíces de Nueva York, una orden judicial que les prohíba ofrecer valores inmobiliarios para la venta en Nueva York, la devolución de todos los impuestos a la propiedad evadidos ilegalmente y las ganancias de la venta del edificio, las sanciones legales y los costos.

Durante años, la oficina de la Fiscal General ha centrado los esfuerzos de aplicación de la ley en hacer rendir cuentas a los propietarios por violar las reglas 421-a. El Programa de Cumplimiento de Impuestos de Bienes Raíces, una iniciativa conjunta de la Fiscal General, el Departamento de Preservación y Desarrollo de la Vivienda (HPD) de la Ciudad de Nueva York y la Unidad de Protección al Inquilino del Gobernador (TPU), comenzó en 2014 para garantizar que los propietarios de edificios que reciban los beneficios del 421-a cumplen con la ley.

“Aplaudo a la Fiscal General Underwood por encargarse de estos malos actores y poner a los propietarios en Nueva York en aviso de que no se tolerarán las prácticas engañosas. Esta demanda permite que tanto los propietarios como los inquilinos sepan que, si los propietarios abusan de las leyes de estabilización de alquileres que existen para proteger a los inquilinos, la Ciudad y el Estado utilizarán todos los recursos disponibles para hacerlos rendir cuentas”, dijo la Comisionada del Departamento de Preservación de la Vivienda y Desarrollo de la Ciudad de Nueva York, María Torres-Springer.

La Comisionada de Renovación de Hogares y Comunidades del Estado de Nueva York, Ruth Anne Visnauskas, dijo, “No tenemos tolerancia para los esquemas depredadores para subvertir los derechos y las protecciones de los inquilinos con alquileres regulados. Como parte de las actividades de cumplimiento coordinadas de la Unidad de Protección al Inquilino del Gobernador, el estado continúa trabajando con la oficina de la Fiscal General y las agencias reguladoras de la Ciudad de Nueva York para proteger los derechos de los inquilinos y la oferta de viviendas asequibles de Nueva York. Juntos continuaremos aplicando toda la fuerza de la ley para erradicar a los malos actores”.

Este caso fue manejado por la Asesora Principal de Ejecución de la Oficina de Finanzas de Bienes Raíces, Rachel Hannaford, el Jefe de Ejecución, Louis Solomon, y el Jefe de la Oficina, Brent Meltzer, bajo la supervisión de la Fiscal Adjunta Ejecutiva para la Justicia Económica, Manisha M. Sheth.

Groups audience: